SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

2 JUN 2020 Fundado en 1956
Visto: 12353

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Imagen de archivo de la sala de incubación del Hospital.

La Conselleria de Sanidad ha dado marcha atrás después de que las matronas y las familias mostraran su malestar con la orden de que los futuros papás no pudieran estar presentes en los partos como medida de seguridad ante el coronavirus. La consellera Ana Barceló anunciará mañana el cambio de las medidas durante el parto. Los padres podrán acompañar a las mujeres durante el proceso del nacimiento, cumpliendo, eso sí, con una serie de medidas. Las matronas lamentaban que las mujeres se quedaban solas en un momento de gran vulnerabilidad física y emocional y que "en muchos hospitales hay pocas matronas, los padres o acompañantes ejercen una labor muy importante, aparte del acompañamiento emocional".

Para acceder al hospital, se evaluará tanto a la embarazada como a su acompañante sobre la presencia de síntomas y la posibilidad de haber sido contagiado de coronavirus. Si el acompañante tiene síntomas o ha dado positivo, deberá regresar al domicilio pudiendo ser sustituido por otra persona y no podrá salir del centro hospitalario. 

El proceso de dilatación se realizará el máximo tiempo posible en la habitación asignada en planta de hospitalización. Cuando no sea viable, se realizará en la sala de dilatación manteniendo el máximo de garantías en ese entorno. La persona acompañante deberá utilizar mascarilla quirúrgica y extremar la higiene de manos, limitación de movimientos dentro de la habitación y abstenerse de tocar superficies.

En el paritorio, si la gestante se puede considerar como caso de COVID-19, el parto se llevará a cabo en habitación de aislamiento o paritorio designado a tal fin y la gestante llevará mascarilla quirúrgica y los profesionales sanitarios deberán utilizar EPI.  Si la mujer no presenta sintomatología sospechosa de COVID-19, el personal sanitario debe extremar las precauciones habituales, incluyendo el uso de mascarillas quirúrgicas. En ambos casos la persona acompañante deberá utilizar EPI y mantener la distancia de metro y medio del personal sanitario. Si fuese cesárea, no se permite la presencia de acompañante en quirófano.

[Noticias texto 3] Ayuntamiento Elda

Durante la hospitalización, se permite una única persona acompañante en la estancia en planta, solo si se cumplen las siguientes condiciones: no podrá salir de la habitación hasta el alta y se le facilitará alimentación por parte del hospital.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir