SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 3302
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
El Ayuntamiento desea concienciar a la ciudadanía con esta campaña | Jesús Cruces.

Bajo el lema "Presume de perro, Presume de Elda", la Concejalía de Salud pone en marcha este mes una campaña de concienciación con el objetivo de sensibilizar a la población acerca de la importancia de la recogida de los excrementos caninos en vías públicas, parques y jardines por parte de los dueños de mascotas para lograr así erradicar un problema que afecta a todos los ciudadanos. 

La concejala de Salud Alba García ha explicado que la campaña "Presume de perro, Presume de Elda" arranca el día 17 de enero, festividad de San Antón, con un photocall junto a la granja de animales que cada año se instala en las inmediaciones de la ermita de San Antón, en un día en el que es una tradición que los dueños de mascotas acudan a la ermita para la bendición de sus animales domésticos. 

La campaña va a utilizar diferentes canales de comunicación para su difusión mediante cartelería, publicidad y reparto de folletos en clínicas y tiendas caninas con el fin de que todos seamos conscientes de que hay que actuar pues cada vez es más frecuente encontrar excrementos por cualquier calle de la ciudad.

Para ello, Alba García pidió la colaboración de los ciudadanos para erradicar este problema que supone, tanto por imagen como por una cuestión de salud pública, el hecho de que los propietarios de perros no recojan los excrementos de sus mascotas. De lo contrario, ha dicho, "se impondrán sanciones de entre 30 y 600 euros".

El propósito de esta campaña es conseguir una ciudad más limpia y acabar con un problema que se ha intensificado porque a muchos propietarios de mascotas, aunque no todos, no les preocupa dejar los excrementos de los animales en las calles y jardines. 

La campaña recuerda a los propietarios de los perros que tienen la obligación de recoger los excrementos de las vías públicas, pero también de llevar atados a los animales cuando van por la calle y de ponerles un microchip. 

Asimismo se van a repartir folletos por toda la ciudad y se está estudiando encontrar una fórmula para intensificar el control policial contra los infractores puesto que algunos propietarios de animales recogen los excrementos cuando ven a los agentes, pero no lo hacen si nadie los observa. 

La campaña se prolongará hasta el mes de febrero y, según ha apuntado la responsable de Medio Ambiente, "si la situación continúa estudiaremos otras medidas para erradicar el problema en nuestra ciudad", ya que, según ha dicho "esta iniciativa nos beneficia a todos: a los propietarios de mascotas para que la relación con ellas sea mejor, a las personas que no tienen mascotas para que puedan convivir en buena armonía con todos los vecinos, y a los ciudadanos en general porque disfrutaremos y podremos presumir de una ciudad más limpia y saludable". 

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir