SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

7 AGO 2020 Fundado en 1956
Visto: 7466

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Solo se ha encontrado un impacto en el conducto de la chimenea de la casa.

Goyo Cano y su familia estaban cenando en la terraza de su casa de campo cuando escucharon cinco disparos a las 22:15 de la noche de ayer. Esta casa se encuentra a las afueras de la localidad, cerca del colegio Santo Negro. Uno de los disparos entró en el conducto de la chimenea y lo traspasó mientras que los otros cuatro no se sabe dónde impactaron. 

La Policía Nacional y la Unidad Científica acudieron al lugar cuando llamó la familia para denunciar el hecho. Una vez allí, encontraron cinco casquillos de bala en el arcén. Todavía siguen investigando el suceso ya que no han encontrado todavía las balas.

Goyo Cano explica que el calibre de los casquillos que encontraron es de nueve milímetros y comenta que, según la policía, "desde donde hicieron los disparos, a unos 350 o 400 metros de distancia, las balas solo habrían hundido la chapa de metal del tubo, pero no un agujero de entrada y otro de salida como han hecho. Eso solo puede haber sido una pistola con balas de alta precisión o un subfusil".

De momento, se desconoce la identidad de la persona que ha efectuado los disparos, si bien uno de los testigos vio una furgoneta parada en la carretera. Este testigo supone que "la persona que ha hecho esto no tiene el arma registrada legalmente porque si la tuviera, la Policía ya habría dado con el culpable".

Cano niega que tengan problemas con nadie y asegura que van a seguir con sus vidas con normalidad ya que "queremos pensar que ha sido un caso puntual, que un descerebrado ha comprado una pistola y ha querido probarla". 


Los disparos se produjeron a una distancia de entre 350 y 400 metros.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir