SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 2146
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Esta es la primera vez que ACMAVI organiza los talleres de cuidados en el hospital.

La Asociación de Cáncer de Mama Vinalopó (ACMAVI) es una pequeña asociación local que ayuda a aquellas mujeres con cáncer de mama que se someten a un tratamiento oncológico. Su objetivo es que se sientan mejor con ellas mismas y para ello organizan diferentes actividades que les facilitan el proceso de su tratamiento, desde el inicio hasta que finaliza, como los talleres gratuitos de cuidados estéticos y maquillajes oncológicos.

El principal objetivo del taller es informar a las pacientes sobre cómo cuidar su piel o maquillarse tras haber pasado por algún tratamiento de quimioterapia o radioterapia porque «ellas no se reconocen frente al espejo y el maquillaje las ayuda a recordar cómo eran antes del tratamiento», explica Miriam Giménez, la profesional encargada de los talleres.

Aunque la asociación ya ha realizado estos talleres, el pasado lunes lo trasladaron por primera vez al hospital de la ciudad: «Es un servicio necesario porque las pacientes necesitan verse bien para sentirse mejor», asegura Miriam, por lo que agradece al hospital esta oportunidad.

Los talleres están adaptados al tipo de paciente y al momento de la enfermedad en el que se encuentra, si bien, todos tienen una parte lúdica porque «es importante que no solo aprendan, sino que compartan sus experiencias con otras pacientes. Les ayuda mucho a nivel emocional», añade Giménez.

Ana María Díez, diagnosticada de cáncer hace dos meses, es una de las once mujeres que acudieron a este primer taller y asegura estar muy animada porque «te hacen sentir bien y estar cómoda contigo misma, voy a evitar muchos problemas durante la quimio gracias a lo que nos están enseñando».

Ayuda económica

La asociación organiza otras actividades durante todo el año como clases de zumba gratuitas, acompañamiento a personas en algún tratamiento e incluso festivales de baile o calendarios solidarios para recaudar dinero y así ayudar a las mujeres con pocos recursos económicos: «Las ayudamos con las prótesis, les proporcionamos pelucas y los cuidados necesarios, además de echarles una mano con los gastos en farmacia», explica Giménez. Asimismo, celebran desayunos para las pacientes que comienzan un tratamiento y necesitan hablar con alguien, donde pueden conversar con otras mujeres que se han recuperado y les cuentan su experiencia: «Son las voces que ellas más escuchan», añade.

Mise Fernández, de  57 años y los dos últimos luchando contra el cáncer de mama, anima a todas las mujeres afectadas a apuntarse a las actividades que realiza ACMAVI: «Vale la pena porque te dan ganas de seguir adelante, hace falta encontrarte con gente así».

Desde esta pequeña asociación animan a que todas aquellas interesadas se pongan en contacto a través de cualquiera de sus redes sociales o en el teléfono 611 15 95 51.


Un total de 10 mujeres acudieron a este primer taller en el hospital.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir