SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 4285
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

La caja fuerte, a la derecha, ha sido forzada y se han llevado 2.000 euros para excursiones | Jesús Cruces.

El colegio de educación especial Miguel de Cervantes de Elda ha sufrido un robo durante la madrugada.  La directora del centro, Carmen Martínez, ha indicado que los ladrones han destrozado la alarma y han campado a sus anchas por el centro, han destrozado todas las cerraduras, incluidas las de los despachos, los cajones de los profesores y la caja fuerte del centro. Los robos han sido cuantiosos, 2.000 euros y numerosas tablets. Esta mañana a primera hora ha sido el conserje el que se ha dado cuenta de lo ocurrido a su llegada al centro.

A pesar de contar con alarma de seguridad desde agosto, los ladrones consiguieron destrozarla antes de que sonase y pudieron estar durante varias horas registrando cada rincón del centro para llevarse los objetos de valor que encontraron. Lo más preocupante, lamenta Martínez, es que en este último mes ya habían entrado hasta en cuatro ocasiones. Cree que la ubicación del centro, en un espacio solitario, durante la noche, en la avenida de Ronda, a espaldas del colegio Pintor Sorolla, anima a los ladrones a actuar.


Durante el robo se forzaron las taquillas de los profesores | Jesús Cruces.

Carmen Martínez ha explicado que se han llevado una docena de tablets que utilizaba el profesorado, un portátil y unos 2.000 euros, en su mayoría para una excursión de los alumnos. En los últimos robos también se llevaron otras tablets. Lamenta que “teníamos una caja fuerte en la que guardábamos todo, por desgracia parece que ha sido mejor para los ladrones, ya que la han forzado y se han encontrado todo junto”. También han accedido a todas las aulas y despachos, han forzado las taquillas de los profesores, las han desvalijado y han destrozado las aulas.

Martínez indica que la alarma se conectó en el mes de agosto, ya que entraban casi a diario, pero lamenta que esto solo ha disuadido a los ladrones unos meses, “cuando sonaba la alarma, conectada con la Policía Local, los agentes me avisaban y yo llegaba al mismo tiempo que ellos”.

Gracias al esfuerzo de los trabajadores y directiva, los alumnos han podido acudir a clases con normalidad, ha explicado Martínez, ya que los profesores con horas libres están encargándose de recogerlo todo.


Los ladrones localizaron y destrozaron la alarma para campar a sus anchas | Jesús Cruces.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir