SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956

Blogs

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Corrían los primeros días del año de 1879, la villa de Elda y al igual que el resto del país retomaba la estabilidad política tras la restauración de Alfonso XII. Normalidad que permitió celebrar las tradicionales fiestas de Moros y Cristianos en honor a San Antonio Abad.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Logotipos de la marca "Calzados X" junto con el industrial Pablo Guarinos Juan.

Pablo Guarinos Juan fue un industrial muy conocido y prestigiado en la primera parte del siglo XX.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Primeros festeros de la Fiesta eldense 1944.

Como estaba previsto, nos encontramos en estos primeros días del mes de enero del año 2019 dispuestos a comenzar la celebración del 75 aniversario de la restauración en Elda de la Fiesta de Moros y Cristianos. Lógicamente la celebración va a tener un comienzo institucional, como no podía ser de otro modo, y por ello el domingo día 13 de enero está previsto que tenga lugar una Gala de apertura de este aniversario en el Teatro Castelar a las 18 horas. Será un acto sencillo donde al acta institucional de Junta Central para la aprobación de esta celebración, se unirán los discursos del presidente de Junta Central, del presidente de la Diputación de Alicante, especialmente invitado para la ocasión, y de nuestro Alcalde, que declarará solemnemente iniciada la apertura de tan grata efemérides. Un vídeo histórico sobre la evolución de nuestra Fiesta con unas primeras imágenes muy curiosas y un concierto de la banda Santa Cecilia con piezas emblemáticas de nuestra Fiesta completarán esta Gala inicial de la magna celebración festera.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Elda no siempre fue industrial, Elda también fue agrícola. La hoy industrial ciudad de Elda antes fue laboriosa villa agrícola. Y si algo caracterizo a aquella villa fue la feracidad de su huerta basada en el óptimo aprovechamiento del agua del río Vinalopó para regar sus campos.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

El próximo sábado 26 de noviembre, a las 19:30 horas, el escenario del Teatro Chapí de Villena acogerá la representación de ¿Quién es el señor Schmitt?, obra del dramaturgo y actor francés Sébastien Thiéry, versionada y dirigida por Sergio Peris-Mencheta y que cuenta en sus principales papeles con Javier Gutiérrez y Cristina Castaño.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Resulta de muy mal gusto observar como día sí y al otro también se maltrata de forma inmisericorde a algunas marcas de cervezas nacionales. Muchos defienden como únicas las que ellos consumen, dejando el resto al temible montón de cervezas de baja calidad; ocurre de igual manera con otras facetas de la vida, lo que ellos tratan es lo mejor en todos los aspectos, y los demás no cuentan.

Mi caso es bastante diferente con la cerveza, el resto por ahora no lo toco porque no es el caso. Para mí encontrar nuevos tipos y nuevas marcas de cervezas en el mercado, representa poder tener una nueva oportunidad de conocer algo novedoso y sacar nuevas conclusiones.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Vista del antiguo cementerio en 1939, en la que se aprecia perfectamente el perímetro que ocupó hasta su completa demolición en 1934.

Un sábado, 4 de enero de 1903, se procedía a la clausura del antiguo cementerio municipal y a la inauguración del nuevo camposanto eldense.

Desde que se prohibió el enterramiento regular de personas dentro de las iglesias y durante 86 años, entre 1815 y hasta enero de 1903, el cementerio eldense estuvo en las afueras de la población, en la confluencia de la antigua carretera nacional N-330 con el camino de Petrer, donde hoy se levanta la rotonda de las Fallas y el Jardín de la Concordia .

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

LOCUS AMOENUS

Emblema sobre un reloj antiguo.

¿Quién no ha sentido ni ha pensado alguna vez que el tiempo vuela, pasa deprisa, se nos escapa, huye… y no vuelve? Eso es lo que vienen a expresar los versos de Virgilio, en su Geórgicas III, 284, “Sed fugit interea, fugit inreparabile tempus ”, es decir, mientras el tiempo huye, huye de un modo irreparable . O cuando en el canto X de La Eneida , afirma con rotundidad que “breve e irreparable es el tiempo de la vida para todos”. Aunque ya Heráclito, cuatro siglos antes, había transmitido esa imagen del tiempo implacable, que pasa y no vuelve, en su imagen del río donde resulta imposible bañarse dos veces por no ser el mismo.

En esta y en la próxima entrada me propongo hablar de un tópico esencial en la Literatura, el tempus fugit , presente en todas las épocas y corrientes estéticas y que refleja el interés y la preocupación por el paso del tiempo del ser humano.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Situado sobre una peana de hormigón se encuentra, a la entrada del edificio de la Cámara de Calzado de Leon, una escultura en broce de un zapatero de silla con la siguiente leyenda: "A los hombres y mujeres forjadores de la industria leonesa del calzado".

La escultura se inauguro en septiembre de 1979 en las puertas del Centro de Convenciones de la ciudad de León y más tarde en enero de 2004 se trasladó a la entrada del nuevo edificio construido para la Cámara de la Industria del Calzado del Estado de Guanajuato, donde actualmente se ubica la sede provisional del Museo de la Piel y del Calzado.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Caricatura de Castelar, de T. Padró Pedret, aparecida en La Madeja Política (noviembre, 1873), donde aparece el tribuno eldense sofocando las sublevaciones cantonalistas de Cartagena y carlistas de Navarra y Cataluña | Dominio público

Un aciago sábado 3 de enero de 1874, hoy hace 145 años, el eldense Emilio Castelar, a la sazón jefe del gobierno de la República Española, perdía la votación de la cuestión de confianza, a la que el gobierno presidido por él se había sometido, por 100 votos a favor y 120 en contra. Ante el resultado adverso Castelar presentó la dimisión y la presidencia de las Cortes inició las deliberaciones con los grupos políticos para que los partidos consensuaran el candidato que habría de sustituir a Castelar al frente de la República.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Corría el año de 1776, decimosexto año del reinado de Carlos III, cuarto monarca de la dinastía Borbón. Francisco Javier Arias-Dávila Centurión, IX conde de Puñonrostro y III marqués de Casasola era el titular del condado de Elda, como IX conde de Elda (1751-1783) y VII marqués de Noguera. Títulos a los que también unía el condado de Anna, como octavo conde.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

A principios de este año que se nos va, en concreto el 22 de enero, publicábamos un séptimo artículo de la serie dedicada a la zarzuela en el cine. Ciclo iniciado el 26 de mayo de 2015, y que fuimos alternando, con otros temas, muchos de ellos de actualidad en su momento.

Aquel artículo inicial de 2018, acababa con el párrafo siguiente:

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Cuando apenas han pasado unas horas del día de Navidad y en todos los hogares estamos celebrando la festividad del nacimiento de Jesús, me llega la triste y cruel noticia del fallecimiento de mi amigo José María Vera Rebato. No por esperado es menos triste y, como ocurre casi siempre con los seres queridos que sufren una larga y terminal enfermedad, no queremos asumir el fatal desenlace y confiamos siempre en la Divina Providencia, en el milagro que normalmente nunca llega. Con las lágrimas en los ojos y sin  recuperarme  del fuerte impacto. Sentado como estoy frente al ordenador fluyen los recuerdos de otros momentos y, con él, las palabras. El sector zapatero ha perdido un luchador que dignificó la profesión.

José María Vera recibió, hace algo más de un año, un homenaje en el Museo del Calzado, en el que, por parte de varias entidades e instituciones zapateras,  se le reconocían los muchos méritos que concurrían en su persona al servicio del diseño del calzado.  

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Es raro el día en que no escucho el lamento:

¿Por qué mi hijo me odia? en muchas ocasiones acompañado de lágrimas, culpabilidad e impotencia.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir