SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 3453
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

El Centro Tecnológico trabaja en su prototipo, todavía sin su base | Jesús Cruces.

El paso del tiempo obliga a algunas tradiciones a reinventarse. Esto es lo que le ha ocurrido a la bajada con antorchas desde el monte Bolón que cada 5 de enero reúne a cientos de eldenses, pues las leyes no permiten que se continúen utilizando antorchas de fuego para iluminar el camino de los Reyes Magos. Por ello INESCOP está trabajando en un nuevo prototipo que permitirá a los eldenses disfrutar de la vistosa imagen sin poner en peligro el monte de la ciudad.

El Centro Tecnológico de Calzado, INESCOP, ha demostrado estar a la vanguardia en lo referente al sector del calzado pero también más allá de este, pues trabaja con tecnología punta y novedosa, sin ir más lejos hace unos meses anunció que ya dispone de tecnología 4.0, la nueva revolución industrial. El pasado mes de enero se adentraron en un nuevo proyecto que apasionará a los eldenses, se trata de la creación de una antorcha artificial, de luces led, que imitará a las antorchas tradicionales por lo que la senda de Bolón volverá a iluminarse con un intenso color naranja.

El año pasado el equipo de gobierno consiguió que el fuego volviese al monte, estaba previsto que solo 100 personas portasen antorchas de fuego, el resto debían utilizar iluminación artificial, pero a pesar del esfuerzo del Ayuntamiento, el viento obligó a cambiar las antorchas por linternas led por peligro de incendio. De cara al próximo año el propio alcalde de la ciudad, Rubén Alfaro, se puso en contacto con el Centro Tecnológico de Calzado para conseguir una réplica del fuego con luz artificial y que pudiesen llevar niños y mayores, si bien se trabaja para que 100 de las antorchas sí sean de fuego real. 

INESCOP actualmente está desarrollando el primer prototipo, que se encuentra en sus fases finales, pues solo resta comprobar si se verán por la noche y a cierta distancia, y conocer si el efecto es el mismo que el de las tradicionales antorchas. Además también tienen que comprobar la intermitencia de la luz, pues debe parpadear de tal forma que imite una llama real. Tras ello solo restará diseñar la base de la forma más fidedigna posible.

Se espera que tras el verano una Escuela de Formación Profesional se encargue de su fabricación en serie para que todo esté listo el 5 de enero de 2017

Proceso

Para que estas antorchas artificiales sean lo más reales posibles, el departamento de Electrónica del centro estudió dos tipos de antorchas de fuego. Para ello se ha medido desde la longitud de la llama hasta la luminosidad de las llamas.

La costumbre de iluminar la senda del monte Bolón con antorchas se celebra desde 1959 ininterrumpidamente gracias a montañeros del CEE y representa la estrella que señaló el camino de los Reyes Magos hacia el portal de Belén.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir