SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 690
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Camal

“¡Parece que vas a regar con esos camales tan cortos!”

Seguramente a muchos nos ha ocurrido cuando hemos visitado algunos lugares de España, o ha venido a Elda alguien de fuera,  que no nos comprendan cuando decimos la palabra camal, teniendo que explicar el significado que le damos. Camal equivale al  vocablo del castellano general pernera 'parte del calzón o pantalón que cubre cada pierna'. Como podemos comprobar pernera deriva de la palabra pierna. Entonces ¿de dónde nos viene el término camal? Es un claro valencianismo, construido a partir de la voz valenciana cama 'pierna', esta, a su vez, proviene del latín camba, con el mismo significado.

Aunque camal es una palabra claramente valenciana (y por supuesto catalana), se ha extendido también por zonas castellanohablantes de la Comunidad Valenciana, así como por las provincias fronterizas de Cuenca, Albacete, Murcia, etc.

A partir de ahora, cuando escuchemos una expresión como “arremángate los camales que te los vas a mojar” ya sabremos el origen de esta palabra.

 

Trenque

¡Hay que planchar bien los trenques del pantalón, que se queden “marcaícos”!

Proseguimos con otra palabra relacionada con los pantalones y que muchos aún usaremos o habremos oído a nuestros mayores. Se trata de trenque.

Trenque es otro valencianismo, pero en este caso adaptado a la fonética y morfología castellana mediante el añadido de una -e paragógica (final). Proviene de trenc que, entre otros significados, equivale a la raya o pliegue del pantalón. Es un sustantivo formado por derivación regresiva del verbo valenciano trencar 'dividir en dos o más partes, romper'.

Su etimología es incierta, aunque probablemente provenga de la voz céltica *trenco 'cortar' según Coromines (Joan Coromines i Vigneaux –Barcelona, 21 de marzo de 1905 – Pineda de Mar, Barcelona, 2 de enero de 1997. Filólogo, lexicógrafo y etimólogo español).

"Ya sabéis, para ir elegantes hay que llevar los trenques bien planchados (y rectos)".

 

 

Acerca del autor

Autores: Antonio Gisbert y María Dolores Marcos

Las casualidades existen, y así es como Antonio Gisbert Pérez y María Dolores Marcos Vila nos hemos conocido. El interés por Elda, sus gentes y costumbres es lo que ha propiciado que, por causalidad, ambos quisiéramos recuperar el habla popular de Elda, esas palabricas cagalderas que escuchábamos desde la cuna y que nos fueron transmitidas por generaciones anteriores de eldenses que amaban su pueblo.Esta huella dejada por nuestros antepasados, bien a través del lenguaje escrito y especialmente del lenguaje oral, transmitida de generación a generación, es una habla que sigue viva, que perdura a través del tiempo.

Sentimos que es nuestro deber y nuestra obligación dejar testimonio del habla de Elda a través de estas publicaciones y querer, sin pretensiones, que la forma de expresarnos en nuestro pueblo siga perdurando en el tiempo y conocida por las generaciones posteriores.Nuestro habla tradicional es una seña de identidad, nos caracteriza como miembros de un mismo colectivo y nos asegura su continuidad a lo largo de nuestra historia futura. Queda pues mucho trabajo, mucha tradición oral por estudiar y divulgar todavía y es nuestro deseo que os sintáis partícipes de este proyecto.

Estáis todos invitados. ¡HABLEMOS CAGALDERO!

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir