SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 3530
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Antonio Jesús es un claro ejemplo de superación, fuerza y voluntad. A pesar de ser parapléjico, siempre que tiene ocasión visita las montañas y el paraje de Los Chaparrales de Petrer. Ayer, gracias a la solidaridad de un grupo de agentes de la Policía Local vio cumplido su sueño, hacer cumbre en el Cid.

Antonio sufre paraplejia desde los 9 años, pues un coche lo atropelló y pasó 20 días en coma, desde ese momento vive en silla de ruedas. Este vecino de Campello reside desde hace tres años en el Centro de Asistencia Integral, CAI, de Petrer.

Fue hace unas dos semanas cuando la casualidad puso en su camino a Jorge, un Policía Local de Elda, quien entrena entre el Cid y los Chaparrales.  Antonio Jesús le contó que su sueño era hacer cumbre en el Cid, aunque creía que en su estado era imposible. Al conocer su historia, Jorge se puso a trabajar para conseguir que Antonio coronase la cima del Cid. Este policía Local habló con las cuidadoras, psicóloga y director del centro de Asistencia Integral y se mostraron ilusionados con la idea.

A través de las redes sociales Jorge pidió voluntarios y enseguida un gran grupo de compañeros de la Policía Local de Elda, un Agente del CNP de la comisaría de Murcia y un administrativo del Ayuntamiento de Elda se ofrecieron a colaborar.

Aunque sabían que el ascenso iba a ser complicado y duro, pues la montaña mide 1.127 metros y la senda para acceder a la cima es estrecha y con zonas escarpadas, no dudaron ni un segundo en afrontar este gran reto. Consiguieron una camilla gracias a Cruz Roja, y ayer Antonio Jesús pudo ver su sueño cumplido tras tres horas de recorrer un angosto camino realizado con mucha ilusión y empeño.

Una vez en la cima Antonio Jesús aseguró que solo había disfrutado de las vistas desde la cumbre "por televisión, pero que es más bonito verlo en persona". La alegría y gratitud de Antono Jesús dejó sin palabras a todos los allí presentes.

Etiquetas

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir