Imprimir
Publicidad
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Los doctores Irene Esteve y Santiago Bernabeu en el centro junto a los auxiliares Cristina, Noemi, Javi y Desi | Jesús Cruces.

Hace ya cinco años que el doctor Santiago Bernabeu, graduado en Odontología por la Universidad de Valencia, cirujano implantólogo y estético, inauguró, fruto d un gran esfuerzo y mucho años de estudio, la Clínica Odontológica Bernabeu, situada en el barrio Estación de Elda, concretamente en la calle Ferrocarril, número 15. En aquel momento, su clínica solo constaba de un gabinete, equipado con las últimas novedades. Seis meses después, la afluencia de pacientes hizo indispensable la instalación de un nuevo box, continuando así la ampliación de este centro médico.

Pero la necesidad de los pacientes por especializaciones más concretas provocó la incorporación al equipo de la doctora Irene Esteve, graduada en Odontología por la Universidad de Valencia, Máster en Endodoncia, Ortodoncia y Pediatría.

Dos años después la expansión siguió su curso con la apertura de la Clínica Dental Esteber en el centro de Elda, ubicada en la Gran Avenida, número 11. En esta ocasión, se instalaron tres boxes, así como un avanzado equipo de radiodiagnóstico, apoyado por un avanzado equipamiento tecnológico que les permite realizar las últimasy más innovadoras técnicas dentales.


La doctora Esteve explicando técnicas de higiene a una paciente | Jesús Cruces.

Además, las Clínicas Dentales Esteber y Bernabeu se caracterizan por ser una empresa familiar, en la que se trabaja en un ambiente relajado que permite al paciente sentirse cómodo desde un primer momento.


Santiago Bernabeu mostrando un tratamiento con ayuda del TAC dental | Jesús Cruces.

Protecklab: el componente que faltaba

Con los años, estos especialistas se han hecho muy conocidos en la población tanto por el trato familiar y sus resultados, como por los precios tan competitivos que ofertan. Los doctores, dueños de sus propias clínicas y realizan todo el trabajo, por lo que no necesitan pagar a otros especialistas. Sin embargo, para mantener la nueva infraestructura y continuar con los mismos precios necesitaban dar un paso más, el cual ha sido abrir Proteklab, un laboratorio propio, donde se realizan todas las prótesis dentales, coronas, puentes, dentaduras postizas, aparatología de ortodoncia, etcétera.

El equipo de Proteklab dirige un laboratorio situado en la Finca Lacy de Elda, donde cuentan entre otras cosas, con un escaner 3D mediante el cual introducen una copia virtual de la boca del paciente en un ordenador, lo cual permite diseñar con un programa la prótesis fija en cuestión, que después se manda imprimir mediante unas fresadoras de última generación. El material por excelencia empleado es el zirconio, que tiene el mismo color que el diente y da una apariencia de total naturalidad. Este producto ha desbancado al metal ya que no presenta los problemas estéticos de las fundas, como eran los cuellos de metal o la apariencia grisácea por transparencia.

Flujo digital

Con todos estos avances, la comunicación entre odontólogos y protésicos es mucho más rápida y precisa. Ya no son necesarias las pesadas pruebas para asegurar que el trabajo quede bien, sino que al realizar prácticamente todo por ordenador, la eficiencia es muy alta. Gracias a su eficaz organización pueden, por ejemplo, poner todos los dientes de una arcada sobre cuatro implantes a una persona desdentada en solo dos días (los llamados “all-on-four”).


Imagen del encerado de una prótesis fija | Jesús Cruces.