[Noticias entre noticias 1] Oferta empleo julio 2019
Imprimir
Visto: 2889
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Mateos es un amante del arte y durante los últimos años se ha sacado la carrera de Bellas Artes | Jesús Cruces.

El concejal José Francisco Mateos ha anunciado esta semana su decisión de dejar tanto el acta de edil como el Partido Popular donde milita desde hace más de 25 años, los últimos 12 como concejal, para ir a un nuevo proyecto que le ha devuelto la ilusión por la política, explica, se trata de Vox. Hasta que se jubiló hace unos años, compaginaba su carrera de profesor en el IES Valle de Elda con su cargo en el Ayuntamiento. 

Mateos explica que “en la última legislatura me desencanté, no me gustaba la sensación de estar en la oposición, no me seducía, fui perdiendo la ilusión, y cuando tenía la decisión de dejarlo llegó algo que me devolvió la ilusión, una nueva opción política, Vox, que me permitía hacer algo por mis vecinos de nuevo”.

Durante esta legislatura, ha estudiado Bellas Artes en la facultad de Altea, pues le apasiona la cultura y el arte. En su casa, ubicada en el casco antiguo, tiene múltiples habitaciones llenas de obras cuadros y esculturas. Calcula que tendrá más de 500 lienzos, pinturas que ha ido comprando en los últimos años y que tiene apiladas por toda la casa: “Es algo similar al síndrome de Diógenes, aunque yo prefiero decir que soy coleccionista, un gran apasionado”.

A sus 67 años lleva en Elda casi 45, donde llegó por amor, después de conocer y casarse con su mujer, a la que conoció en el Postiguet de Alicante. Recuerda que allá por 1969 era “todo un hippie, con el pelo largo, vaqueros anchos y tocaba en un grupo de música”. Con nostalgia recuerda cómo llegó en coche hasta Yugoslavia, pasando por Francia y Suiza.

A la pregunta ¿qué diría ese hippie de izquierdas del Mateo que ahora se afilia a Vox? Responde con una sonrisa que “cuando se es joven hay que ser de izquierdas pero cuando uno tiene una madurez tiene que ser de derechas, cuando ya tienes patrimonio no compartes tanto”, bromea.  

En cuanto a la política, admite que le gustan los principios y valores de Vox, pero sin entrar en pormenores sobre las directrices generales del partido como abolir la Ley contra la Violencia de Género o la inmigración. Aclara que su único objetivo es “trabajar por mis vecinos y sentirme a gusto e identificado con este nuevo entorno” y añade que “nadie está en un partido con el que sintoniza al 100%, pero hacerlo en un 80% es muy positivo”.

Echando la vista atrás, se siente orgulloso de los logros que consiguió por Elda como concejal de Cultura bajo el liderazgo de Adela Pedrosa, como la construcción del Conservatorio Ana María Sánchez, la llegada de la Escuela Oficial de Idiomas, la homologación de la EURLE, la restauración de los hornos romanos del Monastil, el  premio de poesía para jóvenes poetas Antonio Porpetta o la declaración de BIC de La Torreta y El Monastil y, como último punto antes de dejar el cargo de concejal de Cultura, conseguir que se donase al Ayuntamiento el mural más antiguo de Elda y que ahora luce en el vestíbulo del Consistorio.

Ahora empieza un proyecto con el que espera poder seguir trabajando por y para Elda con Vox.


Mateos en el despacho en su casa | Jesús Cruces.

Etiquetas