SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 624
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Colaboradores del número 60 de ALBORADA con familiares de Alberto Navarro | Jesús Cruces.

El pasado viernes, 23 de febrero, se presentó en la Biblioteca Alberto Navarro el número 60 de la Revista Alborada, correspondiente al año 2017 pero que, por diferentes motivos, su salida se ha ido retrasando hasta ahora. La elección de la Biblioteca, y de su directora Consuelo Poveda, para esta presentación no es arbitraria: en 2017 se cumplieron diez años de la inauguración del renovado edificio donde se alojan los libros de una biblioteca que, fundada en 1954 por Alberto Navarro, estuvo ubicada en el entonces salón de actos del colegio Padre Manjón. Además, se cumplía igualmente el décimo aniversario del fallecimiento de su fundador, precisamente unos días antes de que se inaugurase.

Por eso, una de las tres secciones de la Revista está dedicada a la Biblioteca y a quien le da nombre. En su Dossier, Gabriel Segura le dirige un afectuoso recuerdo y nos muestra la relevancia de Alberto Navarro como cronista de la ciudad desde 1951 hasta su muerte; Susana Esteve habla de su ingente labor al frente del semanario Valle de Elda desde 1957 y que precisamente en 2017 conmemoró su sexagésimo aniversario. Los artículos de Juan Vera y Miguel Campos, dedicados a la cadena humana que trasladó los libros de la Casa de Cultura al nuevo enclave en Padre Manjón o a las características de este espacio sociocultural por excelencia; los recuerdos de Vicente Vera en torno a la figura de Alberto o el breve trabajo dedicado a los cuatro álbumes de su legado, completan el Dossier.

Como viene siendo habitual, la sección dedicada a la Historia, Patrimonio y tradiciones eldenses es el más extenso, ocupando la mitad del volumen. Artículos que recogen la conmemoración del 60 aniversario del Centro Excursionista, a cargo de Antonio Juan y Miguel de Juan; los dedicados a los juegos de azar y su prohibición en el siglo XVI, de Miguel A. Guill; las Órdenes de juegos prohibidos en el Archivo de Elda, de Fernando Matallana, o el juego en el Casino, de Israel Ángel Castillo. La Reconstrucción virtual de la capilla del castillo en el siglo XV, de Vanessa Escobar, o las características del fresco colocado en el vestíbulo del Ayuntamiento, de Juan Carlos Márquez, nos hablan del arte y el patrimonio que nos llegan del pasado. Entre las curiosidades, el trabajo dedicado al fotógrafo Jean Laurent por Ernesto Navarro y Vicente Rico, el programa de fiestas de la Estación de Monóvar de 1948, escrito por Emilio Gisbert, el concurso literario organizado por las Juventudes socialistas (1929-1930), de Fernando Matallana, o tres trabajos más concienzudos: el dedicado al corral de tradición morisca en los Altitos del gordo, de Francisco F. Tordera; la implantación de la máquina de coser en la industria del calzado, de Miguel A. Guill y la Introducción al concepto de Plaza Mayor, de Manuel Guill.

Momento de la presentación de la revista en la 2ª planta de la Biblioteca | Jesús Cruces.

La última sección se destina a un conjunto misceláneo y de costumbrismo en el que se recogen los pregones de Juan Carlos Martínez Cañabate, de 2015, y el de Francis Valero, en 2017. Concha Maestre delinea la figura del actor y eterno galán eldense José Albert Graciá; José Miguel Bañón, que regresa a la revista que él mismo fundó, nos recuerda la enorme figura de Rafael Maestre, cuya prematura muerte nos privó de uno de los mayores conocedores del teatro clásico español. Miguel Barcala nos habla con pasión de la presentación que hizo de tres libros; Carlos Gutiérrez rememora los espacios eldenses de su infancia y adolescencia, inexistentes hoy; mientras Rodolfo Amat nos recuerda el tradicional interés del Santo Negro en los días de Pascua. Acaba este número con dos poemas de Maruja Ycardo y un texto de su hija Mari Cruz que expresa el anhelo por regresar a Elda y su entorno montañoso tras algún tiempo fuera de la ciudad.

En la presentación, Consuelo Poveda -además de desgranar detalladamente el contenido de este número- destacó su valor único, como cada uno de los números anteriores, y tuvo palabras de agradecimiento hacia la familia de Alberto Navarro y el reencuentro con uno de los fundadores de la revista, José Miguel Bañón. Por su parte, la concejala Nieves López ya señaló el día del anuncio de la presentación que se había apostado por un diseño “más sencillo y manejable” que en años anteriores. No en vano, sus 150 páginas contrastan con las casi 300 del número anterior. También informó que 250 de los 500 ejemplares de la revista se pondrán a la venta a partir del 1 de marzo al precio de 10 euros. Durante el acto de presentación del viernes, agradeció la colaboración y mencionó uno a uno a los 33 articulistas así como el destacado trabajo de Ernesto Navarro y Mercedes Candelas, de la Asociación Fotográfica de Elda, con fotografías para la portada y muchas otras distribuidas entre sus páginas.

Ilustración de Alberto Navarro, de la Plaza Castelar, incluida en este número de Alborada.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Acerca del autor

Autor: Rafael Carcelén

Además de disfrutar como maestro de escuela, me encanta escribir. Y leer. Y subir los montes alicantinos. Y jugar al ajedrez. Y… siempre me sigue apeteciendo aprender. Y segregar lo que aprendo -lo que vivo, lo que siento- en artículos, poemas y aforismos como éste: “¿Es imaginable la felicidad en un grano de pimienta?”

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir