SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

4 JUN 2020 Fundado en 1956

Blogs

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Carteles que anuncian la XI Quincena y Solidarizarte.

Como todo el mundo sabe, con octubre llegan las actividades de una Quincena cultural con una oferta siempre amplia y variada, este año dedicada al mundo del ajedrez; haciéndola coincidir además con una efeméride muy especial: el 75 aniversario del club eldense de ajedrez Ruy López, fundado en diciembre de 1941 y cuyo primer presidente, Felipe Navarro, además de un buen jugador y hermano del cronista y creador del semanario Valle de Elda Alberto Navarro, inició a muchos eldenses en el juego. El título de la Quincena, La apertura española, rinde homenaje precisamente al creador de dicha apertura en ajedrez, el zafrense Ruy López de Segura, primer campeón mundial oficioso en pleno siglo XVI y que da nombre al club.

Del 5 al 23 de octubre, los colectivos Octubre Negro y Gramática Parda, en colaboración con el club de ajedrez eldense, proponen un amplio espectro de actividades: en la habitual sección SOLIDARIZARTE, el jueves 6 se inaugurará una exposición  de 100 tableros de ajedrez decorados por artistas eldenses, a beneficio del grupo Abril y amenizará la velada el mago Alejandro y Cedric, con su espectáculo “Magia para menores de 90 años”. El sábado 15 se llevará a cabo Libros en la calle, en la Gran Avenida, con partidas de ajedrez “en la calle” durante toda la mañana y con participación libre de quien lo desee. Algo que se realizará el sábado siguiente, 22, en el Mercado central. El ajedrez estará presente también en un torneo infantil el domingo 16, o en el encuentro con jugadores del club Ruy López para hablar de su historia, el viernes 7 en Paurides, el espectáculo poético-ajedrecístico Jaque doble en la inmortal, el 13 en Le Ore, o la charla sobre las bondades del ajedrez y sus aplicaciones educativas, el viernes 21 en el colegio Padre Manjón.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Hablar, como escribir, sobre el vino rosado y pese al empeño que ponemos unos pocos, hoy día se me antoja como una batalla casi perdida, pese a que muchos discreparán de mi opinión, lo cual respeto porque hay opiniones para todos los gustos. La situación de este tipo de vino me hace recordar remontándome muchísimos años atrás, al olvido, desconocimiento y “cómo no” al desprestigio en que se vio sumido el vino blanco cuando se empezaron a conocer sus cualidades y a consumirse en cualquier local de copas, poco menos que nos observaban y nos tachaban de auténticos frikis a los que osábamos consumirlos.

Ahora observo la misma situación con el rosado, no aparecen en las cartas de vinos, salvo en unos pocos locales. Los proveedores especializados evitan hacer mención de ellos por temor a la negativa del cliente para su adquisición y, de esa manera, abocamos estos vinos a unas perspectivas que no ayudan para nada al trabajo que realizan muchas bodegas, debido sobre todo a la poca iniciativa de hacer llegar al público en general la calidad que atesoran los vinos rosado. No solo quiero cargar culpas sobre los comerciales que representan las diferentes marcas de vinos, también observo cierta dejadez en las propias bodegas, porque al cliente se le debe de llegar a través de diferentes medios como pueden ser orales, visuales o escritos,  y de esa manera lograr de una vez por todas hacerle un merecido hueco en el amplísimo mercado de los vinos.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Uno de los rasgos más definitorios de nuestra sociedad es la prisa, la velocidad a la hora de cumplir cualquier tarea (a veces de cualquier manera) como un criterio de éxito. Esta idea aparece también firmemente arraigada en la cultura y la práctica escolar, más allá de en los procesos de enseñanza y de aprendizaje en el propio funcionamiento del centro, incluso en el desarrollo de tareas burocráticas o administrativas cuya relación con el éxito o la mejora de dichos procesos resulta más que cuestionable.

Interrumpir la carrera en la que se convierte nuestra jornada de trabajo para mirar qué está pasando alrededor con calma, con una perspectiva, no parece ser un signo de nuestros tiempos. Se suceden las clases, las aulas, el alumnado y el profesorado, los conflictos, los temas con la angustia de si llegarán o no a concluirse, las evaluaciones y, sin embargo, cuánto nos cuesta pararnos, inmersos e inmersas en una hiperactividad que resentirá la salud, la paciencia e incluso la calidad de las prácticas nada ejemplares para desarrollar personas equilibradas, críticas, capaces de deliberar e inteligir, entender y entendernos con un cierto criterio, con una cierta conciencia.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

 

Evelio Esteve – As de la lírica, es una exposición sobre el cantante nacido en Elda en 1932, que desde la semana pasada se puede visitar en el Museo del Calzado.

Su dilatada y exitosa carrera como cantante en el mundo de la zarzuela, principalmente, no cuenta con una bibliografía mas o menos suficiente en publicaciones impresas, ni en internet. Sin duda, lo mas completo e interesante que se había publicado hasta ahora fue la biografía, firmada por el profesor e historiador José Luís Bazán, incluida en el programa de mano del homenaje que Evelio Esteve Mira se le tributó en Elda el 15 de septiembre de 1997.

La exposición, que ahora podemos visitar, aporta nuevos datos y  adquiere un valor supremo para todo aquel que esté interesado en estos temas.

Coincide hasta hoy viernes en la misma planta baja del museo, con la inaugurada el 1 de septiembre, donde se muestra todo lo que fueron los Festivales de Ópera de Elda, entre 1972 y 1978.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

El ya extinto verano y las vacaciones, solo supervivientes en algunas fotografías o vídeos o en vagos recuerdos, han dado paso al inicio del curso y la vuelta a lo que habitualmente llamamos rutina, una rutina rehusada por algunos y algunas o deseada por otras y otros, padres y madres podemos dar fe de ello.

Sea cual sea nuestra postura, lo cierto es que la vuelta a la escuela no debería pasar desapercibida sin reflexionar sobre su influencia para propiciar una educación que, reconocida como derecho en numerosos tratados internacionales y legislaciones nacionales, está llamada a dignificar a las personas y capacitarlas para su desarrollo pleno como individuos y su participación desde la igualdad de oportunidades en la sociedad.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Augusto Monterroso (1921-2003), autor de El Dinosaurio.

-EL DINOSAURIO TODAVÍA ESTABA ALLÍ-

Al leer este brevísimo relato de Augusto Monterroso, pueden pasar dos cosas: que uno no vea dónde está el interés o que su cabeza empiece a dar vueltas. Tenemos a alguien que se despierta y que, o bien antes de dormirse o bien durante el sueño, se ha topado con un dinosaurio. Al despertar, proceda de donde proceda, el animal sigue allí, prolongando la pesadilla. Además, ese “todavía” de la segunda oración aporta una enorme carga amenazante del animal a toda la escena. Como si el personaje, aunque le cueste creerlo, no hubiese podido deshacerse de él. Por insólito que sea todo aquí, podemos llegar a pensar que se trata de algo simbólico, abstracto, como esas pesadas cargas que llevamos encima y de las que no nos libramos tan fácilmente. Incluso, por la sintaxis y las elipsis en el texto, cabe interpretar que quien despierta es el propio dinosaurio, convertido así en personaje central del relato. Pero nada de todo esto se encuentra implícitamente en las siete palabras del microrrelato; y, sin embargo, como una cápsula vitaminada, apenas leído el texto toda nuestra imaginación se activa y empapa nuestro sensible territorio intelectual y emocional.

¿Cuál es la magia? Por escueto que sea un microrrelato, su enfoque sorpresivo y su esquematismo narrativo (no suele haber diálogos ni detalladas descripciones; el tiempo y el espacio en él se condensan al máximo; los personajes apenas si se esbozan, etc.) han de crearnos un efecto habitualmente inesperado (una inquietud más o menos colindante con la resignación en El dinosaurio). Pesa menos lo que se dice que lo que se oculta o simplemente se sugiere. Porque, además, no hay microrrelato que se precie que no exija nuestra colaboración activa, nuestra complicidad, para multiplicar o cerrar su sentido, según el caso. Esta invitación a formar parte de él le da ese toque de texto inacabado que tanto gusta a los exigentes y activos lectores de este género “chico” entre los narrativos. Y es que un buen microrrelato es la prueba palpable de que “menos es más”, utilizando el lema del minimalista Mies van der Rohe.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

-LO BUENO SI BREVE-

Joseph Joubert.

Así calificó Maurice Blanchot a Joseph Joubert (1754- 1824), alguien que murió sin publicar una sola línea de sus pensamientos. En 1838, Chateaubriand editará la primera Colección de pensamientos en cuyo Prefacio resalta que “podremos no estar de acuerdo con Joubert, pero ¿cómo abarcar el poder de su genio? Nunca pensamiento alguno había suscitado tantas dudas a la inteligencia, ni planteado cuestiones tan elevadas, ni inquietado tanto”. Y no le faltaba razón: lejos de las preocupaciones teológicas o del festivo cinismo de los moralistas que le precedieron (Pascal, La Bruyère, La Rochefoucauld…), su visión sobresale por la natural y sutil  penetración desplegadas ante cualquier tema tratado, siempre con un estilo sencillo y transparente, en las antípodas de aquellos. Su obra, vista con perspectiva, puente entre dos siglos, entre el neoclasicismo y el romanticismo, es la de un prerromántico que abona el terreno para la incorporación de la lengua francesa a la literatura contemporánea.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Aunque es sumamente conocida y consumida por una gran parte de la población, esta bebida cuenta con una historia que nos puede llevar hasta el año 2.000 a.C., donde se ha encontrado en una tablilla sumeria unas anotaciones que contenían unas recetas de un médico que preparaba vinos aromatizados.

La palabra vermut tiene su procedencia de wermouth, la cual a su vez procede de wermut (“ajenjo”) y wermutwein (“vino de ajenjo”).

En la actualidad, salir a “tomar el vermut”, es la excusa para poder salir de casa y encontrarse con los amigos en la barra de un bar, acompañado de unos mejillones, unas olivas rellenas o un pescadito frito.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

En verano es lo que más apetece, una ensalada de pasta bien fresquita. Además, podemos ir variando ingredientes y así hacer ensaladas totalmente distintas para no aburrirnos. El que hoy os propongo es un plato delicioso que seguramente os va a encantar.

Ingredientes (para 5 o 6 personas):

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

"Muy buenas noches, señoras y señores. Radiotelevisión Española, a través de Radio Nacional de España, transmite desde sus equipos instalados en el Teatro Cervantes de Elda. Les habla y les saluda cordialmente Juan Lluch (...)  Aquí en esta industrial ciudad de Elda se está desarrollando la V edición..."

Con esta palabras, apertura de la transmisión que Radio Nacional de España realizó en directo, desde el Teatro Cervantes de Elda el 12 de septiembre de 1976, de la ópera La boheme, se inicia el documental  videográfico presentado hace escasas semanas: "La Boheme 40 años de música-Nuestros Festivales de Ópera".

 De inmediato enlazan con la narración histórica en la voz de Miguel Barcala, previo preámbulo que reproducimos:

"El trabajo que ustedes van a ver a continuación, se realiza gracias al archivo que José Amat Jover realizó a lo largo de todos los años que están reflejados. Todo ello, sin lugar a dudas, por el amor y dedicación altruista como eldense.

Sin esta documentación, estamos seguros que la historia reflejada quedaría en el olvido, como tantas y tantas cosas acaecidas en nuestra ciudad.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

El año pasado por estas fechas la decisión del Ayuntamiento de Elda de suprimir la subvención presupuestada para la celebración del Concurso Internacional de Canto, organizado por ADOC, no estuvo exenta de polémica. Sobre todo en los ambientes políticos locales.

Ante la retirada de este apoyo económico la Asociación de Ópera y Conciertos de Elda decidió cancelar el concurso, aún cuando  hacía meses que se había convocado. Por tal razón la subvención que la Diputación Provincial tenía asignada para este acontecimiento fue amortizada.

No es este un caso único en España, pues han sido varios los concursos de canto que en los últimos años han desaparecido o están en "la nevera", utilizando un término político actual, esperando que les lleguen vientos favorables.

Además del de Elda, otros cinco concursos de canto han enmudecido en fechas recientes en nuestro país.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Yves-Bonnefoy (1923-2016).

Responde este título a una doble intención: por una parte, es un guiño al poeta francés Yves Bonnefoy, en concreto a uno de sus mejores libros -Principio y fin de la nieve-, fallecido el pasado 1 de julio y de quien hablaré en la segunda parte de esta entrada. Por otra, cada año, con la llegada de septiembre se cierra un ciclo a la vez que otro comienza, acaba un curso y se inicia otro, con ilusiones y propuestas renovadas tras el merecido descanso estival. De igual modo, este blog retoma su actividad y para esta temporada la continuidad y la novedad están garantizadas. 

Continuaremos donde lo dejamos en junio: informando de eventos importantes referidos al mundo de los libros, la lectura y la literatura, o proponiendo el análisis de temas y noticias  importantes que con ellos tengan que ver. De hecho, ya hay previstas al menos tres presentaciones de libros en nuestra ciudad en los dos meses próximos. Además proseguiremos con el bloque inacabado Lo bueno si breve, presentando a algunos de los mejores aforistas de estos últimos doscientos años. 

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

 

Es bastante probable que el presente artículo quede bastante incompleto en su redacción, bien por falta de nombres de personas o lugares, pero he querido acercarme durante las Fiestas Mayores de Elda a una tradición que nos acompañó durante muchísimos años, se trata como todos los lectores suponen del popular “mezclaíco“. Tan importante como este son los famosos rellenos o pelotas con caldo, los boquerones fritos, las almendras tostadas y las gambas rebozadas.

El “mezclaíco”, según me cuentan, no es tan antiguo como nuestras fiestas, pero ha adquirido una importancia crucial durante su celebración, ganándose un lugar privilegiado dentro de estas.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

¿Juego de palabras desvirtuado por el abuso o por el interés de la mercadotecnia educativa o competencia clave, fundamental, según las orientaciones de la Unión Europea  para el desarrollo personal, social y profesional de las personas? Tal vez un poco de ambos, según el contexto en el que aparezca pero un elemento de enorme actualidad por su imbricación en la enseñanza y el aprendizaje, en el sistema educativo y en el progreso de nuestras sociedades.

Lo que entendemos por aprender a aprender está envuelto por una gran complejidad que abarca desde las habilidades para comenzar y continuar aprendiendo de manera autónoma de forma eficaz y acorde a nuestras necesidades en todos los ámbitos. Esto ha llevado a considerar una primera dimensión de "adquisición de las capacidades intelectuales, emocionales y físicas" y de las estrategias para desarrollarlas.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir