SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956

Enología y hostelería

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Comienzo la redacción de este artículo y todavía continúo dudando si el título que le he querido dar es el más acertado.

Está finalizando el presente año y en pocas horas dará comienzo el 2016, todos queremos tener esperanza en cada uno de los sectores y deberes que desarrollamos, en mi caso el de la hostelería. Deseamos que ese pequeño incremento de trabajo que he venido observando en los pasados meses se mantenga o que siga en aumento. Supongo que el afán de cada uno es ser positivo, ese es mi caso, pero también debo de reconocer que ese optimismo que se debe de mantener en ocasiones se nos viene abajo, los motivos pueden ser por compañeros o amigos que realizan tareas en diferentes gremios y los observas abatidos, tristes, cabizbajos y sin alegría. Trato de sacarles una lectura positiva de lo que me comentan, quiero transmitirles otra actitud, cambiarles el modo en que ven las cosas, pero debo de reconocer que en la mayoría de las ocasiones soy incapaz de lograrlo.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

El brindis es el momento de una celebración en el que las personas invitadas levantan y entrechocan las copas, queriendo con ese gesto manifestar una felicitación por un fin conseguido o también para unos buenos deseos. Si preguntamos a cualquier estudioso de las etimologías, no estaría seguro del origen de esta palabra, aunque la mayoría llegan a la conclusión de que este término procede del alemán bringen, que significa “ofrecer”.

De su origen existen numerosas opiniones. Los sumerios tenían por costumbre cerrar tratos u acuerdos con una comida colectiva, dentro de la cual los implicados en el acto bebían todos de la misma copa.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

El pasado domingo día 13 de diciembre tuve la oportunidad de asistir en la vecina localidad de Novelda a la celebración anual de la Feria de la uva del Vinalopó. He de resaltar la perfecta organización del evento, como también los actos relacionados con el mismo, que dieron comienzo la noche anterior en la vecina localidad de Monforte del Cid con la celebración anticipada de las doce campanadas.

Es muy importante destacar el gran ambiente existente en los diferentes stands preparados para la ocasión, como así mismo la gran afluencia de público y la excelente armonía entre todos los asistentes, destacando la información que se nos facilitaba ante cualquier duda sobre este evento.

Tengo que agradecer a D. Francisco José Martinez Alted, alcalde de Novelda, y a D. José Bernabeu Cerdá, presidente de esta Denominación de Origen, por su tiempo y su amabilidad, aclarándome diversas dudas que tenía sobre las uvas que componen esta Denominación, como también de otros datos relacionados con ella.

Esta feria, como el resto de actos que se celebran en todas las localidades que conforman el valle de las uvas, es un homenaje a todos los recolectores y trabajadores de la uva de mesa, los cuales con su empeño y dedicación consiguen que el 31 de diciembre de cada año llegue esta fruta a las manos de casi todos los españoles.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Imagen del interior de la enoteca La Tendetta de Elda

Llegamos a las celebraciones de navidad y fin de año, todos tratamos de organizarnos ante estos eventos y es bastante probable que alguien nos diga: "tú vas a encargarte del vino". Lógicamente no te vas a negar, pero a continuación aparecen las preguntas que todos podríamos hacernos ante esa responsabilidad de quedar bien y de no fallar en unos acontecimientos tan importantes. Es posible que antes de cometer un error y asistir con un vino de una deficiente calidad tiremos de la tarjeta, compremos de una bodega o de una D.O. que todos conocen, y de esa manera dejemos contentos a los asistentes a la citada celebración. 

Desde mi punto de vista opino que esa decisión es del todo errónea, posiblemente no vamos a sorprender a nadie y es bastante probable que estemos gastando dinero de más a la hora de elegir un  vino que por su nombre o denominación creamos que es mejor que otro que sin ser tan conocido posea una calidad superior, porque quiero reincidir en mi apreciación “el precio de un vino no indica que su calidad sea superior a otro con un coste inferior”, simplemente existen unos costes que hacen que un vino incremente su precio a la hora de salir a la venta en el mercado.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Director Gerente Gaspar P. Tomás junto a José Julio González en los premios

Ni que decir tiene que la cita anual que se repite el último jueves de noviembre de cada año por parte de las Bodegas Bocopa, es todo un acontecimiento social. Este año con un nuevo marco, el nuevo Auditorio de la Diputación de Alicante, ADDA, espacio emblemático que está situado en el centro de la capital alicantina y al cual acudieron numerosos clientes, distribuidores, amigos y representantes de la hostelería y de la sociedad de nuestra provincia.

Este evento ha logrado consolidarse de la mano de Bocopa y que sea reconocido como la noche de los vinos de Alicante.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Bodegas Bocopa  se constituye en 1987. Es cuando ese año un grupo de bodegas cooperativas de la zona se unen para lograr una mejor comercialización de todas sus producciones. Una de las primeras decisiones más importantes fue el dejar a un lado las ventas de vinos a granel y orientar sus ventas en el vino embotellado, dando un impulso y una mayor salida a gran parte de la producción de todas las bodegas asociadas.

En la actualidad, las cooperativas que integran las bodegas BOCOPA son las siguientes:

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
El pasado sábado se realizó en Elda un acto en recuerdo de las víctimas | Jesús Cruces.

Después de varios meses publicando cada semana artículos en el presente blog, esta semana me he visto en la obligación de modificar todo lo que tenía preparado. Estos días pasados supongo que para todos han sido impactantes. Tenía finalizado un artículo sobre “el brindis y su significado”. He decidido dejarlo para publicarlo cerca de las navidades, porque después de lo sucedido en nuestro vecino país pienso que por respeto debía de dejar de lado cualquier mención a la palabra brindis, porque la verdad es que no estamos para muchas fiestas y menos para alzar una copa y brindar.

Posiblemente los españoles, en especial los más mayores, somos a los que menos consigue impresionarnos cualquier atentado terrorista, debido a que los hemos estado viviendo desgraciadamente durante muchos años. Pese a todo, el impacto que nos produce ver a cualquier ser humano que ha perdido la vida por la violencia y el odio de otros, nos hace reflexionar y preguntarnos ¿Qué se ha hecho mal para llegar a esta situación? ¿Existe alguna solución? ¿Estamos seguros? ¿Cómo vamos a acabar? Y un sinfín de interrogantes que al final consiguen que te encuentres triste, desolado, desorientado y cuantos adjetivos quisiéramos añadir ante tan horrenda situación.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

A menudo, cuando paseamos por cualquier calle, sea en una ciudad o en un minúsculo pueblo de cualquier geografía podemos observar en numerosas ocasiones como existen locales cerrados, en unos pone el cartel de se vende, en otros se alquila y en otros simplemente no se indica absolutamente nada, simplemente por el hecho de que el propietario no ve la necesidad de cederlo para cualquier actividad.

Pero dentro de cada uno de estos lugares se esconden historias que deben de ser guardadas y escritas para que las próximas generaciones las recuerden, porque en realidad forman parte de la historia de una ciudad, en este caso Elda. 

Voy a tratar de indagar por la parte a la cual dedico mi blog, a rescatar en el tiempo, a todos esos locales que de una forma u otra hayan dedicado sus tareas al ramo de la hostelería o que puedan haber tenido relación con esta y que hayan dejado una huella en nuestra querida ciudad.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Cuando disfrutamos de una taza de café no le encontramos nada especial, pero su disfrute suele resultar bastante diferente cuando su sabor y aspecto corresponden a la variedad de la planta con la que ha sido preparado, el lugar donde ha podido ser cultivado, la forma en que ha sido molido, el tueste y hasta el tipo de cafetera con el que ha sido preparado. Todo el que se precie de saber de cafés, tiene que reconocer que la cafeína es la principal culpable de ese pequeño placer que diariamente nos estimula y consigue ponernos en marcha a cualquier hora del día.

La cafeína actúa en nuestro cuerpo con un gran poder estimulante, logrando aumentar nuestra capacidad de concentración, nos motiva, disminuye la sensación de sueño, nos excita muscularmente y hasta consigue despejarnos la cabeza cuando nos encontramos cansados. Pero cuidado, crea dependencia física. Aunque se desconoce a partir de qué cantidad es perjudicial, entre otras causas debido a la absorción y efrectos en cada persona, las cuales difieren de unas a otras, ya sea por su constitución o también por su metabolismo.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Desde hace varios años, he venido observando cómo muchos clientes me solicitan diversos tipos de tés, además suelen consultarme la manera en que se deben de servir, con qué se pueden mezclar, etcétera. Lógicamente y ante tantas preguntas, me puse manos a la obra y realicé un pequeño aprendizaje sobre este producto. Lógicamente, adquirí con el paso del tiempo algunos conocimientos, los cuales quiero compartir con todos ustedes dentro de mis limitadas posibilidades, debido entre otras causas que el bar-cafetería que regento no está especializado en este tipo de bebidas como lo pueden estar las teterías, por ejemplo. Pese a todo, deseo que les sirvan a modo de introducción.

Acerca del autor

Autor: José J. González

Bienvenidos a mi blog sobre enología y hostelería. Llevo 23 años desarrollando la profesión de hostelería y me gustaría que este blog fuese un punto de encuentro para los lectores del Valle de Elda y de cualquier persona que quiera seguirnos. Para cualquier sugerencia podéis escribir al correo electrónico de esta redacción.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir