SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 4572
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

En la mesa redonda se debatió sobre la abolición y el dejar de estigmatizar el trabajo de prostituta | Jesús Cruces.

Izquierda Unida y Podemos organizaron ayer en el Centro Cívico de Elda una mesa redonda para debatir sobre la prostitución. En este encuentro había dos posiciones contrapuestas, pero ambas a favor de los derechos de las mujeres. Por un lado, la presidenta del Movimiento de Mujeres, Cristina Simó, quien defendió la necesidad de abolir esta "esclavitud del siglo XXI pero educando y acabando con la demanda, ya que es la única forma"; por el otro, la activista Gloria Marín, que colaboró en el círculo Podemos Elche, en el movimiento feminista y es defensora de los derechos de las prostitutas, que abogó por la importancia de "acabar con la estigmatización, con las desigualdades y de hacer entender que hay mujeres que no lo eligen, tienen el derecho a elegir". Un centenar de personas acudieron a este acto en el que se puso sobre la mesa este delicado tema con respeto y educación.

Marín defendió la corriente dentro del feminismo que considera el de prostituta como "un trabajo en el sentido de que trabajo es lo que hacemos para ganarnos la vida, como hace una aparadora cosiendo zapatos o alguien que recoge cartones". Afirmó que "con la prostitución hay que hacer como con los demás trabajos en el capitalismo, especialmente con los trabajos asignados a las mujeres: hasta que acabemos con el capitalismo patriarcal, hay que defender los derechos de las trabajadoras". Por ello ofreció soluciones como "erradicar las desigualdades y opresiones que empujan a las personas al ejercicio de la prostitución, por tanto, aumentar la libertad y la autodeterminación, incluyendo no tener que ejercer la prostitución o dejarla y evitar la estigmatizacion". Además se mostró clara en su opinión sobre que aunque existe trata de mujeres, esta es apenas el 10%, y una gran parte de las mujeres, en su opinión, optan con libertad por ser prostitutas.

Por su parte, Cristina Simó apoyó la necesidad de acabar con lo que considera "explotación sexual y violencia machista" y por ello se mostró firme en la urgencia de "poner fin al problema de raíz, acabar con el proxeneta, con la demanda, pues si no hay demanda no habrá prostitución". Además recalcó que "la violencia no se puede regular, y, por tanto, la prostitución tampoco, actualmente entran en España entre 40.000 y 50.000 mujeres víctimas de la trata". Por último afirmó que la educación es esencial pues "si los niños crecen pensando que las mujeres se pueden comprar, no hay igualdad posible, nunca nos respetarán. Así enseñando a los hombres y niños a que no hay que ser demandantes se erradicará la prostitución y la trata".

Ambas se mostraron de acuerdo en que "es la sociedad del patriarcado la que impone la prostitución" y coincidieron en la necesidad de acabar con las mafias y con la trata de personas. El público pudo preguntar sus dudas y expresar su opinión.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir