SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 1547
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Este fotógrafo eldense expone sus obras para recaudar fondos.

El fotógrafo y coordinador de viajes a escala internacional, el joven eldense Ramón Rico, expone una serie de fotografías realizadas en sus viajes por 15 países europeos, desde el 14 de abril, en la cafetería Cilantro, ubicada en la calle Maestro Ramón Gorgé, número 9, en Elda. La muestra se presentó por primera vez en la sala Electra de Madrid y se centra en mostrar "el arte en la calle", con la particularidad de que las imágenes se identifican por coordenadas en lugar de los clásicos títulos, lo cual nos permite ver cómo es esa calle y su estado en el momento actual.

La exposición estará un mes en Cilantro y tiene como objetivo recaudar fondos para subvencionar el viaje de Ramón Rico a Palestina, como fotógrafo miembro de Doctor Clown, cuya estancia se prolongará del 18 de abril al 3 de mayo.

La asociación Dr. Clown enviará a 18 de sus componentes a Palestina, dos de ellos de Elda, aunque la otra plaza estará financiada por el Rotary Club de Elda-Petrer. En Palestina realizarán un espectáculo de risoterapia en los campos de refugiados, orfanatos y hospitales para llevar una sonrisa a a los niños de estos lugares. El trabajo de Ramón Rico consistirá en captar en imágenes esos momentos.

Ramón Rico tiene 24 años, estudió Relaciones Públicas y Publicidad. Al terminar su carrera fue a Los Ángeles con una beca del Rotary Club de Elda, lo cual le permitió contactar con una agencia internacional encargada de organizar viajes de alto nivel. Rico comenzó a trabajar con esta agencia ubicada en Múnich y su primera misión consistió en realizar un tour por 13 países europeos  y hacer fotografías para mostrar que el arte está en las calles y ofrecer así la otra cara de los lugares más turísticos del planeta como París, Amsterdan, Amberes, Burdeos, Bruselas, Múnich o Biarritz, entre otros.

Rico ha viajado por todo el mundo tomando fotografías.

Rico habla tres idiomas, lo que le ha permitido moverse por medio mundo y vivir en los últimos años en Los Ángeles, Toulouse, Boston o Munich, aunque "nada se puede comparar al sol de Alicante", cuenta. En sus tours con turistas siempre hace de fotógrafo, trabajo que le gusta, pero también se encarga de hacer posible que los viajeros hagan realidad sus sueños como cerrar la tienda de Armani en los Campos Elíseos, tirarse desde un avión en Costa Rica, entrar al Estadio del Chicago Bulls, cenar en el Bernabéu o asistir a un espectáculo privado de flamenco.

Su capacidad de adaptación a las exigencias de sus clientes, le obligan a viajar continuamente, lo que requiere por su parte un gran esfuerzo físico y psicológico, pero también "te exige ser resolutivo, astuto, en definitiva conseguir por distintos medios el fin que desea el cliente y hacerles felices. Para ello paso de un país a otro, de forma que en ocasiones no tengo noción de dónde me despierto por la mañana, o cuando abro la cartera me encuentro con dinero de distintos países".

Los turistas que contratan sus servicios tienen un alto nivel económico y le "piden ir a lugares insólitos, practicar deportes, salir en las procesiones españolas o ir a correr toros, y aunque no siempre se les puede satisfacer, intento que todo lo que piden se haga realidad". 

Añade que "para sorprender al cliente necesito conocer los secretos de todas las ciudades, sus barrios y calles. Mi trabajo es descubrir la parte diferente de las ciudades. La gente busca experiencias distintas, aunque sea por unas horas. En Hungría llevamos a un pequeño grupo de turistas a bailar a una casa-cueva de gitanos, y les encantó. En París a comer caracoles al barrio judío de Le Marent o en Burdeos a probar el vino". Pero en este trabajo también aplican sus propias normas, límites que no se pueden pasar, con la ventaja de que Rico trabaja tres meses al año para esta agencia y esto le permite vivir el resto del año.

Actualmente, Ramón Rico vive con su hermana, la actriz Alba Rico en el barrio de Malasaña en Madrid, desde donde también se encarga de organizar visitas y viajes por su cuenta. Ahora mismo está preparando un campamento en Moliets Plage, en la región de Aquitania, y después irá tres meses a Los Ángeles para hacer un tour por Estados Unidos. Sus clientes  suelen viajar por los países europeos, Estados Unidos, México y Costa Rica, y suelen ser muy agradecidos.

Durante sus vacaciones procura visitar Elda y estar en contacto con sus amigos, pero "con mi modo de vida es difícil, incluso tener novia y, aunque me gusta lo que hago, no sé cuánto tiempo seguiré así". Esta empresa la conoció gracias a la beca que obtuvo cuando fue becado por el Rotary Club de Elda y su programa Jóvenes Destacados, que en su caso le dieron porque jugaba en el equipo absoluto de Papas la Muñeca con 16 años.

Etiquetas

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir