SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 1181
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

El rastrillo ofrece multitud de productos nuevos donados por los comerciantes locales | Jesús Cruces.

Manos Unidas clausurará el domingo su tradicional rastrillo solidario con una gran rifa. El Casino Eldense ha acogido un año más la 38 edición de esta actividad que realizan de forma conjunta Elda y Petrer. Este proyecto, titulado "Plántale cara al hambre, siembra" , se ha enfocado a recaudar fondos para la rehabilitación de un centro de Salud Rural en la ciudad de Manguchi en Malawi, en el sudeste de África, presupuestado en 36.000 euros. El edificio necesita una reforma urgente, pues se encuentra en un estado lamentable.

Desde la semana pasada el rastrillo permanece abierto en el Casino Eldense de 16:30 a 21 horas de lunes a domingo, y de 12 a 14 horas los domingos. Aquellos vecinos que quieran sumarse a la causa todavía están a tiempo de adquirir alguno de los numerosos productos sin estrenar que están a la venta mientras se solidarizan con el pueblo africano. Cabe recordar que los artículos son nuevos, donados por numerosos comercios de la localidad. 

El próximo domingo, a partir de las 18:30 horas se sortearán los productos en una rifa y, a continuación, se realizará una merienda. Como cada año los productos que se ofertan son libros, ropa, bisutería y calzado, entre otros. Destacan las prendas realizadas por las voluntarias de Manos Unidas como delantales, manteles, toallas, cojines, cambiadores de bebé, peúcos y otras labores de ganchillo.


Manos Unidas destinará la recaudación a la reparación de un centro de Salud en Malawi | Jesús Cruces.

El rastrillo ha sido organizado por la Acción Católica General de Adultos de la parroquia de la Inmaculada de Elda, y cuenta con la colaboración de voluntarias como la Asociación de Amas de Casa.

El Centro de Salud Rural de Manguchi atiende a 6.000 personas al año, ciudadanos que no pueden desplazarse a los centros más cercanos, pues se encuentran a 30 kilómetros. Esta localidad de Malawi está rodeada de lagos y arroyos, lo que favorece la propagación de malaria, pero los ciudadanos también padecen tuberculosis, sida y en el centro de salud atienden unos 40 partos al mes. Desde Manos Unidas recuerdan que la salud es un derecho, pero para muchas personas no es así y por ello su propósito es que estas poblaciones empobrecidas tengan acceso a una sanidad.  

Etiquetas

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir