SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 4084
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Los empresarios posan junto al alcalde de Elda, Rubén Alfaro.

La oficina Técnica de Ingeniería Amat y Maestre recibió el pasado lunes una mención honorífica de la Cámara de Comercio de Alicante, que le fue entregada en la "Noche de la Economía Alicantina", acto en el que estuvieron acompañados por el alcalde de Elda, Rubén Alfaro, y el concejal de Ciudadanos, Paco Sánchez. 

La mención fue entregada por el presidente de la Asociación de Empresa Familiar, Francisco Gómez, y durante el acto se proyectó un vídeo retrospectivo sobre la trayectoria de la empresa desde sus comienzos en el año 1966. En aquella época los socios fundadores iban a las empresas de calzado a ofrecer sus servicios, en un momento en que se producía el despegue de la economía del sector calzado. 

Algunas de las ideas que proponían a los empresarios fueron la valoración de puestos de trabajo que, en la actualidad es una carrera universitaria Organización Industrial del Trabajo, o la sugerencia de aplicar medidas correctoras de seguridad en la maquinaria para mejorar las condiciones de los trabajadores, entre otras.

La empresa ha experimentado una evolución importante con los años, de hecho han proyectado más de un millón de metros cuadrados de construcciones industriales en la zona del Medio Vinalopó, así como en toda la provincia de Alicante y ahora cuentan con proyectos internacionales en Argelia y Mauritania. 

Además, según cuenta J. Fernando Amat Guarinos han superados los 20.000 proyectos y legalizaciones de instalaciones en edificaciones industriales, residencial o terciaria. 

Precisamente ha sido la segunda generación de empresarios la que ha actualizado la empresa dándole un mayor impulso y eficacia en su gestión, consiguiendo aumentar los recursos técnicos, logrando una mayor diversificación de sus áreas de trabajo, pero manteniendo el carácter innovador de la firma y la eficacia en la gestión propia de los socios fundadores. 

El éxito de la oficina Técnica de Ingeniería Amat y Maestre por tanto reside en tres claves: seguir el ejemplo de los socios fundadores, que siempre han sido unos luchadores, contar con un personal que ha hecho suya la empresa, lo que ha contribuido a su crecimiento, y la fidelidad de sus clientes. 

La empresa la continúan los hijos de Amat y Maestre y en la actualidad cuentan con un equipo de catorce personas, en su ubicación en la calle José María Pemán, número 19 de Elda, y en su sede situada en La Rambla de Alicante. 

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir