Imprimir
Visto: 7149
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Algunos de los miembros de los Cruzados Mágicos, señalan el casco y espada de su compañero Pascual | Jesús Cruces.

La escuadra y cuartelillo Cruzados Mágicos de la comparsa de Cristianos está de celebración, pues este año cumple su 25 aniversario. Reconocerlos es sencillo en las entradas, pues es la única escuadra que desfila con el traje oficial de la comparsa.

En una reunión en "Los tanques" en 1991 este grupo de amigos decidió que serían Cristianos "porque eran unas diez escuadras y había que apoyarles y crecer junto a ellos, y al año siguiente salimos en las fiestas", aseguran. Poco después se incorporaron a la Comisión de la Guerrilla y lograron impulsar los actos de pólvora entre los Cristianos, de hecho eran dos tiradores y ahora superan los 70. Desde entonces no han dejado de apoyar y formar parte de la junta de la comparsa pues para ellos "es un verdadero orgullo decir que somos Cristianos, tenemos el que llamamos 'sentimiento cruzado' que es un gran amor por esta gran familia, fue la excusa que nos unió y por ello ayudamos en todo lo que podemos", explica uno de sus componentes, José Joaquín Sarabia. 

Los Cruzados Mágicos surgieron en 1992, y desde entonces son 14 miembros en la escuadra y "18+1" en el cuartelillo. Pocas han sido las bajas y altas a lo largo de sus 25 años pues "somos una gran familia, lo que queremos es que reine la hermandad. Cuando alguien se marcha y hay una vacante no puede entrar cualquiera, hay unas normas que incluso tenemos impresas. Los miembros del cuartelillo podemos recomendar a una persona que está dos años de prueba y después todos nosotros votamos, debe ser aceptado por unanimidad para que no haya malos rollos de ningún tipo", explica José Carlos Jover.


Imagen de algunos miembros de la escuadra a mediados de los 90 | Jesús Cruces.

Tras varios años decidieron dar el paso y en 1998 compraron una vivienda en ruinas, y lo que empezó como un pequeño proyecto de mejora acabó por derruir toda la edificación y construyeron lo que hoy es su "mausoleo", un cuartelillo en la calle Dos de Mayo que está "totalmente adaptado a nuestras necesidades, poco a poco hemos hecho de este espacio nuestra casa. Además nos ha unido mucho, aunque quizá en eso ha tenido algo que ver lo que llamamos el sentimiento 'hipoteca', pues aún nos quedan algunos años por pagar", bromea José Antonio Megías.  

Poco después, allá por el año 2000 se unieron a la Comisión del Traje Oficial y tras ayudar en su elección decidieron, a pesar del elevado coste, adquirirlos y desfilar con ellos en cada Entrada. Con orgullo a día de hoy Jover confirma que son "la única escuadra que desfila con él".

Confirman que siempre han estado muy involucrados en la comparsa, de hecho algunos de sus miembros han sido vicepresidentes, vocales y secretarios de la de la misma. También contaron con el Embajador Cristiano duante ocho años, han ostentado dos capitanías adultas y cinco infantiles, y este año el capitán infantil, Juan José Megías, es un Cruzado Mágico. Además, dos mujeres han sido abanderadas en Petrer, y han tenido varias rodelas, hasta alguna dama en las fiestas de Sax, "nos expandimos porque el Valle ya se nos ha quedado pequeño", bromea Megías.

Aseguran que sus puertas siempre están abiertas en fiestas pero también cuando no lo son, por ejemplo, han acogido bodas y comuniones, festivales, fiestas de disfraces, sin olvidar que es uno de los cuartelillos de la conocida Senda de los Elefantes. Quien entra puede ver en sus paredes colgados diplomas y los reconocimientos que les han hecho a lo largo de su larga trayectoria, lo que para ellos es un "verdadero orgullo y estamos muy agradecidos de las muestras de cariño que hemos recibido", como afirma Sarabia.


Imagen de una de las comidas durante las fiestas | Jesús Cruces.

Tanto su comparsa como la Junta Central han rendido varios homenajes a esta escuadra y en especial a Pascual Pérez Navarro, su alma máter, quien consiguió junto a unos novatos guerrilleros levantar la sección de la guerrilla de la comparsa, que hoy en día es de las más importantes de la fiesta. Incluso se hicieron tallar en sus arcabuces gárgolas de grandes dimensiones que a día de hoy todavía causan furor.

En 2016 Pascual falleció a los 44 años sin poder ver cómo la escuadra por la que tanto luchó cumplía 25 años. Se marchó dejando un gran vacío en la que siempre será su escuadra y cuartelillo. Prueba de ello es que su espada y casco lucen en el cuartelillo junto a los de sus compañeros. Para celebrar este año su 25 aniversario, los Cruzados Mágicos preparan una gran sorpresa durante la Guerrilla, algo que nunca se ha visto en Elda y que dará mucho que hablar, y seguro que sus compañeros tendrán en mente a Pascual en todo momento, así lo afirman, pues amaba la pólvora y la fiesta. 

Si por algo fueron reconocidos durante años es porque tanto Pascual como su compañero y amigo José Carlos Jover comenzaron una tradición que duró más de diez años: cada jueves de fiestas cuando el reloj marcaba las 19:30 horas ambos se disfrazaban de mujeres desinhibidas, pero siempre con algún distintivo de la comparsa", explica en tono jocoso Jover. Juntos bajaban a disfrutar de la Entrada de Bandas. Tras cantar el Idella, y siempre sin entorpecer ningún acto oficial, abordaban al alcalde o alcaldesa y se hacían una fotografía con él o ella, así como con diferentes cargos festeros. Fueron tan famosos que llegó el momento en el que cambiaron las tornas y ya los buscaban a ellos. Lamentablemente esta tradición ha dado fin por el fallecimiento de Pascual, aunque a día de hoy se plantean alguna forma de recuperarla y seguir su camino como homenaje. 

Los Cruzados Mágicos son algo más que amigos o compañeros, una verdadera familia. Tras 25 años han logrado mucho, el que llaman "sentimiento cruzado" que les une y se traduce en una verdadera pasión por los Moros y Cristianos, por su comparsa, su escuadra, sus cuartelillos y sus "hermanos". Ahora, después de casi un cuarto de siglo "dando guerra, innovando y haciendo todo por la fiesta y por los Cristianos" avisan que van a por los 50 años.


Este tradicional y cómico dúo en una de sus salidas en un jueves de Moros y Cristianos | Jesús Cruces.

Etiquetas