SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956

Blogs

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Barrio de la Huerta Nueva con modernas construcciones industriales invadiendo los terrenos de labor. Año 1950

La ciudad de Elda en los años 30 del siglo pasado ya estaba totalmente consolidada como una puntera población zapatera. Las más importantes industrias de la provincia estaban instaladas en Elda, y nuestra ciudad surgía como una claro referente de riqueza y trabajo. 

Destacamos hoy unos escritos de la época publicados en El Cronista, con motivo de un homenaje a la figura de Castelar en septiembre de 1932:

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Alejandro Jacobo y Joaquín Juan al inicio de la presentación

El pasado jueves 19 de noviembre se presentó en el vestíbulo del Teatro Castelar el poemario Anfitriones de una derrota infinita, último libro del profesor, crítico literario y poeta nacido en Novelda, Joaquín Juan Penalva. En la excelente presentación, Alejandro Jacobo Egea, poeta eldense, amigo y compañero en la Universidad de Alicante del autor, destacó las dos líneas de fuerza que atraviesan el libro: el culturalismo, en tanto que fórmula de desdoblamiento del yo para expresar los propios sentimientos y la veta experiencial, que le permite al poeta transmitirnos sus vivencias cotidianas mostrándonos un sujeto en constante disolución y que busca una nueva identidad tras las continuas derrotas a las que le somete la vida misma. Tras las palabras de Alejandro y el autor, se llevó a cabo una lectura de poemas del libro a cargo de Reme Páez, Joaquín Juan y yo mismo, acompañados a la guitarra por el emotivo virtuosismo del  maestro Pepe Payá.

En la onda machadiana de que se canta lo que se pierde, el tema central del libro es la plasmación del sentimiento de pérdida o fracaso ante lo que ya es imposible de conseguir o recuperar. En esa nostalgia y en ese anhelo por  lo perdido se ubican los referentes culturalistas de algunas ciudades (Venecia, Madrid, Lisboa, etcétera), el mundo del cine o la propia literatura. Unos referentes que sostienen -con esa dignidad que menciona la cita previa de Borges a todo el libro- las ruinas del imaginario sentimental y cultural del poeta. Escritos con un lenguaje directo, coloquial y preciso, y una concisión que invita a la meditación tras su lectura, los 31 poemas que componen el libro no eluden la ironía o el aforismo lapidario en momentos decisivos.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Bodegas Bocopa  se constituye en 1987. Es cuando ese año un grupo de bodegas cooperativas de la zona se unen para lograr una mejor comercialización de todas sus producciones. Una de las primeras decisiones más importantes fue el dejar a un lado las ventas de vinos a granel y orientar sus ventas en el vino embotellado, dando un impulso y una mayor salida a gran parte de la producción de todas las bodegas asociadas.

En la actualidad, las cooperativas que integran las bodegas BOCOPA son las siguientes:

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Esta semana hemos vuelto a ver un caso que se suele repetir con frecuencia como es el la obstrucción por un objeto extraño, que en este caso era una pelota de goma dura. Esta pelota la sacamos del estómago de un perro mediano tras una intervención quirúrgica en nuestra clínica. 

Nuestros perros y gatos pueden ingerir objetos como huesos, pelotas, bolsas de plástico, anzuelos, trozos de juguetes, papeles, diferentes prendas de ropa. Todos ellos los consideraremos cuerpos extraños y son ejemplos de objetos que he tenido que extraer en algún momento, a lo largo de estos años ejerciendo como veterinario. 

Candidatos: 

  • Perros muy nerviosos jugando, perros con problemas de ansiedad cuando se quedan solos, perros con miedo a que les quitemos objetos de la boca.  
  • Perros con problemas de dolor de estomago.
  • Cachorros en aprendizaje. 
  • Perros que pasean por zonas donde se pesca, mascotas que viven en casa donde se cose o se trabaja con hilos o agujas. 
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Presentación del libro en el Casino. El autor, con Esther Navarro e Iván Obrador

El pasado jueves, 5 de noviembre, se presentó en el Casino Eldense la última novela de Manuel Mira Candel, El olivo que no ardió en Salónica. Al hilo de las preguntas, y los vídeos, que Esther Navarro e Iván Obrador iban deshilvanando en un acto sencillo y entrañable, el autor  fue desvelando varias claves, tan certeras como estimulantes, para entender la historia de la familia Carasso, fundadora del imperio Danone, y cuyo devenir va sustancialmente unido al del propio siglo XX, sobre todo en su primera mitad. Además de esto, y a poco que el lector esté atento, las fronteras entre la realidad y la ficción, entre la investigación y la narración, entre lo documentado y lo recreado, son aquí imperceptibles. Porque es tal la importancia otorgada a la verosimilitud en la novela (y lo remarcó Mira Candel en la presentación) que dichas fronteras se diluyen. A ello ayuda, sin duda, y también lo enfatizó el autor en el Casino, el hecho de que solo un periodista podría haber escrito esta novela.

Como periodista, Manuel Mira (Orihuela, 1945) fue redactor jefe y director de distintos periódicos, columnista y editorialista en ABC, Las Provincias o El Mundo. Una grave enfermedad le llevó en 2004 a dedicarse por entero a la literatura. Y ese mismo año se consagra como novelista al obtener el premio Azorín con El secreto de Orcelis. Después llegaron Ella era Islandia, Madre Tierra, El apeadero o Las zapatillas vietnamitas, antes de la que se acaba de presentar. Su interés como investigador le llevó a escribir Crónica de una transición, en torno a los orígenes de la Universidad de Alicante en consonancia con los de la situación política tras la dictadura o la biografía, no autorizada, Juan Roig, el emprendedor visionario.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
El pasado sábado se realizó en Elda un acto en recuerdo de las víctimas | Jesús Cruces.

Después de varios meses publicando cada semana artículos en el presente blog, esta semana me he visto en la obligación de modificar todo lo que tenía preparado. Estos días pasados supongo que para todos han sido impactantes. Tenía finalizado un artículo sobre “el brindis y su significado”. He decidido dejarlo para publicarlo cerca de las navidades, porque después de lo sucedido en nuestro vecino país pienso que por respeto debía de dejar de lado cualquier mención a la palabra brindis, porque la verdad es que no estamos para muchas fiestas y menos para alzar una copa y brindar.

Posiblemente los españoles, en especial los más mayores, somos a los que menos consigue impresionarnos cualquier atentado terrorista, debido a que los hemos estado viviendo desgraciadamente durante muchos años. Pese a todo, el impacto que nos produce ver a cualquier ser humano que ha perdido la vida por la violencia y el odio de otros, nos hace reflexionar y preguntarnos ¿Qué se ha hecho mal para llegar a esta situación? ¿Existe alguna solución? ¿Estamos seguros? ¿Cómo vamos a acabar? Y un sinfín de interrogantes que al final consiguen que te encuentres triste, desolado, desorientado y cuantos adjetivos quisiéramos añadir ante tan horrenda situación.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Se acerca el 25 de noviembre, Día internacional de la eliminación de la violencia de género, una fecha, por un lado, cada vez más presente en las agendas de nuestras ciudades y escuelas y, por otro, tristemente, una celebración aún pertinente. La prevención y la lucha contra la violencia de género se ponen una vez más de actualidad en torno este momento del año, algo que debería suceder después de cada muerte, cada acto despreciable de agresión, cada martillazo de un goteo que no cesa, día sí y día no, causándonos pérdidas irremplazables a todas y a todos, por más que nos acostumbremos, por más que se quiera ver a veces como algo esporádico o inevitable.

La escuela, en tanto que institución que forma parte de esta sociedad abatida por la lacra de la violencia de género adquiere una responsabilidad en su demolición cotidiana. Niños, niñas, jóvenes, permanecen en ella durante años, protagonistas de una educación que algo tendría que decir frente a ella. Quizás no se cuenten con todos los medios y herramientas deseables. Tampoco logramos sacudirnos de esa perniciosa idea de compartimentos educativos, de los reinos de taifas en que se convierten aulas, departamentos, ciclos, etapas... Son limitaciones importantes para la previsión de tiempos y espacios, de responsabilidades en el momento de afrontar algo tan transversal e imprescindible como una educación por la igualdad de derechos y oportunidades de todas las personas.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Esta semana os propongo un bizcocho excepcional, y es que la naranja con el chocolate hace una combinación perfecta. Además a la hora de elaborarlo le he añadido buttermilk o suero de mantequilla, lo que hace que esté mucho más tierno. Este suero de mantequilla podéis comprarlo o elaborarlo en casa, es muy sencillo, dentro de la receta explicaré cómo hacerlo.

Es un bizcocho ideal para celebrar una ocasión especial que tengáis. ¡Os encantará!

 

Ingredientes:

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

A menudo, cuando paseamos por cualquier calle, sea en una ciudad o en un minúsculo pueblo de cualquier geografía podemos observar en numerosas ocasiones como existen locales cerrados, en unos pone el cartel de se vende, en otros se alquila y en otros simplemente no se indica absolutamente nada, simplemente por el hecho de que el propietario no ve la necesidad de cederlo para cualquier actividad.

Pero dentro de cada uno de estos lugares se esconden historias que deben de ser guardadas y escritas para que las próximas generaciones las recuerden, porque en realidad forman parte de la historia de una ciudad, en este caso Elda. 

Voy a tratar de indagar por la parte a la cual dedico mi blog, a rescatar en el tiempo, a todos esos locales que de una forma u otra hayan dedicado sus tareas al ramo de la hostelería o que puedan haber tenido relación con esta y que hayan dejado una huella en nuestra querida ciudad.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Cuando disfrutamos de una taza de café no le encontramos nada especial, pero su disfrute suele resultar bastante diferente cuando su sabor y aspecto corresponden a la variedad de la planta con la que ha sido preparado, el lugar donde ha podido ser cultivado, la forma en que ha sido molido, el tueste y hasta el tipo de cafetera con el que ha sido preparado. Todo el que se precie de saber de cafés, tiene que reconocer que la cafeína es la principal culpable de ese pequeño placer que diariamente nos estimula y consigue ponernos en marcha a cualquier hora del día.

La cafeína actúa en nuestro cuerpo con un gran poder estimulante, logrando aumentar nuestra capacidad de concentración, nos motiva, disminuye la sensación de sueño, nos excita muscularmente y hasta consigue despejarnos la cabeza cuando nos encontramos cansados. Pero cuidado, crea dependencia física. Aunque se desconoce a partir de qué cantidad es perjudicial, entre otras causas debido a la absorción y efrectos en cada persona, las cuales difieren de unas a otras, ya sea por su constitución o también por su metabolismo.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Cerrábamos nuestro segundo capítulo dedicado al Teatro de la Zarzuela de Madrid con el dato de que en 1921 el coliseo fue convertido en pista de circo. Hacía ya algunos años que  este teatro programaba muy pocas representaciones del género que le daba nombre.  La fortuna en forma de desgracia quiso que las representaciones de zarzuela por vez primera en su historia estuvieran subvencionadas por el Estado.   

El cierre en 1925, en principio temporal aunque se dilató mas de cuarenta años, del Teatro Real de Madrid, por amenazar ruina, precisó que el gobierno presidido por el General Primo de Rivera buscase un escenario donde ofrecer las sesiones de ópera. Se llegó a un acuerdo con los empresarios del Teatro de la Zarzuela quedando allí constituido el Teatro Lírico Nacional. En tales circunstancias este era el coliseo más adecuado hasta que el Real reabriese sus puertas, lo cual no se produjo hasta 1966 y solo como sala de conciertos.

Dos temporadas completas duró el convenio. En la primera de ellas, la 1926-1927, se produjo el estreno de El Caserío, de Jesús Guridi, con libreto de Federico Romero y Guillermo Fernández Shaw, además de las reposiciones de La bruja y El rey que rabió, de Ruperto Chapí, Maruxa y Doña Francisquita, de Amadeo Vives, y algunas otras. De ópera se programaron Francesca de Riminí y Los cuentos de Hoffman.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
El prestigio nos avala

Hace escasamente cuatro meses cuando en estas mismas páginas se sugirió la idea de crear una exposición de zapatos de Elda desde nuestra ciudad, lo que llamamos "Una Feria de Calzado Eldense", no era más que una quimera, pues aunque muchas personas anhelaban los logros de  tiempos pasados, no dejaba de estar muy lejos hacerla realidad a corto plazo.

La idea cuajó especialmente en jóvenes de los municipios de Elda y Petrer que comprendieron de forma inmediata que la situación actual no es buena, que los cauces de comercialización y venta de calzados no llegan a los más pequeños, con menos recursos, y que de esta forma es muy difícil crecer.

Se creó un grupo en las redes sociales y pronto alcanzó más de 4.000 seguidores, pero eso no era lo importante, lo que se traslucía a través de los comentarios en la red, era que existía una gran frustración por lo que Elda llegó a significar en el mundo del calzado y la cada vez menos presencia en los foros nacionales e internacionales

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

El pasado viernes tuvo lugar en el salón de la Parroquia de San Francisco de Sales de nuestra ciudad una interesante charla de José José Gil, enfermero de la Unidad de Conductas Adictivas (UCA) de Elda referida a la adicción a las tecnologías y su efecto nocivo entre la población más joven como generador de dependencia, de aislamiento social y apartamiento de hábitos saludables y propios de esas edades y de falta de control sobre la propia conducta. La iniciativa de este encuentro, que contó con la asistencia de un nutrido número de adolescentes, se demostró muy oportuna ante el aumento de casos detectados y tratados desde la UCA de Elda, una de las que cuenta con personal especializado en este tipo de adicciones.

Varias son las ideas que merecen la pena destacarse desde el punto de vista de la educación, uno de los tres pilares de acción (junto a la familia y el sector sanitario) para afrontar un problema que amenaza con crecer en los próximos años y que, como se subrayó, habiendo pasado muy desapercibida desde todos ellos, solo desde hace poco tiempo está revelando de forma más notoria sus enormes riesgos.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

La esperanza de vida media en los gatos es de 12 a 15 años dependiendo de varias causas: su origen, es decir, si ha nacido en casa o en la calle; de la raza, ya que hay unas más predispuestas a determinadas enfermedades; del estilo de vida, es decir, si es un gato casero o de vida en el campo; si está castrado o esterilizado, etcétera.

El envejecimiento no es una enfermedad. Es un proceso vital que marca el comienzo de una nueva etapa de la vida de nuestro gato y podemos observar una serie de cambios en el organismo que consideraremos como una adaptación a esta etapa de la vida y otros que no lo son tanto.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir