SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 2164
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

“Pallola”.

“¡Te va a salir la pallola de tanta ropa que llevas!”.

“¡Como te abrigues tanto vas a coger la pallola!”.

El término pallola va ligado en Elda a una expresión que muchos todavía seguimos utilizando en nuestra habla tradicional eldense: ¡te va a salir la pallola! o ¡vas a coger la pallola!, refiriéndonos a ‘alguien que lleva excesiva ropa y puede causarle un calor desmesurado y asfixiante’. Esta acepción viene recogida en el Diccionario Normativo Valenciano (DNV)

La principal acepción de pallola es la de ‘sarampión’: enfermedad altamente contagiosa causada por la infección del virus del sarampión (de la familia paramyxoviridae del género Morbillivirus), que en ausencia de vacunación afecta principalmente a niños, pero también pueden infectarse personas de cualquier edad no inmunizadas.  Cuando una persona padece esta infección queda inmunizada para toda la vida. No obstante, la inmunización es crucial porque puede tener afectaciones y secuelas graves.

Sus antecedentes históricos datan del siglo X y son atribuidos a Abu Beckr, médico persa también conocido como ‘Rhazes’, que se refirió al sarampión como un hasbah lo cual significa ‘erupción’ en árabe.

El vocablo en sí, pallola, es un derivado de palla ‘paja’ combinado con el sufijo diminutivo -ola, que servía inicialmente para designar los residuos muy finos de la paja. Los típicos granitos de esta dolencia recordaban el aspecto que presentaban los labradores dedicados a batir la paja.

Pallola es sinónima de xarampió ‘sarampión’, forma habitual tanto en las comarcas del norte como del sur del territorio valenciano, si bien se suele pronunciar [sarampió], sin palatizar la consonante inicial.

Pallola la encontramos también en algunas poblaciones catalanas, pero ha sido sustituida en gran parte del territorio catalanoparlante por xarampió, al igual que en las Islas Baleares, donde pallola es utilizada casi exclusivamente en Ibiza (dando nombre también a un juego popular). Podemos encontrar el término pallola o paiola sobre todo en la fraseología popular: ¡El año pasado les entró a todos la pallola de casarse!, o como en Elda: ¡con tanta ropa seguro que te sale la pallola!.

El término pallola nos consta desde finales del siglo XVIII según el Diccionari Etimològic i Complementari de la Llengua Catalana (DECat), pero existen escritos testimoniales de su uso en siglos anteriores, como los versos del siglo XVII de Pere Jacint Morla:

Si el secretari l’amostra,

veuran que és d’un orinal

que portaren de Paiporta

a un col•legial, estos dies,

que estava ple de pallola.

Pallola ha coexistido con el vocablo ‘rosa’, cuya datación se remonta a siglos anteriores al XVII  tal como indica el Diccionari Català-Valencià-Balear (DCVB). En la actualidad  la voz ‘rosa’ pervive en algunas comarcas valencianas  para denominar a otras enfermedades que también provocan erupciones cutáneas, como la rubeola, la varicela, etc., pero que son más benignas y menos virulentas que la pallola ‘sarampión’

Acerca del autor

Autores: Antonio Gisbert y María Dolores Marcos

Las casualidades existen, y así es como Antonio Gisbert Pérez y María Dolores Marcos Vila nos hemos conocido. El interés por Elda, sus gentes y costumbres es lo que ha propiciado que, por causalidad, ambos quisiéramos recuperar el habla popular de Elda, esas palabricas cagalderas que escuchábamos desde la cuna y que nos fueron transmitidas por generaciones anteriores de eldenses que amaban su pueblo.Esta huella dejada por nuestros antepasados, bien a través del lenguaje escrito y especialmente del lenguaje oral, transmitida de generación a generación, es una habla que sigue viva, que perdura a través del tiempo.

Sentimos que es nuestro deber y nuestra obligación dejar testimonio del habla de Elda a través de estas publicaciones y querer, sin pretensiones, que la forma de expresarnos en nuestro pueblo siga perdurando en el tiempo y conocida por las generaciones posteriores.Nuestro habla tradicional es una seña de identidad, nos caracteriza como miembros de un mismo colectivo y nos asegura su continuidad a lo largo de nuestra historia futura. Queda pues mucho trabajo, mucha tradición oral por estudiar y divulgar todavía y es nuestro deseo que os sintáis partícipes de este proyecto.

Estáis todos invitados. ¡HABLEMOS CAGALDERO!

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir