SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 2296
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Los trabajos se realizaron durante la mañana de ayer | Jesús Cruces.

La Concejalía de Mantenimiento de la ciudad ha tomado la decisión de retirar uno de los árboles de la plaza Sagrado Corazón, junto a la iglesia de Santa Ana, frente a la sede de la comparsa de los Realistas, por seguridad. Se trata de un chopo blanco con más de cuatro décadas con riesgo de caer y que medía más de cinco metros de altura. Es una zona muy transitada durante las fiestas de Moros y Cristianos al estar frente a La Aljafería, por lo que se ha decidido talar el árbol y eliminar así cualquier riesgo.

El ingeniero agrónomo del Ayuntamiento, Raimundo Martínez, ha explicado la enfermedad del escolitido, unas larvas que se comen la madera, había provocado  que el interior del chopo se encontrase hueco, lo que conllevaba un elevado riesgo de caída. De hecho, Martínez ha afirmado que “los vientos de la semana pasada lo podían haber derribado, ya no podíamos esperar más, no cuando los Moros y Cristianos están tan cerca y es un punto de encuentro para los Moros Realistas”.

La enfermedad había afectado desde las raíces hasta las ramas, y, aunque se había intentado tratar, no se ha podido hacer nada para salvar este ejemplar. Solo habían aguantado a petición de una vecina, quien por las tardes aparaba a la sombra del árbol, y lo había solicitado. De la misma forma, el otro chopo blanco de la plaza,  que se encuentra a solo unos metros de distancia, se encuentra en una situación muy similar, y los tratamientos ya no hacen efecto. Aunque se puede esperar, tarde o temprano se tendrá que talar. El problema es que sin árboles de río que necesitan humedad constante y si no la tienen pueden aparecer enfermedades.

El concejal responsable del área de Mantenimiento de la ciudad, Fernando Gómez, ha lamentado que ocurre algo similar con las palmeras de la ciudad: “Hay muchos ciudadanos que creen que no se las trata, pero no es cierto. Apostamos por múltiples métodos, algunos muy costosos, probamos todos los que nos llegan. Ahora planeamos invertir 5.000 euros en tratar 30 palmeras que sufren el picudo. En Elda existen 1.500 palmeras, el coste de tratarlas todas, si funcionase la nueva técnica, sería muy alto".


El árbol estaba hueco por dentro | Jesús Cruces.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir