SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 2940
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Josep David Martínez pidió voluntad por llegar a un acuerdo | Jesús Cruces.

Los días pasan sin que llegue la confirmación oficial sobre la conversión del IES Valle de Elda en un centro integrado. Esto provoca malestar entre padres y alumnos, sobre todo del IES Valle de Elda, pues aseguran no comprender cómo se ha anunciado el periodo de matriculación de los centros si la Conselleria de Educación no ha enviado una confirmación oficial a estas alturas.

El Consejo Escolar municipal se reunió ayer para dar a conocer a la comunidad educativa las novedades sobre la adscripción y matriculación en los centros de la localidad de cara al próximo curso. Uno de los puntos discordantes de esta reunión fue la decisión de Conselleria de aplazar hasta finales de año la creación de un nuevo proceso de adscripción y enviar a todos los alumnos del IES Valle de Elda al Monastil, incluidos los estudiantes que terminen Primaria en Santo Negro y Virgen de la Salud. El consejo recibió seis alegaciones a este respecto, de las que cinco se mostraron a favor de pedir a Conselleria que el Monastil acogiese las líneas de Padre Manjón y Miguel Servet y que La Melva recibiese a los alumnos de Santo Negro, Virgen de la Salud y Antonio Machado, con lo que cada centro contraría con cerca de un centenar de alumnos nuevos cada año.

Sin embargo, la directora de La Melva, María Ángeles Serrano se negó a debatir esta posibilidad y mostró a favor de la propuesta que presentó en su momento el inspector de Educación de Zona, Julián Fernández. Este adscribió a La Melva los colegios Padre Manjón, Antonio Machado y Virgen de la Salud, mientras que Santo Negro y Miguel Servet irían al IES Monastil. Esta propuesta desequilibra el número de alumnos por centro, pues el próximo año entrarían una media 180 alumnos a La Melva mientra que al Monastil solo unos 60. 


Más de un centenar de tutores de Padre Manjón tomaron el salón de plenos | Jesús Cruces.

Que la directora del IES La Melva, María Ángeles Serrano, se negase a debatir otras propuestas indignó al presidente del AMPA de Valle de Elda, Josep David Martínez, quien aseguró que si no se cedía ni un poco desde los otros centros ellos tampoco lo harían y conseguirían paralizar la conversión del instituto en un CIFP a través de distintas medidas. Martínez recalcó: "Que no me pidan a mí algo que ellos no están dispuestos a hacer". 

Por otra parte, más de un centenar de padres y alumnos del Colegio Padre Manjón se mostraron ayer en el Consejo Escolar municipal a favor de modificar la adscripción a los centros de Secundaria de forma que las cuatro líneas de su centro vayan en bloque a un solo instituto y no se separen como venía ocurriendo hasta ahora. Además, desde este centro pidieron pruebas sobre la capacidad del Monastil para acoger a todos los alumnos. 

Si en algo coincidieron todos los presentes fue en separar las líneas de Miguel Servet y Virgen de la Salud para que cada uno de estos colegios esté adscrito a un instituto.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir