SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

26 SEP 2020 Fundado en 1956
Visto: 4832

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

La asociación se ha manifestado sin ser atendidos.

La Asociación de Locales de Ocio de Elda, ALOE, se ha concentrado esta mañana a las puertas del Ayuntamiento de Elda para exigirle al alcalde, Rubén Alfaro, que, después de varios meses sin escucharlos, “por lo menos nos atienda”, señala el presidente de la asociación, César Garijo, quien asegura que están molestos porque se sienten ignorados por el gobierno local, cuando están al borde del cierre y frente "a una situación de acoso y derribo del gobierno central hacia el sector nocturno". En las mascarillas que portaban se podía leer "Peligro. Ocio: Cultura. Extinción" y en su pancarta: "No somos los culpables, ¡ayudas ya!".

En su comunicado ALOE afirma que “este sector está en una grave situación, nos quieren lapidar y enterrarnos bajo tierra y lo están consiguiendo. El Ministerio de Sanidad y el Gobierno central hacen anuncios que estigmatizan al sector. Solo queremos que Alfaro nos escuche, ya que hace meses le enviamos un escrito para que nos atendiese y no hemos obtenido respuesta alguna”. A la vez critican el oportunismo en los buenos tiempos: “Antes del 14 de marzo en Elda todos sacábamos pecho por el resurgir del tardeo eldense cuando todo era gracias a iniciativas privadas, Alfaro nos dijo que su despacho estaría abierto ante cualquier situación y ahora, que lo necesitamos, solo pedimos que nos atienda”.

[Noticias dentro texto 2] Picara liquidación

Piden rebajas en los impuestos, “lo que han hecho muchos ayuntamientos: la extinción de la tasa de basuras para los negocios que cierran de forma obligada, la de la tasa de terrazas de forma indefinida y el estudio para la obtención de la licencia provisional como cafetería para poder abrir con todas las normas del sector hostelero. El ocio eldense es cultura, no somos culpables de la crisis sanitaria”, seguía Garijo.

El presidente de ALOE ha afirmado que llevan meses cerrados “y se siguen produciendo muertes y contagios, no somos los culpables, solo queremos abrir con seguridad, con una licencia de cafetería hasta que todo esto pase”. Concluye firmando que “solo pedimos que el gobierno de Alfaro nos escuche para poder trabajar”. Los pubs llevan en algunos casos seis meses cerrados, otros pudieron abrir solo unas semanas pero volvieron a bajar la persiana, "creo que es un tema de querer sentarse y hablarlo", señala Garijo. 

Tras la concentración, que ha durado apenas diez minutos y con distancia física, una pareja de agentes de la Policía Local ha acudido para pedirles la documentación para poder concentrarse o que se marchasen, algo que ha indignado a los miembros de ALOE: “No solo ni bajan a escucharnos cinco minutos sino que mandan a la policía para intentar multarnos, no hay derecho”, ha afirmado uno de los presentes.

 

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir