SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

26 FEB 2021 Fundado en 1956

Blogs

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Antiguo convento capuchino de Biar convertido en Casa de Cultura municipal.

La historia de nuestros pueblos está llena de personas y personajes más o menos ilustres que por su vida y sus obras alcanzaron diverso grado de notoriedad. Pero también los hay, y mayoritarios, de mujeres y hombres anónimos, cuyos nombres y memoria permanecen perdidos u ocultos en archivos y documentos antiguos, a la espera de que los genealogistas, historiadores o investigadores los desempolven y “resuciten” otorgándoles un rayo de eternidad.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Una emulsión no es una espuma. En las emulsiones la fase dispersa está rodeada por una capa del emulsionante, que es líquida y forma glóbulos, poniendo en juego las fuerzas de absorción entre capas. La emulsión es, técnicamente, la dispersión de un líquido en otro no miscible con él. Un excelente ejemplo es la emulsión de aceite en agua. En cambio, en una espuma se dispersa un gas que forma burbujas. Se trata de la formación de un coloide, ya que el pequeño tamaño de las burbujas del gas condiciona el tamaño de las capas. Según el diccionario de la Lengua Española, espuma es una masa de burbujas que se forman en la superficie de los líquidos y se adhieren entre sí con más o menos consistencia.

En la formación de espumas intervienen muchos factores físicos y químicos. Se trata de lograr que el aire (u otro gas), sea capturado, normalmente, mediante medios mecánicos. Se forman masas de burbujas en la superficie de los líquidos y se adhieren originando burbujas con cierta consistencia. Esta es la diferencia con las burbujas formadas en la ebullición de algún líquido, común al cocinar, que se desprenden las burbujas formadas al alcanzar la superficie. La duración de las espumas es función del material espumante. En jabones las espumas son duraderas; los de aguas sucias también puede serlo, pero un líquido puro no las forma. Cuando agitamos un líquido como el agua se pueden formar espumas muy ocasionales, que si no desaparecen es indicador de que está contaminada en algún grado.

Las espumas nos acompañan en la vida cotidiana. Jabón y detergentes son ampliamente utilizados y tienen espumas duraderas, denominadas permanentes, mientras que las menos duraderas como la cerveza o bebidas espumosas se denominan transitorias. Hay otras clases mas de interés, como las denominados cemento en espuma, poliestireno expandido, etc. Las pompas de jabón que entusiasma a niños y mayores parten de una película que se forma en el anillo cuando lo sumergimos en agua jabonosa, que al soplar se convierte en una serie de burbujas. Jabón, glicerina y gelatina aumentan la viscosidad y otorgan mas consistencia a la burbuja. El jabón tiene las características de los materiales tensoactivos que integran una parte molecular repelente al agua y otra que es filohídrica y logran mayor estabilidad cuando están en la superficie, flotando, con la parte repulsiva al agua fuera de la superficie y la atractiva hacia dentro. Los fosfolípidos también tienen estas propiedades. Las cremas, el merengue, la espuma de la leche, etc, no contienen jabón, pero si proteínas que son tensoactivos.

La explicación física radica en que, de esta forma, se disminuye la tensión superficial, que por cierto, en el agua es de los más elevados conocidos. La explicación deriva de que esta magnitud física es un indicador de la energía que poseen las moléculas que están en una superficie en función de la cohesión con las moléculas vecinas. La superficie de un líquido se comporta como si se tratara de una membrana, de dos dimensiones.

Las aplicaciones de este hecho físico se concreta en muchos campos, como la flotación de metales y minerales en la industria. Hay una relación entre las propiedades de una espuma y el proceso de adsorción de un tensoactivo. Sin embargo, no todos los tensoactivos son promotores de espuma y los hay destinados a romperla, como las siliconas.

En otra esfera, la particular, la espuma puede reconfortar y multiplicar el atractivo de algún preparado. Hay una casa comercial que promueve la espuma bien hecha en el café. Pretende difundir lo que, hasta ahora era privativo de la modalidad capuccino. Se pretende popularizar el arte latte, propio de las cafeterías de postín en las que se logran auténticas obras de arte en la superficie del café. La leche para la espuma es vaporizada. El calor del café hace que la lactosa se intensifique y se realcen sabores y aromas. Batiendo la leche con unas varillas, que espuma más fácilmente a temperatura ambiente. Blanca, firme, brillante, homogénea adquiere volumen que hace la taza atractiva. Los efluvios del café se mezclan con los lácteos y su superficie es capaz de sostener, sin dificultad, cacao, canela o azúcar glacé que realzan la imagen. La suavidad de su tacto y la ligereza al paladar puede percibirse masticable si está bien preparada y se deshace en contacto con las papilas linguales, en una fusión genial con el café y sus genuinos componentes saporíferos. Una taza ancha permite expresar visualmente su elegancia. Las distintas preparaciones implican distintas proporciones de leche, café y espuma, aunque la capa de la última bien pudiera alcanzar la mitad del total. Cabe adecuarlo al gusto en las proporciones, personalizando los valores del gusto propios.

En un tiempo de rigurosos calores como el veraniego, se pueden preparar espumas de leche fría, para deleite de los sentidos. El café frío, como el caliente, se deja embellecer por las elegantes espumas. Y lo más grandioso es que es gratis. Nada adicional precisa, salvo la voluntad de conceder elegancia al café que nos acompaña. Son vestimentas gratuitas que nos deleitan.

 

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

No todos los procesos naturales son simples. En mecánica, el movimiento de un muelle, sometido a una fuerza de deformación sigue una ley, la de Hooke, que describe la reacción del muelle oponiéndose a la fuerza que actúa sobre él y que cuando deja de actuar, retorna a su posición original, recuperando su forma. Se dice que tiene un comportamiento lineal. Pero esto, solamente es cierto en el caso de que la fuerza sea pequeña, porque si es grande, el muelle se deforma definitivamente, pudiendo llegar a romperse y no volviendo jamás a la forma original, y este comportamiento se dice que es no lineal.

Con la luz ocurre algo similar. Si iluminamos con una radiación de baja intensidad un cristal, por ejemplo, transparente, si la intensidad de aquella es baja, el cristal transmite la radiación de forma proporcional a la intensidad. Pero si la intensidad de la radiación incidente es elevada, como ocurre cuando la fuente es un láser, entonces la transmisión no es lineal. Procesos muy conocidos, donde ocurre esto son, por ejemplo, el efecto Kerr, en que el índice de refracción no se comporta linealmente con la intensidad del haz incidente o el útil efecto Raman en que intervienen dos fotones y no uno, como en las espectroscopías convencionales o, también, los procesos multifotónicos en que concurren varios fotones para producir un efecto único.

Un proceso bien conocido es la denominada conversión paramétrica espontánea descendente, que es un proceso de fluorescencia, por tanto, emisión de radiación, en este caso no lineal, en el que un fotón de energía elevada se convierte en dos fotones de energía inferior, conservando la energía y el momento. Es una forma de producir fotones entrelazados que, como veremos, tienen un interés primordial en la computación cuántica. Hay muchos otros procesos de interés asociados a los procesos no lineales como la consecución de armónicos, es decir, radiación monocromática con frecuencia doble del haz incidente original, es decir, a partir de dos fotones, obtener uno con frecuencia doble. También del haz incidente, o a partir de tres fotones, lograr uno de frecuencia triple. Es el mismo procedimiento, hoy usual, de disponer de frecuencias láser en intervalos continuos, muy interesante para la espectroscopía láser, es decir, disponer de frecuencias láser para experimentación, de forma similar a los barridos convencionales en los espectrómetros convencionales. Es decir, a partir de una frecuencia, por ejemplo, de 350 nanometros, al hacerla incidir sobre un cristal birrefringente, podemos lograr tener frecuencias láser entre 220 y 2500 nanómetros a intervalos de centésima de nanómetro, por ejemplo. La alternativa, hasta el advenimiento de los osciladores paramétricos, era emplear láseres de colorante, que maneja productos cancerígenos, con el riesgo que conlleva.

El proceso no es nuevo, pero sí algunas de sus consecuencias. Fue observado ya en 1961 por Franken, que generó el segundo armónico óptico, pero el proceso de la oscilación paramétrica descendente corrió a cargo de. Klyshko y colaboradores, y DC Burnham y DL Weinberg, que experimentaron con la coherencia, es decir, igualdad de fase. La denominación de oscilación paramétrica descendente, describe una absorción por la red del cristal y una emisión de dos fotones en cascada al descender en energía y emitirlos, manteniendo su fase. La eficiencia del proceso es muy baja, como ya es familiar en el efecto Raman, que no se pudo observar hasta que se dispuso de fuentes de radiación potentes como el láser. Se estima que, por cada unos 10.000 millones de fotones, tan solo se puede obtener uno por este tipo de conversión. El cristal de Borato de Bario es un excelente material para lograr este efecto. Las trayectorias de los pares de fotones se sitúan dentro de unos conos, cuyos ejes están situados simétricamente con respecto al haz de la fuente o fotón incidente, de forma que la intersección de las dos secciones cónicas que envuelven los fotones de salida, es donde pueden estar los dos fotones simultáneamente, lo que desencadena el entrelazamiento de los dos fotones que tienen polarizaciones perpendiculares. Se ha observado el proceso en semiconductores accionados eléctricamente y es una forma muy interesante de llegar a obtener pares de fotones entrelazados.

A partir de uno de los fotones emitidos se puede delatar la presencia del otro, conocer sus característica y emplearlo en los experimentos. Recientemente, Urbasi Shina, ha descrito un mecanismo por el cual haciendo incidir el fotón original sobre una rendija triple, no solo doble como en el experimento más bello de la Física de todos los tiempos, cual fue el de la doble rendija en el que Young evidenció el comportamiento ondulatorio y la superposición como propiedad fundamental de la radiación y como propiedad contra-intuitiva y genuina del mundo cuántico. El perfil del fotón incidente en la rendija triple, es heredado por los fotones hijos y el fotón adopta un estado de superposición de qutrit, a partir de los estados base que producen las tres rendijas. En una arquitectura conveniente con las puertas lógicas apropiadas constituirán un ordenador cuántico funcional. La computación cuántica progresa. Estamos en alborada de una nueva época. Son los procesos básicos los que hacen avanzar la Ciencia. Los demás son problemas a resolver. No nos engañemos, por muchos intereses que hayan. La Ciencia básica es la que hace avanzar el mundo. Hoy se denomina innovación a cualquier cosa, pero las transcendentes, siguen siendo las fundamentales.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Estatua ecuestre de sir Hugh de Calveley en el castillo de Mont Orguel, en la isla de Jersey (Inglaterra)

Corría el año de Nuestro Señor de MCCCLXVII y trigésimo primero del reinado de Pedro IV de Aragón (1336-1387); la cruenta guerra entre Castilla y Aragón que había asolado las comarcas del Vinalopó un par de años atrás trasladaba su escenario a territorio castellano convertida ahora en una lucha fratricida entre Pedro I de Castilla y su hermanastro Enrique de Trástamara. Poco a poco las tierras del Vinalopó, tan castigadas por los ejércitos castellanos, iban recuperando su normalidad.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

 

Que Radio Clásica de RTVE es mi emisora de cabecera, creo que no debe suponer sorpresa alguna para nadie. La vengo escuchando desde que la señal comenzó a llegar con cierta nitidez a este Valle de Elda. En la radio del coche la llevo sintonizada de forma perenne. He aprendido mucho de sus realizadores, y he descubierto muchísima música, que dificilmente hubiera llegado a conocer y gozar, de no haber sido por Radio Clásica. No fueron pocas las grabaciones que registré en cassette.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

La Banda municipal de Elda con traje de gala, dirigida por el maestro Ramón Gorgé, en los jardines del Casino Eldense.

La fecha del 10 de agosto de 1900 quedó inscrita con letras de oro en los anales de la historia de la banda municipal de Elda y por extensión en la historia de nuestra ciudad, entonces villa. Hoy se cumplen 120 años del apoteósico triunfo eldense en el certamen veraniego de bandas de música de Alicante, en el año 1900.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Carmencín, Mili, Pepito y Encarni en un banco de la plaza de España. Se observa el muro de piedra que bordea el recinto. 14-IV-1957.

De nuevo no he podido resistir publicar algunas de las imágenes de este enclave tan singular que tantas vivencias, aventuras y recuerdos nos trae a nuestra mente.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

En febrero de 2019 y tras diez años de intentos infructuosos y gestiones varias al socaire de los cambios políticos, el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana publicaba la incoación de la finca del Poblet como Bien de Interés Cultural con la categoría de sitio histórico. Pero el interés por el Poblet viene de mucho más lejos. Nada más y nada menos que hace 41 años.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Juan Pérez, Conchi Romero y María Montesinos en la fuente, el día de la Virgen. Año 1956.

A pesar de mi despedida, estoy aquí de nuevo porque no he podido resistirme a compartir con vosotros nuevas imágenes de este singular enclave que es la plaza España y que, por razones de espacio y maquetación, no pude publicar en el anterior post. Dada la acogida que ha tenido esta plaza tan querida y que nos trae tan gratos recuerdos, ahí van nuevas fotografías siendo consciente de que en nuestras casas conservamos muchas más imágenes para el recuerdo.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

El viernes 31 de julio cumplió 90 años el tenor Pedro Lavirgen, nacido en la población cordobesa de Bujalance en 1930.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Plaza de España, septiembre 1965. Foto Lázaro.

El crecimiento urbano en las primeras décadas del siglo XX en Petrer se articuló en torno a dos vías claves en la vida del pueblo; por una parte, la calle Gabriel Payá (donde se ubicaban varios edificios significativos) y por otra Leopoldo Pardines (desde donde partía el Camino Viejo de Elda, que unía Petrer con la vecina localidad). La instalación de varias industrias zapateras en la calle Joaquín Poveda (entonces Pablo Iglesias) a modo de polígono industrial, provocó en poco tiempo un importante crecimiento de aquella zona. Así nacería la plaza de España.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Hoy os recomiendo "Hola buenos hábitos, adiós virus!! Autoras, Carla Luna, Amandine Ben y Carolina Navarrete, editado por Cometa Roja. Este libro explica de manera divertida cómo actuar frente a esta nueva situación del Covid-19.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

 


Día de Sant Jaume en el Xorret de l’Almadrava. Mari Celi Juan, Lolita Trigueros, Pascual Navarro, Sole García, Concha Corbí, Pilar Navarro, Carmen Ripoll y José Tortosa. Any 1958.

Fa ja alguns anys, els dies grans de vacacions eren els de Sant Jaume i Santa Ana, 25 i 26 de juliol, respectivament, a més del 18 de juliol que també era festiu. Eren dies grans, de molta festa i molt entranyables i els podem comparar a la nit de Nadal o al mateix 25 de desembre. Els nostres majors, els recorden com a dies molt especials i en parlar d'ells s'emocionen i els venen a la ment molts records i enyorances.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

La música siempre ha formado parte de la cultura e idiosincrasia eldense. Ya desde 1579 tenemos constancia documental de lo apreciado que eran los juglares y músicos eldenses en otros puntos de la geografía valenciana, como cuando, por ejemplo, eran llamados desde Orihuela para festejar el recibimiento y toma de posesión del nuevo gobernador. Pero junto con la música, el canto también ha sido otra de las aficiones intergeneracionales de los eldenses.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir