SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

18 ENE 2021 Fundado en 1956
Visto: 5288

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Blanca Graciá al piano.

La petrerense Blanca Graciá Rodríguez está estudiando su tercer año de carrera musical en la especialidad de piano en el conservatorio de la ciudad alemana de Colonia (Hochschule für Musik und Tanz). Esta joven inquieta ha presentado un proyecto al concurso Jóvenes Talentos que convoca Bankia, que debe votar el público, para acercar la ópera a la ciudadanía a través de conciertos en los que ella y un cantante explican el sentido de cada pieza. Para conocer su proyecto y votarlo, pueden entrar en este siguiente enlace.

Blanca ama la ópera y su sueño es continuar estudiando un Máster de Korrepetitor para ser pianista en los teatros de ópera y de lied para acompañamiento de cantantes.

Este año fue becada para formar parte del montaje de la Ópera ‘Don Giovanni’ de Mozart en el ‘Royal Conservatoire’ de Amberes desde enero hasta marzo. En este montaje trabajará en primera línea como Korrepetitor.

Blanca Graciá estudió primaria en el Colegio Santo Domingo Savio de Petrer y posteriormente Secundaria y Bachillerato en el IES Azorín. A la vez cursaba sus estudios musicales en el Conservatorio Profesional de Música Ana María Sánchez de Elda. Con 17 años se trasladó a Valencia tras ser admitida en el Conservatorio Superior de Música Joaquín Rodrigo para realizar el grado Superior de piano.

Nunca pensé que fuera a dedicarme al mundo de la música hasta que realmente tuve que decidir mi futuro y entonces no visualicé mi vida haciendo cualquier otra cosa diferente que no fuera tocar el piano. Desde ese momento la música forma parte de mi día a día. Los músicos sabemos que nuestra profesión es también un estilo de vida al que dedicas la mayoría de tu tiempo y muchísimo esfuerzo”, afirma.

La pandemia ha afectado a numerosos sectores, sobre todo al cultural: “En Alemania no podemos realizar conciertos ni planificar absolutamente nada, y cualquier cosa que tenemos en mente se cancela. Es un golpe duro teniendo en cuenta que muchos músicos viven de los conciertos y actuaciones. Además, sin proyectos de futuro la motivación y las ganas fallan. Aquí en Alemania no hay absolutamente nada disponible”, se lamenta.

Blanca ha solicitado la beca “Jóvenes Talentos” en la categoría de Cultura, un concurso donde se valora el talento y la calidad del proyecto presentado. “En mi caso, siempre he sentido que la música clásica caía cada vez más en el olvido, y tras tantos años de formación (14 años más máster y/o doctorado), me parecía realmente injusto”. Su proyecto gira en torno a la idea de acercar la ópera al público y que este no la sienta como algo elitista, “me gusta mucho la ópera y pensé que una atmósfera más cercana, espontánea y dinámica podría dar la vuelta a este concepto de elitismo que rodea al género clásico. Un gran amigo mío, Jesús Martínez, y yo, hemos realizado varios conciertos en el que aunamos diferentes géneros, siempre con la voz de él y yo en el piano. Intentamos rebajar activamente dicha atmósfera esforzándonos por hacer sentir al público como parte del proyecto. El resultado fue más que favorable, y por esto cada vez tengo más claro que no es la calidad del producto, sino la forma en la que se transmite. Sin dejar de lado la profesionalidad musical, llegar a poder compartir con la gente nuestra música y que disfruten tanto como lo hacemos nosotros”.

El Concurso Jóvenes Talentos es una iniciativa de Bankia en colaboración con Levante para patrocinar y apoyar el talento valenciano. El premio consiste en 6.000 euros para financiar la carrera o un proyecto y el plazo de votación termina el 7 de enero. “Realmente me gustaría seguir formándome e ir dando poco a poco forma a este proyecto si tengo la suerte de ganarlo”, asegura.

En su segundo año en Alemania sintió la necesidad de conocer la música en Europa y decidió hacerlo en 2018 con una beca Erasmus. “Por motivos de salud tuve que quedarme en España el año pasado, no obstante seguí preparándome las pruebas para acceder este año a la Universidad. Ahora mismo, en mi tercer año en Alemania, estoy haciendo pedagogía musical y posteriormente me gustaría continuar con el máster de Korrepetitor y Lied (para acompañar cantantes tanto en el campo de la ópera como en el del lied). Su proyecto promueve la interacción con el público de manera que los espectadores se sientan realmente parte del espectáculo y de la trama. “Cogí la idea de una ópera que vi en Alemania en la que existía un actor que iba narrando la trama a medida que la historia avanzaba, sin interrumpir en ningún momento la acción musical. Todo tenía su espacio en esta interpretación. Jesús y yo intentábamos explicar al público cada una de las piezas que interpretamos como qué querían decir, o qué fragmento de la ópera representaba en el caso de las arias para que entendieran qué sucedía realmente”, afirma. 

Aunque echa de menos su localidad natal, sin embargo afirma: “Estoy feliz porque siempre he deseado conocer el ambiente cultural y musical de fuera de España y creo que es el momento de hacerlo a pesar de la pandemia actual. Estoy tranquila porque sé que mi familia y mis amigos me apoyan y están felices viéndome conseguir mis metas”.

Las navidades las está disfrutando en Petrer. Lo primero que hizo al llegar a casa fue dar un abrazo enorme a todo el mundo “aunque no esté permitido, hice una excepción”. La mayoría del tiempo lo dedica a tocar su piano, “también lo echo bastante de menos”, concluye.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir