SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 818
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

El próximo 8 de marzo vuelve a celebrarse el Día Internacional de la Mujer, una fecha para que la sociedad tenga en cuenta una vez más la lucha de la mujer por su participación, en completas condiciones de igualdad, en el mundo que nos rodea. El teatro no es ajeno a la realidad de los tiempos presentes y los gestores y programadores de espacios escénicos buscan acercar al público espectáculos que en estas fechas adquieren especial significación. Este año Villena y Elda no son una excepción, de tal manera que el Teatro Chapí y el Castelar reciben a dos grandes actrices en dos propuestas altamente recomendables para los aficionados al teatro y el público en general.

En Villena, el 5 de marzo, a las 20.30 horas, el Teatro Chapí se viste de gala para acoger una de las mejores obras que se han visto en España en las últimas temporadas, “Iphigenia en Vallecas”, del autor americano Gary Owen, en adaptación de su protagonista, María Hervás, y con dirección de Antonio C. Guijosa. Ganadora de los Premios Max 2019 a Mejor Espectáculo Revelación y Mejor Actriz Protagonista, del XXVII Premio de la Unión de Actores y del Premio Ercilla de Teatro 2018 a la mejor actriz, “Iphigenia en Vallecas” es una obra que sacude emocionalmente al espectador hasta lo más hondo de sus sentimientos. Lo que cuenta esta función ocurre en cualquier barrio cerca de nosotros. Sus protagonistas son seres vulnerables que viven al margen del sistema, hombres y mujeres que han visto ninguneados sus derechos más elementales por las decisiones políticas, sociales y económicas de los que detentan el poder. Seres al borde del abismo y del precipicio, personas con las que nos cruzamos día a día y a las que es mejor no ver, hacerlas sentir invisibles porque nos puede molestar su presencia y, sin embargo, hombres y mujeres con deseos de dar un nuevo rumbo a sus vidas y capaces de sacrificarse por el bien común.

El montaje, sencillo y eficaz, busca potenciar la fuerza del texto sirviéndose para ello de una actriz prodigiosa, en estado de gracia, una actriz que deja que transite por sus poros el personaje para despojarse de sí misma y vivir en escena, sin atisbo alguno de engaño y ficción, la verdad de esa chica de barrio que nos escupe a la cara su vida y existencia. Ver actuar a María Hervás, descubrir su fuerza y vitalidad sobre el escenario, dejarse fascinar por ella, por su trabajo físico, las inflexiones de la voz, sus miradas y gestos, es un auténtico placer. Volveremos a hablar de ella cuando en los próximos meses se represente en Elda “Jauría”, obra en la que vuelve a brillar y dejarse la piel y el alma sobre el escenario.

“Iphigenia en Vallecas” conmueve por su historia, por lo que cuenta y cómo lo cuenta, por la fuerza y la verdad de su propuesta, y, sobre todo, emociona profundamente por el enorme trabajo de María Hervás, inconmensurable sobre el escenario. No se la pierdan.

Al día siguiente, el 6 de marzo, será en el Castelar de Elda, en función a las 21.00 horas, donde desplegará sus alas Aitana Sánchez Gijón en “Juana”, un montaje de danza teatro de la Compañía Losdedae bajo la dirección artística y coreografía de Chevy Muraday (Premio Nacional de Danza en 2006) y autoría de Juan Carlos Rubio.

Desde su creación el año 1997, Losdedae se ha convertido en una de las compañías de danza contemporánea de mayor relevancia dentro del panorama nacional con más de 40 producciones propias en sus años de trayectoria. Con un firme compromiso por promocionar la danza en nuestro país, apostando por la investigación y la fusión de lenguajes y disciplinas, en estos últimos años su director Chevy Muraday ha buscado la colaboración de actores (Ernesto Alterio, Kity Manver, Marta Etura) explorando nuevos caminos a la hora de fusionar el baile con el teatro. En esa búsqueda de territorios inexplorados se llega hasta “Juana”, un espectáculo donde la mujer es el centro y nexo de unión de los todos los elementos escénicos. Las voces de diversas Juanas (la Papisa, Juana de Arco, Juana La Loca, Sor Juana Inés de la Cruz y Juana Doña) se unen y alían para denunciar las situaciones de opresión que la mujer ha padecido a lo largo de la historia. Una mujer, muchas mujeres, múltiples discursos y palabras, un solo aliento, un mismo nombre de mujer, Juana, varias vidas con un solo destino y la presencia en el escenario de Aitana Sánchez Gijón dando cobijo a los ecos de todas ellas.

Aitana Sánchez Gijón, en su mejor momento como actriz (reciente Premio Ercilla de Teatro por “La Vuelta de Nora: Casa de Muñecas 2”), se entrega completamente en un espectáculo que exige de ella forma física, disciplina, versatilidad y dominio de la palabra y el cuerpo. No es fácil el reto que asume Aitana y sale victoriosa del empeño. Tras su trabajo en la Medea de Andrés Lima Aitana está en una madurez artística formidable y es un placer verla en escena.

“Juana” es una propuesta de una factura técnica y artística impecable. El diseño de luces y la escenografía ayudan sobremanera a crear imágines visuales de gran impacto y belleza. No es “Juana” un espectáculo redondo, quizás su talón de Aquiles radica en la selección de textos, en ocasiones de difícil comprensión en una primera escucha y faltos quizás de una dramaturgia más clara y accesible, cuestión que, sin embargo, no empaña la calidad de la propuesta.

Aitana Sánchez Gijón y el resto de elenco masculino que la acompaña, encabezado por el director artístico y coreógrafo, con su trabajo y entrega, hacen de “Juana” una propuesta atractiva, estimulante y recomendable para un público que busca experimentar nuevas sensaciones y emociones.

“Iphigenia en Vallecas” y “Juana” nos demuestran que las artes escénicas siguen vivas en este país. Dos producciones honestas, valientes, serias, cuidadas y llenas de calidad. Dos actrices portentosas. Aitana Sánchez Gijón y María Hervás. María Hervás y Aitana Sánchez Gijón. Dos voces de mujer. Dos actrices. Dos compromisos por ennoblecer el arte de la escena. Las dos caras de una moneda de incalculable valor. Un programa doble de teatro que merece la pena.

El pasado año el lema del Día Internacional de la Mujer decía: “Pensemos en igualdad, construyamos con inteligencia, innovemos por el cambio”. Nunca el teatro y la sociedad han estando tan cerca.

Por todas las mujeres del planeta. Por todas las actrices.

[Dentro noticias] serlicoop coronavirus

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Acerca del autor

Autor: Álvaro Amat

Me llamo Álvaro Amat. Soy Licenciado en Derecho. Toda mi vida laboral he estado vinculado a la Administración de Justicia. Soy un apasionado de las artes escénicas en general. He estudiado el teatro de nuestra localidad durante años coleccionando programas de mano. He participado en cursos y talleres de teatro, y he colaborado con distintas entidades y asociaciones locales en la dirección escénica de eventos y espectáculos. El teatro forma parte de mi vida y a través de este blog me gustaría que los lectores sintieran que el Teatro es una de las piezas básicas en la cultura de un país. ¡Gracias!

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir