SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956

Blogs

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Estamos acostumbrados a ver en nuestras playas las mal llamadas algas. Digo mal llamadas porque la posidonia (Posidonia oceánica) es una planta perenne marina, que posee todos los elementos de un vegetal superior, lo que implica raíces, tallo, hojas, flores y frutos (sí, ¡frutos!) con semillas. 

Esta maravillosa planta, al igual que nuestros parientes los cetáceos, un día decidió volver al mar, donde la encontramos hasta los 40 metros de profundidad. En cuanto al límite superior, la posidonia puede colonizar zonas de muy poca profundidad llegando hasta la superficie si se trata de zonas sin oleaje, que es el determinante de este límite. El oleaje junto con la transparencia de las aguas (por dejar pasar más o menos luz), son los determinantes del tamaño y de la forma de la pradera. Necesitan aguas saladas y limpias, por lo que no se encuentran cerca de desembocaduras de ríos.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Con otros poetas de su generación en el homenaje a Machado en Colliure. Febrero de 1959

Cada año nos trae alguna conmemoración. En 2015 rememoramos el quinto centenario del nacimiento de santa Teresa de Jesús y también se cumplen 25 años de la muerte de un poeta irrepetible: Jaime Gil de Biedma. Con sesenta años y dos meses, y el reconocimiento unánime de la crítica con sólo cuatro libros de poemas, bastantes de ellos memorables, fallecía de sida el 8 de enero de 1990. Las personas del verbo, título que acoge el conjunto de toda su poesía, con sus escasas 150 páginas, ha sido uno de los libros más influyentes entre los poetas de las generaciones posteriores. 

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

La materia prima en la elaboración del vino es la uva. Su variedad, su tratamiento y su mezcla hacen de ella factores claves que influyen tanto en el sabor como en la calidad del vino. España es un país con una gran variedad de uvas autóctonas; esta pluralidad consigue que nuestros vinos adquieran una singularidad y un reconocimiento a nivel mundial por su gran clase.

Una de las grandes diferencias entre los vinos aparece en las uvas con los que se elaboran y en la piel de estas, las cuales consiguen generar una gran variedad de sabores y aromas.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Retention, or making low achieving students repeat a year, is one of the few areas where it is difficult to find a single study with a positive effect.

John Hattie

La repetición o no de curso suscita uno de los debates más vivos que afectan a cualquier medida del sistema educativo. Los argumentos a favor y en contra se suceden en un entorno en el que la investigación parece tropezar a la hora de contrastar y evaluar situaciones y circunstancias en busca de evidencias incontestables. Un entorno, así mismo, condicionado por incercias ante una práctica ampliamente extendida en países a nuestro alrededor.

Si bien países con buena valoración de sus sistemas educativos (algunos escandinavos, Japón, Corea...) no contemplan la repetición de curso, estos no son los casos más comunes. Además, donde se da, varían las condiciones en las que tiene lugar esa repetición, bien en función de la edad o la etapa, de su número, etcétera, y las medidas complementarias que se aplican junto a ella.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Precioso zapato de Stuart Weitzman

Hemos podido observar durante los días de campaña electoral para las elecciones municipales que, especialmente en las ciudades zapateras, casi todos reivindicaban una denominación de origen y la creación de un museo del calzado. Eso lo hemos leído en propuestas de algunos partidos políticos en Elche y Vall de Uxó, entre otros. Otras iniciativas abogaban por dar más protagonismo y dotación a museos existentes, son los casos de Alaior en Menorca, Inca en Mallorca, Arnedo, etcétera. Pero lo que más me ha llamado la atención es la creación de una denominación de origen para la fabricación del calzado con el fin de impulsar la industria, y lo sorprendente es que esas acciones deben hacerse arropadas por una Semana del Calzado y una Pasarela de moda y del calzado, es decir, algo así como hacer de la ciudad que lo propone la cuna y el paradigma del calzado. 

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Hace muchos años, setenta para ser exactos, daba sus primeros pasos en Elda una fiesta que, a pesar de contar con una gran antigüedad en el pueblo, los Moros y Cristianos había dejado de celebrarse por causas inciertas. Hizo falta una guerra para  que el sentimiento de tristeza que esta dejó entre la gente sirviese de revulsivo y permitiese recuperar ese espíritu jocoso e intrascendente que, en gran medida, forma parte de nuestro ADN.

Al mismo tiempo otra fiesta, esta vez la de fallas, pugnaba por abrirse paso desde nuestros barrios, alcanzando un buen grado de desarrollo en torno a los años 60 del pasado siglo. Pronto los partidarios de una y otra fueron creando cierto antagonismo entre ambas que llevó, en distintas ocasiones, a publicar en Valle de Elda artículos y cartas de los lectores posicionándose estos, como si de una batalla se tratara.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Castillo-Palacio de Elda visto desde Santa Ana

Poco podían imaginar los pioneros de la fiesta de Moros y Cristianos de Elda, allá por los primeros y duros años de la posguerra, el papel y la importancia que iba a tener esta celebración en nuestra ciudad 70 años después, a inicios del siglo XXI. Es evidente que, tanto para los partidarios como para los críticos de la dimensión que ha adquirido esta fiesta en la vida de Elda, se ha convertido en algo más que una manifestación del folklore popular. Es un auténtico referente y fenómeno local que moviliza personas y recursos durante todo el año festero, marcando con su propio calendario una parte importante de nuestra agenda anual. 

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Un día cualquiera de mayo o junio, llega el momento de hacer la Declaración de Renta, hay que rellenar el formulario, y tenemos unas casillas para la asignación tributaria.

Hay un par de casillas (Iglesia Católica y Fines Sociales), podemos marcar una de ellas, las dos o ninguna. Un instante de nuestras vidas, en medio del trámite de la Declaración de Renta, decide y marca la diferencia entre la realización de un programa de atención a personas sin hogar, la mejora de los servicios médicos en un país africano, un proyecto de protección del medio ambiente, el sostenimiento de las parroquias y actividades de la Iglesia Católica, o ninguna de estas cuestiones.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Portada del libro de Giradora de 1716

Después de dos semanas transitando por el subsuelo de Elda, propongo un cambio de tercio. Porque, más allá de monumentos, tradiciones o ruinas arqueológicas, el patrimonio histórico también está formado por documentos. Y es que el patrimonio documental es testimonio directo y precioso de la vida de nuestros antecesores en el valle que hoy ocupamos. 

Hace unos meses, Fernando Matallana utilizó acertadamente la expresión “tesoros de papel” para titular el dossier central del último número de la revista Alborada, dedicado a los principales documentos del Archivo Histórico Municipal de Elda. El libro de giradora de 1716 forma parte de ese tesoro colectivo. Durante años, esta joya de 42 x 27.5 cm. ha estado en un lamentable y pésimo estado de conservación que no permitía su consulta. Ante esa situación, ha sido restaurado recientemente, fruto de la colaboración entre el Ayuntamiento de Elda y el Instituto Valenciano de Conservación y Restauración de Bienes Culturales. El Museo del Calzado acogió el pasado 5 de mayo la presentación de los trabajos realizados sobre este documento. Visto el estado del libro antes y después de su paso por las manos de la restauradora eldense Cristina Valero Amat, creo que contamos con un claro y visible ejemplo en el que la ciencia de la restauración se ha puesto al servicio de la ciencia histórica y, por extensión, del patrimonio cultural. Durante casi dos meses, conjugando procedimientos técnicos y artesanales, se ha ganado la batalla contra microorganismos, roturas, pérdidas y manchas de humedad. En definitiva, se ha ganado la batalla a los efectos nocivos del paso del tiempo sobre el libro: se ha curado al enfermo y, además, se le ha rejuvenecido. Una pequeña parte de nuestro patrimonio se ha salvado.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Ejemplo detalle de un stand de la Feria del Calzado Eldense

Como continuación a la idea de fomentar de nuevo una Feria del Calzado local y tras la publicación en este blog de la primera parte de este planteamiento de futuro, se ha producido una lluvia de comentarios y adhesiones a esta posible Feria del Calzado Eldense. Posiblemente hayamos puesto el dedo en la llaga y esa incipiente iniciativa pudiera ser mayoritaria en el sentir de todos los eldenses. 

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

 

Parece mentira que con estos pocos ingredientes salga algo tan delicioso. Es muy sencillo de hacer, y en apenas unos minutos tendréis un riquísimo bizcocho de limón, queda muy tierno y jugoso. ¡Huele de maravilla y sabe mejor!

Ingredientes:

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
F. Crespo y Antonio Porta, Alcalde de Elda en 1959

Conozco desde hace mucho tiempo el mundo de la fiesta por participar en él de muchas formas. Creo que es un espacio creado por los ciudadanos para su solaz y para encauzar y mantener algunas de las tradiciones heredadas de sus antepasados. También he tenido ocasión, igualmente por múltiples vías, de conocer como son las fiestas en otros lugares y lo que es más importante, como se han venido desarrollando a lo largo del tiempo. Las fiestas, sean las que sean, pertenecen a la gente, a los pueblos y por ese motivo levantan tantas pasiones y entre ellas, florecen de vez en cuando intereses espurios de listos aventajados que, despreciando el trabajo y la buena fe de las personas, intentan manipular en su beneficio ese esfuerzo colectivo.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

 Dentro de una semana, en Elda vamos a celebrar nuestras fiestas de Moros y Cristianos, con música, ruidos fuertes como petardos y disparos de pólvora, cambios en la rutina de casa y de horarios. En definitiva, muchos estímulos y cambios para nuestras mascotas que no entienden que nosotros estemos de fiesta. ¿Cómo podemos minimizar estas alteraciones sin que afecten negativamente a nuestras mascotas?

Ruidos

Si vives en una zona por donde pasa la guerrilla o los desfiles y si tu perro o gato se esconde con miedo, tiembla y gime, te recomiendo que evites este sufrimiento alejando a la mascota del ruido, pero si no puedes, te recomiendo una serie de pautas para acostumbrarlo y adelantarnos al momento del ruido. 

Intenta crear una zona segura con agua, comida y cama lo mas alejada posible del ruido y acostumbrarlo a estar en este espacio con algunas semanas de antelación. Puedes animarlo a estar en esta zona con chuches o premios o con su juguete favorito. Y jugar un rato con el en este área cada día. El día que se produzca el ruido fuerte no se sentirá tan extraño y reduciremos su miedo. 

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Biblioteca Alberto Navarro de Elda

Bajo este título casi decimonónico, por el concepto geográfico, recojo el guante lanzado por Rafael Carcelén, en su blog sobre literatura y paso a dar mi opinión, insisto, siempre desde la perspectiva personal y de ciudadano de a pie, nunca como profesional de la lectura y menos como bibliotecario, para evitar mayores consecuencias.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir