SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956

Blogs

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

“¡Échate a “la pechalos albercoques y tira corriendo que viene el amo del bancal!”

Muchos de nosotros, los de más edad, quizás recordemos que nuestros paisanos más ancianos, usaban una curiosa palabra que todavía no hemos encontrado fuera de nuestro pueblo pecha", acompañada del artículo la, formando un sintagma nominal. Sobre todo podíamos oírla cuando hablaban de la época del hambre en la Posguerra y salían a los bancales a "recoger" cualquier fruto o legumbre que fuera comestible. ¿Sabéis qué significado tenía en el habla cagaldera la locución la pecha”? ¿Habéis oído o usado este curioso modismo?

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
De izquierda a derecha: en primer plano, José González, Pedro Gras Vera, Mercedes Martí Jover, reina de las Fallas de Elda 1960, Roque Calpena y sin identificar.

Finalizada la novena de la Fiestas Mayores de 1958, cuando en la sesión plenaria del 19 de septiembre de ese año, el alcalde de Elda Joaquín Campos Fernández manifestó su incompatibilidad para seguir desempeñando el cargo de alcalde-presidente del Ayuntamiento de Elda por haber sido nombrado director de un grupo escolar en la ciudad de Granada, donde iba a trasladarse a residir.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Portada de la primera revista de Moros y Cristianos (1945).

Un domingo 17 de septiembre, de hoy hace exactamente 75 años, tuvo lugar un acontecimiento que, cargado de un tremendo simbolismo, daría lugar a la fiesta más multitudinaria con la que contamos hoy en día los eldenses.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
El alcalde de Elda impone el escudo de oro de la ciudad al tenor eldense Evelio Esteve Mira a la finalización del homenaje organizado en septiembre de 1997 | Foto: Cruces-Ernes

Un lunes 15 de septiembre de 1997, hoy hace 22 años, Elda reconocía públicamente la trayectoria profesional de uno de sus grandes hombres del siglo XX: el tenor Evelio Esteve Mira.

A modo de breves notas biográficas, decir que nacido en Elda en mayo de 1932, debutó en 1957 en el teatro de la Zarzuela, iniciando una carrera profesional que le llevó a las principales plazas de ópera y zarzuela de España, saltando en 1965 a Sudamérica en el que con un amplio repertorio recorrió Colombia, Perú, Costa Rica y Venezuela. Al regreso a España continuó su intensa y exitosa vida profesional en diversas compañías líricas de ópera y zarzuela hasta la formación de la suya propia “Ases líricos”.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Una temporada más, este blog se pone en marcha para ofrecer a los lectores algunas de las novedades que las editoriales van a lanzar en estas próximas semanas. Ofreceremos en esta entrada varios enlaces donde se mencionan las novedades previstas, casi todas ya en imprenta.

El blog en sí prosigue, además, con sus bloques temáticos en marcha: El dinosaurio todavía estaba allí, referido al mundo de los microrrelatos, ya en sus últimas entregas y Locus amoenus, referido a esos temas inmortales que se conocen como tópicos literarios, también presentes en otras manifestaciones artísticas.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

El maltrato y abandono animal siguen vigentes en la actualidad. Es triste que en un país supuestamente desarrollado como este se den este tipo de prácticas, pero así es la realidad.

Alrededor de 300.000 animales se abandonan cada año en España, un dato lamentable y que convierte a este país en el primero en la lista en cuanto abandono animal en Europa. Un título deshonroso beneficiado también por las escasas leyes y penas que existen para defender semejante barbarie.

No obstante, son muchos los grupos y sectores que se mueven para promover ayudas y luchar contra este tipo de conductas. Una iniciativa es la APP gratuita Alerta Animal para denunciar el maltrato que sufren los animales.

Descubre la APP gratuita Alerta Animal

Esta APP fue llevada a cabo por el Observatorio de Justicia y Defensa Animal. Se trata de una aplicación pionera en Europa y que ya se utiliza en España.

El proceso para aprovechar esta útil herramienta es el siguiente:

Primer paso: el usuario entra en Google Play y descarga la aplicación "Alerta Animal"

Segundo paso: cuando se contemple el hecho de maltrato o de abandono manifiesto de un animal (cualquiera), el usuario toma la foto o el vídeo y da clic en la aplicación “Alerta Animal” y le sale la pestaña “Denunciar”. Se abre una ventana donde dice “cargar foto o vídeo”, se selecciona el material que evidencia el maltrato (puede hacerse una pequeña reseña escrita) y se pulsa “enviar".

En el siguiente podcast, te amplio más información sobre esta innovadora APP.

https://www.ivoox.com/episodio-11-descubre-app-alerta-animal-para-audios-mp3_rf_27038832_1.html

Hay aplicaciones muy útiles como esta que pueden ayudarnos en nuestra vida diaria. Existen algunas para denunciar este tipo de casos, otras para mejorar la salud, la productividad y la vida en general. Te iré descubriendo más en los siguientes artículos.

Mientras tanto, te invito a mi web www.rosapr.es para que sigas echando un vistazo a todo lo que se cuece en el mundo online.

¡Hasta la próxima!

 

 

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

El descubrimiento científico exige observación. Pero también requiere información y documentación. Pudiera parecer que el impulso, el instinto, es suficiente. Pero nada de eso. La inspiración es necesaria, pero no suficiente. En el caso de que la circunstancia recomiende, salirse de los moldes del esquema deductivo, en el que se mueve cualquier ámbito de conocimiento que tenga entidad (recordemos que un área de conocimiento nunca llegará al status de ciencia, de no disponer de un método deductivo, como maquinaria capaz de  generar nuevo conocimiento por aplicación de los principios en los que se define esa ciencia), no hay nada más útil, capaz de proporcionar ayuda efectiva y posibilitar el diseño de un camino que nos desvíe de las rutas convencionales, para descubrir algo nuevo, que conocer al detalle esos caminos convencionales, que ahora ponemos en entredicho. La casualidad, el azar, la inspiración suele “cazar” a los que están al pie del laboratorio, de la experimentación o de la reflexión, con mucha mayor asiduidad que la serendipia, que es un descubrimiento afortunado, inesperado, que se produce accidentalmente, cuando lo que se busca es otra cosa bien distinta.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Todos los días cuando estamos recogiendo los datos de un nuevo usuario y llegamos a la sustancia, se produce un fenómeno curioso, por una parte verbaliza un consumo muy inferior al real y por otra intentan hacer creer al profesional, que lo que está consumiendo, es prácticamente gratuito: !A mi me invitan!

 Está claro que si las cantidades fueran reales, no habrían  venido, porque cuando lo fueron, no vieron necesidad de pedir ayuda.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Algunos viejos cagalderos decían, con sorna, que el río Vinalopó, más que un río, era un escurrimble.

La palabra escurrimble, típica del habla eldense, en este contexto tiene el sentido de lo que en castellano general se llama ‘riachuelo’, ‘arroyo pequeño’ o ‘regato’, 'una corriente de agua de poco caudal'.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Este es un plato muy típico de la comarca del Medio Vinalopó, (Elda, Petrer, Novelda, Monóvar, Pinoso) Los rellenos, también denominados pelotas o faisuras, se cuecen en el caldo del cocido tradicional, y están elaborados mayoritariamente con carne picada, longanizas y pan rallado, aparte de otros ingredientes que a continuación detallo. Es habitual hacerlas el día de Navidad, y no pueden faltar en ninguna mesa, en las Fiestas Mayores de Elda, el día de la Virgen de la Salud, el 8 de septiembre.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

“Voy a arrociar la calle pa salirnos luego al fresquico”

Arrociar, arrogiar y rogiar, son términos utilizados en nuestra habla eldense para designar la acción de rociar o baldear la entrada de la puerta de la casa con la función de que ‘no se levante polvo y refrescar’.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

En vida, el hombre es elástico y evoluciona. Al momento de la muerte es rígido e inmutable. Las plantas al sol son flexibles y fibrosas pero perecen secas y resquebrajadas. Por ello lo elástico y flexible se asocia a la vida y lo rígido e inmutable da la mano a la muerte.

Lao-Tse

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Basilicata es una de las regiones más pequeñas y deshabitada de Italia, encontrándose bañada por los mares Tirreno y Lonio.

Su terreno es bastante montañoso y con abundantes colinas, siendo una zona muy propensa a los terremotos.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Recreación histórica de la villa de Elda a mediados del siglo XVI | Miguel A. Guill Ortega.

El 4 de septiembre de 1513 marcó un punto de inflexión en la historia de Elda. Aquella pequeña villa agrícola del sur del reino de Valencia, en la frontera con Castilla y con una abrumadora mayoritaria de población mudéjar que todavía hablaba la algarabía o el árabe dialectal, se regía por la Xara y la Sunna y rezaba en su mezquita mayor, dejaba de pertenecer al señorío de los Ruiz de Corella, condes de Cocentaina, en el que estaba integrada desde 1424, para pasar a manos de los Coloma Pérez-Calvillo, futuros condes de Elda.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir