Imprimir
Visto: 486
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Los antólogos y poetas José María Castrillón y Jordi Doce

Hoy hablaremos de dos libros que tienen varias cosas en común y alguna diferencia. Ambos están publicados en este año 2018; en la misma editorial, Trea; en la misma sección, poesía; ambos son selecciones de poemas; con breves introducciones y comentarios a los textos seleccionados; los dos, igualmente, de poetas extranjeros.

La diferencia fundamental estriba en que Subir al origen. Poesía comentada de poesía occidental no hispánica (1800- 1941), de José María Castrillón, recoge a los poetas más significativos de la modernidad en Europa y América , hasta la poesía previa a la Segunda Guerra Mundial, mientras que Libro de los otros, deJordi Doce, es unaselección personal de poemas y poetas de habla inglesa de cualquier época.

“Los principales destinatarios de Subir al origen probablemente han de encontrarse entre lectores no especializados, incluso apenas iniciados en la poesía de la modernidad”, manifiesta el poeta asturiano J. M. Castrillón ya desde el comienzo. En su selección de los 150 años de poesía universal recogidos, no están todos los que son pero sí son quienes aparecen. Los 22 poetas escogidos, junto a las valiosísimas introducciones -breves y jugosas- a los 2-3 poemas seleccionados de cada autor junto con un poema homenaje de un poeta hispano que alude al autor mencionado y su repercusión para la poesía, van trazando un relato claro, ameno y comprensible del curso seguido por la poesía occidental en dicho periodo. En epílogo, menciona, comentando escuetamente sus aportaciones, a una gran cantidad de poetas del mismo periodo con los que se podría elaborar otra antología de un nivel similar a la presentada. La bibliografía final cierra un libro absolutamente insustituible para conocer in situ el sendero ascendente, el origen, de la lírica moderna y su incidencia en la que se escribe hoy, también en nuestra lengua.

Libro de los otros recoge una ingente cantidad de poemas escritos por autores de habla inglesa que el también poeta asturiano Jordi Doce fue traduciendo y publicando pacientemente en su blog Perros en la playa. Él mismo señala al abrir el tomo que se trata de “compartir con el lector interesado los hitos que iba encontrando en mi camino, esas revelaciones que justifican toda lectura y nos obligan a hacer un alto. Muchas de estas páginas, de hecho, nacieron como anotaciones al margen”. Los breves apuntes de tipo biográfico o histórico que acompañan los poemas no tienen desperdicio para ubicar cada uno de los poemas en su contexto. Poetas ingleses, estadounidenses, canadienses, australianos… de toda época histórica (aunque predominen los contemporáneos) desfilan por este conjunto de textos en los “que si algo comparten estas traducciones es el placer, la atención y la intensidad con que fueron hechas ”, en palabras de Doce.

Los libros comentados, Libro de los otros y Subir al origen

Sorprende que, como suele ser habitual en este tipo de ediciones, no se haya publicado cada poema en su lengua original. Quizás esté justificado por la cantidad de textos seleccionados (lo que redundaría en tomos excesivos si se incluyesen los originales) y, desde luego, las versiones casi siempre son bastante buenas . Castrillón lo señala en su presentación e informa que los títulos de los poemas van también en el original para que el lector interesado pueda localizar con facilidad el poema en internet.

Dos libros que se complementan a la perfección y con los que el lector, además de disfrutar de poetas y poemas sustanciosos, accede a versiones muy buenas y, gracias a las breves anotaciones que los acompañan, obtiene información valiosa para contextualizar mejor y valorar los poemas recogidos . Ambos autores son dos reputados conocedores de la poesía internacional, poetas y excelentes traductores.

Uno de los poetas seleccionados por Jordi Doce en su libro es el chino Bei Dao (1949), a quien tuve la suerte de conocer en Altea en 1995, en un festival internacional de poetas (él entonces vivía en Amsterdam y se había exiliado de China en 1989 tras la masacre de Tiananmén) y ayudarle a traducir al chino, desde una versión inglesa, la Elegía a Ramón Sijé de Miguel Hernández. El poema le cautivó. No en vano, también su poesía emparenta imágenes surrealistas con una lucidez sorprendente que siempre acaba captando al lector. Ha sido propuesto al Nobel en alguna ocasión. De los tres poemas de Bei Dao que versiona Jordi Doce del inglés, transcribo este:

 

El arte de la poesía

en la gran casa a la que pertenezco

sólo queda una mesa, rodeada

por una vasta ciénaga

la luna me ilumina desde distintos ángulos

el frágil sueño del esqueleto aún se yergue

a lo lejos, como un andamio por desmontar

y hay pisadas de barro en la página en blanco

el zorro al que hemos dado de comer muchos años

con un golpe de su cola feroz me halaga y me hiere

 

y estás tú, por supuesto, sentada frente a mí

el relámpago de buen tiempo que reluce en tu palma

se convierte en leña se convierte en ceniza

El poeta chino Bei Dao