SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 166
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Esta es la pregunta que nunca falta en las charlas a padres o profesionales.

Es como si el único y arriesgado contacto con la tecnología fuera cuando le vamos a comprar el móvil. No recordamos que prácticamente desde que nace está expuesto, por ejemplo, cuando “aparcamos” a un menor de 3 años delante del móvil, tablet o la televisión para que nos deje tranquilos durante un rato.

Y así una y otra vez a lo largo de su niñez y pre-adolescencia.

Pero llegará el momento en el que le tendremos que comprar el móvil –la pregunta del millón-.  Personalmente soy de la opinión de que hay que preparar a los padres para lo que se les viene encima:

  1. Comprárselo sin que los progenitores tengan unas mínimas nociones sobre cómo funciona, normas y límites, es como darles un arma cargada con la que se pueden hacer mucho daño al igual que se lo pueden hacer a otros.
  2. Según las últimas estadísticas, un tercio de nuestros niños de 11 a 16 años, han hecho sexting (intercambio de mensajes/fotos de índole sexual, con sus iguales). Por lo que es necesario que sepan que no hay ningún sexting seguro y que sus fotos mañana les pueden marcar la vida.
  3. Tenemos que ser conscientes de que hoy, la principal “academia” para el aprendizaje de las relaciones sexuales es la pornografía, a la que pueden tener acceso a través de cualquier dispositivo y en cualquier momento. Es imprescindible que les preparemos para cuando esto ocurra; en caso contrario sus relaciones serán influenciadas por comportamientos machistas, dominantes/sumisos y sobre todo degradantes.

 Es como si para comprar un coche, lo único que nos importara fuera la edad. Por ejemplo, en Estados Unidos se puede conducir a partir de los 16 años.

 Lógicamente lo que más nos importa es saber si está preparado para conducir y eso sólo lo podemos conocer si la familia o la autoescuela le han enseñado.

 Nunca le permitiremos conducir si no tiene superados los conocimientos mínimos sobre funcionamiento, normas y límites.

Este artículo también lo podéis encontrar en el blog http://www.adiccionesadolescentes.es

Mi próximo artículo se titulará:

“La filantropía de la droga: ¡a mí me invitan!”

Gracias al trabajo de Sara Cremades González (Maestra y filóloga), podemos tener este artículo en inglés:

 

At what age should I buy him a mobile phone? 

That’s the question that always comes out at the speeches given to parents or professionals. 

It seems as if the only and most dangerous contact with technology was when we buy him the phone. We never remember that since he was born he has already been exposed to it, for instance, when we put a tablet, mobile phone or television in front of a 3-year-old kid for us to be quiet for a while.

And this happens over and over again throughout his childhood and adolescence.

But the time will come when we will have to buy the mobile phone- the million-dollar question-. In my opinion, it is essential to prepare parents for what the are going to deal with:

  1. Buy it without parents having a minimal notion about how it works, its rules and limits, is like giving them a loaded weapon they can damage themselves with or cause damage to others.
  2. According to the last statistics, a third of our kids from 11 to 16 years old have practised sexting (to exchange sexual messages/photos wit their equals). For this reason, it is necessary that they know there is no safe sexting and that their pictures can define their lives tomorrow.
  3. We need to be conscious of the fact that today; the main “academy” in order to learn about sexual relationships is pornography, to which they can access through any dispositive and at any moment. It is crucial for us to prepare them when this happens; otherwise, their relationships will be influenced by chauvinist, controlling and degrading behaviours.

It is as if we would like to buy him a car, and the only thing that mattered was the age. In the US, you have to be 16 in order to drive.

Evidently, the most relevant thing is to know if he or she is ready to drive and the only way to know that is if the family or the driving school have taught him how to do it.

We will never allow him to drive if he has not acquired the minimal knowledge about its performance, rules and limits.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Acerca del autor

Autor: José José Gil

Me llamo José José Gil (J.J.) y soy Enfermero de la Unidad de Conductas Adictivas de Elda. Reconozco que soy un apasionado de mi trabajo y como profesional y padre llevo muchos años investigando las ADICCIONES ADOLESCENTES.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir