Imprimir
Visto: 2573
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

¡Por fin ha llegado! Hoy toca pizza, no sé qué tendrá pero a todo el mundo le gusta, desde los más pequeños a los más mayores. Existen infinidad de maneras diferentes de preparar la base para pizza, esta es una de las más fáciles. Por supuesto, después podéis cubrirla con vuestros ingredientes preferidos. 

En casa nos encanta la pizza casera.

Ingredientes:

Con estas cantidades os saldrán dos pizzas grandes.

Comenzaremos calentando el horno a máxima potencia 250º.

Elaboración con Thermomix:

 

Elaboración tradicional:

 

Ahora solo queda poner sobre la base de pizza, una capa de tomate frito, ingredientes a nuestro gusto, y queso, mucho queso. Podéis aderezarla con orégano o hierbas provenzales.

Meter en el horno y bajar la potencia a 225º, hornear hasta que esté doradita.

Como veréis en las fotos, yo las he hecho distintas, una es de verduras: cebolla, espárragos, tomates cherry (las cuales he horneado antes unos minutos para que queden más tiernas y pierdan un poco de agua antes de ponerlas sobre la pizza), aceitunas negras y anchoas. Y la otra, la he hecho de bacón, anchoas, huevo y rodajas de queso fresco mozzarella.

¡Espero que las disfrutéis!