SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 2468
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

 “¡Quítale bien las gañas del pescao al nene no se vaya a atragantar!”

"¡Hay que ver cuantas gañicas tiene el salmonete!"

Gaña, es una palabra que no encontraremos en ningún diccionario oficial de habla castellana con el significado que le damos en nuestra habla tradicional eldense: ‘raspas o espinas del pescado’, es por ello que la solemos utilizar en plural gañas. Esta es también la acepción que recoge Juan Rodríguez Campillo en su libro Elda: urbanismo, toponimia y miscelánea. 1999.

La palabra gaña proviene del valenciano ganya (pronunciado gaña), cuyo significado según el Diccinario Català-Valencià-Balear significa 'agalla', que designa la 'branquia u órgano de permite la respiración de los animales acuáticos, situado uno a cada lado de la cabeza de los peces’.

Según los estudios realizados, encontramos en algunas variedades del valenciano que ganya también es utilizada con el sentido de ‘espina o raspa’, como en Elda. Concretamente en algunas poblaciones de la comarca natural de la Vall d’Albaida, amplio valle de casi 15 Km situado al sur de la Comunidad Valenciana, cuyo ámbito lingüístico es el valencianohablante y su centro administrativo es el municipio de Onteniente, próximo geográficamente a la ciudad de Elda.

Este hecho es una prueba de que en Elda se habló valenciano como lengua natural de uso en el pasado, posiblemente coexistiendo junto al castellano, y el vocablo gaña (s), con el significado que le damos en nuestra habla cagaldera de ‘raspas o espinas del pescado’, ha llegado hasta nuestros días.

Encontramos también que el vocablo gaña es utilizado en Aspe, pero con la acepción de ‘parte del bacalao’.

 

Acerca del autor

Autores: Antonio Gisbert y María Dolores Marcos

Las casualidades existen, y así es como Antonio Gisbert Pérez y María Dolores Marcos Vila nos hemos conocido. El interés por Elda, sus gentes y costumbres es lo que ha propiciado que, por causalidad, ambos quisiéramos recuperar el habla popular de Elda, esas palabricas cagalderas que escuchábamos desde la cuna y que nos fueron transmitidas por generaciones anteriores de eldenses que amaban su pueblo.Esta huella dejada por nuestros antepasados, bien a través del lenguaje escrito y especialmente del lenguaje oral, transmitida de generación a generación, es una habla que sigue viva, que perdura a través del tiempo.

Sentimos que es nuestro deber y nuestra obligación dejar testimonio del habla de Elda a través de estas publicaciones y querer, sin pretensiones, que la forma de expresarnos en nuestro pueblo siga perdurando en el tiempo y conocida por las generaciones posteriores.Nuestro habla tradicional es una seña de identidad, nos caracteriza como miembros de un mismo colectivo y nos asegura su continuidad a lo largo de nuestra historia futura. Queda pues mucho trabajo, mucha tradición oral por estudiar y divulgar todavía y es nuestro deseo que os sintáis partícipes de este proyecto.

Estáis todos invitados. ¡HABLEMOS CAGALDERO!

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir