SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Publicidad
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Esta empresa apuesta por la energía solar.

La energía solar fotovoltaica ha vuelto a España, y esta vez para quedarse. Tras varios años de absoluta parálisis en el sector a consecuencia de la moratoria del gobierno en el año 2012 que situó a España en el foco internacional como uno de los países con mayor inseguridad jurídica del mundo para invertir en renovables, el sector vive ahora una nueva época dorada.

Este nuevo "boom fotovoltaico" viene motivado principalmente por dos factores. El primero de ellos es que la tecnología ha alcanzado un nivel de madurez extraordinario, teniendo actualmente paneles fotovoltaicos que generan 4 veces más potencia y son un 80% más baratos que los fabricados hace una década. Esta reducción de costes ha supuesto que la energía solar haya pasado de ser una tecnología que en su día necesitó de subsidios por parte del gobierno para ser rentable, a tener un coste de producción menor que la mayoría de tecnologías de generación eléctrica.

El segundo factor es que España ha apostado decididamente por un nuevo modelo energético, aprobando una serie de Leyes y Reales Decretos que, entre otras cosas, han derogado algo que nunca debió aprobarse, el famoso peaje de respaldo (conocido popularmente como Impuesto al Sol), y han aprobado algo que lleva haciéndose años en la mayoría de los países europeos, permitir la venta a la red del excedente de energía producido en la instalación.

Bajo estas nuevas condiciones, el autoconsumo fotovoltaico se ha posicionado como una solución extraordinariamente rentable, especialmente para el sector industrial, donde la energía se consume en el mismo momento que se genera, evitando la necesidad de instalar baterías para almacenar energía para su posterior consumo, tal como sucede en el sector doméstico, pudiendo vender el excedente de energía producida en la instalación durante los fines de semana o el periodo vacacional, lo cual contribuye a reducir el plazo de amortización de la instalación.


Ampertec tiene un amplio equipo detrás para realizar su trabajo de forma eficiente.

De este modo, si teniendo en cuenta la inversión a realizar, se analiza la energía que producirá la instalación en los próximos 25 años, dejando por tanto de consumirla de la red eléctrica, el dato es impactante: estaremos generando nuestra energía a un coste de 2-3 céntimos de euro por kWh, frente a los 8-12 céntimos de euro por kWh del precio de mercado actual (y subiendo año tras año). De este modo, la industria obtiene una importante reducción en uno de los inputs más importantes en los procesos de producción, consiguiendo de esta forma una trazabilidad a largo plazo en el coste de la energía.

Ampertec Energy realiza proyectos llave en mano de instalaciones de autoconsumo para la industria: desde el diseño, construcción, legalización y gestiones ante las distintas administraciones para gestionar la venta de excedente de energía, hasta las soluciones de financiación bajo acuerdos específicos con bancos, para pagar con el ahorro en la factura eléctrica. Además, se ha posicionado como uno de los principales promotores a nivel nacional en el mercado de grandes plantas de conexión a red, con una cartera de proyectos en desarrollo de más de 1.000 MW, principalmente en  Alicante y Murcia, gracias a alianzas estratégicas con diversos fondos de inversión y multinacionales del sector de las renovables.

Comprometidos Socialmente

El primer proyecto de autoconsumo fotovoltaico que se llevará a cabo en 2020 es muy especial para Ampertec Energy, puesto que se trata de una instalación de 30kW que la empresa donará a ASPRODIS y que supondrá a la asociación una reducción en el coste de su partida energética de más de 6.000 euros anuales.

Principales Beneficios del Autoconsumo para la Industria

  • Destacable reducción del consumo y por tanto ahorro en la factura eléctrica.
  • Plazo de amortización comprendido entre 5 y 7 años para una instalación con una vida útil mínima de 30 años.
  • Reducción (o incluso supresión) de las penalizaciones por exceso de potencia.
  • Posibilidad de venta del excedente de energía producida y no consumida en la industria.
  • Uso de energía limpia y sostenible. Mejora de imagen corporativa.
[Noticias dentro final] Serlicoop enero 2020

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir