Imprimir
Visto: 10034
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Los Moros Marroquíes fueron la única comparsa que pudo realizar el desfile y acabó empapada | Jesús Cruces.

La Entradica Mora comenzó ayer puntual y a medianoche las primeras escuadras de los Moros Marroquíes empezaron a desfilar, pero al poco tiempo apareció la terrible señal de la lluvia con la llegada de las primeras gotas. Los relámpagos terminaron de confirmar los peores presagios de festeros y público. A las 00:25 horas las gotas se convirtieron en un aguacero que obligó a la Junta Central a tomar la difícil decisión de cancelar el desfile. Si algo demostraron todos y cada uno de los festeros, así como el público, es que tienen ganas de fiesta y la lluvia no les asusta.

La comparsa de los Moros Marroquíes fue la única que pudo realizar el desfile completo, pues lejos de acobardarse por el agua, se creció y los comparsistas acabaron el desfile, eso sí, empapados y sin una agrupación musical, que decidió parar a causa de la tromba de agua, pues los instrumentos se pueden estropear. Sin música, los últimos comparsistas decidieron acabar el recorrido, pues se encontraban en la calle Juan Carlos I. Los Marroquíes desfilaron con valentía pese a la lluvia y agradecían con grandes sonrisas el aguante del público que, tratando de resguardarse, no cesaba de aplaudir a los cientos de festeros. Los Marroquíes tomaron la decisión de seguir según una máxima no escrita y es que si la lluvia comienza durante el desfile, este se acaba, aunque diluvie. Pero otra máxima en todas las poblaciones festeras es que los músicos mandan, y si estos deciden no tocar, pues sus instrumentos no se pueden mojar, el desfile se suspende.

Durante los primeros minutos de incertidumbre el cielo presagiaba lo peor, la gente del público miraba hacia arriba y al ver los relámpagos y la tormenta acercarse por el norte, repetían el dicho “Cuando Camara se enoja, Elda se moja”, como ocurrió finalmente.


Pese al chaparrón, los marroquíes desfilaron con normalidad, al son de las marchas moras | Jesús Cruces.

Tras los Marroquíes seguían los Moros Realistas, a quienes el chaparrón les pilló en el inicio del desfile, y tuvieron que parar a petición de Junta Central. Así acabó la Entradica Mora para no volver a comenzar, aunque tras unos minutos el aguacero cesó. De esta forma, Huestes del Cadí y Moros Musulmanes no llegaron ni a formar. En ese momento algunos festeros mostraron su malestar por la decisión de la Junta Central, pues la lluvia no los amedrentó y recalcaban que había sido para ellos una “pequeña” tormenta y que "habrían terminado sí o sí".

Estas tres comparsas moras, lejos de amilanarse a causa de la lluvia, desfilaron con alegría y hermandad, ya en pasacalles, para acompañar a sus respectivas capitanías. Realistas y Huestes se encaminaron hacia sus sedes, haciendo parte del recorrido del desfile, donde todavía aguantaba el público, que les gritaba y le animaba a seguir ya sin la lluvia. Las escuadras Realistas, aunque debían seguir al ritmo de marchas cristianas y pasodobles hasta salir del recorrido, se plantaron para exigir sus queridas marchas y pronto sus músicos cambiaron a las moras. La capitanía adulta no podía evitar las lágrimas ante la alegría y aguante de su comparsa, que seguía disfrutando pese a todo. Antes de acabar, la lluvia volvió, y con fuerza una vez más.

Por su parte, las Huestes del Cadí esperaron hasta salir del recorrido del desfile, al cruce de Jardines con Ortega y Gasset, para tocar su marcha mora Verde Cadí, que fue interpretada por un coro de un centenar de personas. Este era el primer acto en el que interpretan su nuevo himno.


La capitanía adulta realista no pudo evitar las lágrimas durante el pasacalles de vuelta | Jesús Cruces.

Moros Musulmanes al completo acompañó a su abanderada, Elena Tena, a casa, donde los casi mil festeros cantaron a una voz su himno, Elda Musulmana, para poner punto y final a una noche emocionante.

El presidente de Junta Central de Comparsas, Pedro García, tras tomar la dura decisión de cancelar este esperado desfile explicó que “comenzó a llover muy fuerte, y de haber seguido, las Huestes y Musulmanes no habrían podido terminar, pues volvió a diluviar”. Y es que, aunque poco antes de la 1 de la madrugada parecía que había amainado, la lluvia volvió con más fuerza para quedarse, y se mantuvo hasta pasadas las 2:30 de la madrugada y dejó las calles anegadas. Debido al horario de este acto, el desfile no se pudo atrasar más. Horas antes, los responsables de la Junta Central y los presidentes de las comparsas, esperanzados decidieron no suspender el acto, pues la lluvia había respetado a Elda durante toda la tarde.

Pero lejos de acabarse, la fiesta continuó en los más de 330 cuartelillos de la ciudad. Mientras que Realistas, Huestes del Cadí y Marroquíes abrieron sus cuartelillos para continuar la celebración, la fiesta de los Musulmanes tuvo que cancelarse, como anunciaron a través de redes sociales. 

Ahora Elda ya está en la recta final, y el próximo miércoles a las 23 horas llegará un momento muy esperado por los eldenses con el pregón de la periodista Pilar García desde lo alto del Castillo de Embajadas. Eljueves comenzarán oficialmente las fiestas con la Entrada de Bandas a las 20 horas en una abarrotada plaza de la Constitución. 

 

La Entradica Mora en imágenes

img_9501
img_9572
img_9577
img_9599
img_9635
img_9637
img_9640
img_9642
img_9648
img_9658
img_9661
img_9668
img_9680
img_9682
img_9684
img_9702
img_9706
img_9728
img_9732
img_9743
img_9746
img_9757
img_9761
img_9770
img_9783
img_9788
img_9808
img_9823
img_9831
img_9834
img_9844
img_9853
img_9857
img_9860
img_9862
img_9866
img_9869
img_9887
img_9896
img_9903
img_9906
img_9912
img_9924
img_9926
img_9937
img_9949
img_9963

Etiquetas