SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 3159
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Soldados asirios calzando la bota característica de ese pueblo guerrero.

El pueblo asirio, 1.100 años a.C. usaban unas botas de cuero, de caña alta hasta media pantorrilla, que sujetaban con cintas o cordones y que tenían una suela de cuero que reforzaban con apliques metálicos. Los pueblos asirios y también los hititas se mostraban como unos expertos zapateros que confeccionaban sus calzados militares, diferenciando los pies izquierdo y derecho. Muchos de esos calzados fueron una referencia para civilizaciones posteriores como la griega o la romana, especialmente el calzado o la bota militar. Los calzados asirios emplearon las suelas claveteadas (como lo hicieran más tarde los romanos), empleando unas gruesas suelas para los soldados de infantería que debían caminar durante días en condiciones climatológicas adversas. La incorporación de revestimientos internos, en las botas de campaña, protegían el pie del soldado asirio que adornaba también sus zapatos con alguna parte de las pieles de animales salvajes, empleando las garras, dientes o colas. 

El rey asirio Asurbanipal en un bajo relieve calza una bota militar

Las clases más ricas y los guerreros solamente podían ir calzados, con cuero y, en el caso del ejército, empleando un tipo de polaina.  

Calzado Asirio. Museo del Calzado Elda (reproducción)

Los altos dignatarios y reyes, enriquecían el calzado incluso con piedras preciosas.

Asurbanipal cazando leones y calzando la bota asiria, tras él un esclavo usa sandalias.

Los patines hechos en madera acoplaban tiras de piel y las botas se hacían enteramente de piel. El rey Asurbanipal (668-627 A.C., fue el último de los grandes reyes de Asiria. Su nombre significa "el Dios Assur es creador de un heredero" y él era el hijo de rey Esarhaddon del Imperio neoasirio), empleaba un calzado muy cuidado y con apliques de metales preciosos. El calzado en Siria proviene aproximadamente de 2.600 a.C. y los vestigios y grabados encontrados, aparecen algunos calzados con la punta hacia arriba, esta forma se fue extendiendo por el Mediterráneo Oriental, también en Afganistán, Turquía, Irak, Irán y Rusia. Los campesinos y las personas que habitaban zonas montañosas, usaban un tipo de patines decorados y grabados con altas plataformas. Estos calzados, como hemos indicado, podrían ser los primeros en levantar las puntas (al estilo de los calzados orientales), como una forma de proteger el pie ante el accidentado terreno.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Acerca del autor

Autor: José María Amat

José María Amat Amer, es un apasionado del calzado. Como ingeniero técnico, el destino lo encaminó hacia la industria de su ciudad. Como profesor de Tecnología del Calzado, llego a conocer investigando, la industria del calzado. Publicando algunos libros sobre tecnología, artesanía y desarrollo social; siempre con el calzado como única premisa. El Museo del Calzado fue una de las realizaciones que le llevó a pasar de técnico a un apasionado del zapato. Con la mejor de las intenciones, y siempre con la pretensión de prestigiar la industria y el calzado de la ciudad de Elda, colabora en este blog para crear más amigos con inquietudes similares.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir