SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 1231
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

San Antón ha sido portado por la comparsa Zíngaros.

Los Moros y Cristianos son  alegría pero también devoción, así lo han demostrado esta mañana miles de festeros en el Traslado del Santo, que han arropado a San Antón en la salida de su ermita para dirigirse hacia la cercana iglesia de Santa Ana. El sol iluminaba con intensidad pero los festeros han sobrellevado el calor con alegría, con el sentimiento de que ya están en fiestas.

La jornada ha comenzado a las 10:30 horas con el acompañamiento del estandarte y cientos de disparos de arcabucería. Los tiradores de las nueve comparsas han devuelto a las calles de Elda el olor a pólvora, aroma de fiesta y celebración. Una hora después comenzaba el traslado  del santo anacoreta al ritmo de los pasodobles y las marchas cristianas.

Abría el recorrido el bando moro con Moros Realistas, Huestes del Cadí, Moros Musulmanes  y Moros Marroquíes. Seguía el bando de la cruz con Estudiantes, Contrabandistas, Cristianos, Piratas y Zíngaros, comparsa esta última encargada de portar a San Antón este año.  A la entrada del templo los arcabuceros han realizado disparos en honor a San Antón. 

Los actos oficiales de la mañana han concluido con una abarrotada iglesia de Santa Ana cantando a pleno pulmón y con puro sentimiento festero el pasodoble San Antón, que como es tradición ha sido interpretado por la centenaria AMCE Santa Cecilia.

Esta tarde, tras un merecido descanso para recuperar fuerzas en los cuartelillos, continúan los actos oficiales a las 19 horas con el Desfile Infantil. 


El Santo ha salido de su ermita arropado por los festeros. 

La Retreta llenó de color las calles de Elda

Miles de eldenses participaron anoche en el primer desfile oficial de las fiestas de Moros y Cristianos, la Retreta. Con los trajes oficiales de cada una de las nueve comparsas, las escuadras fueron abriéndose paso bajo la atenta mirada de multitud de público con paso firme, un acto que los festeros disfrutan al máximo como su primer desfile oficial. La Retreta tiene carácter informal, pero a la vez los festeros deben ir completamente uniformados, pues los trajes oficiales son obligatorios. Cada año este acto gana mayor vistosidad gracias a las coreografías de los bloques, que son el mayor atractivo de este desfile. Su paso despertaba el aplauso del público en una noche que no había hecho más que comenzar, pues tras el desfile la celebración continuó en los cuartelillos hasta bien entrada la madrugada.

Inició este desfile el bando moro, que abrieron los Moros Realistas, seguidos de Huestes del Cadí, Moros Musulmanes y Moros Marroquíes. Seguía el bando de la cruz con Estudiantes, Zíngaros, Contrabandistas, Cristianos y Piratas. Las capitanías se lucieron caminando a pie con sus trajes de guerrilla sobrios y elegantes, diseñados para este momento. El público aplaudió con entusiasmo a su paso.


El bloque de las Huestes desfiló con energía despertando el aplauso del público.

Noticias relacionadas

José Blanes: "La fiesta de Moros y Cristianos es un modo de vida"

Elda canta a la fiesta 

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir