Imprimir
Visto: 448
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Las dos sociedades musicales de Petrer han participado dentro de este mes de julio en sendos certámenes de bandas. La Unión lo hizo el sábado pasado día 14 en el internacional de Dos Barrios, en la provincia de Toledo, y la Virgen del Remedio siete días antes, mucho más cerca, en el de música festera de Agost.

Desde que en mayo de 2008 obtuviera el primer premio en el Certamen de Música Festera de Elda, la Sociedad Unión Musical de Petrer no había vuelto a concursar. Lo hizo en la medianoche del sábado al domingo pasados, en la localidad toledana de Dos Barrios. Certamen que en alguna de sus ediciones anteriores ha contado con presencia de bandas extranjeras, de ahí su calificativo de "internacional", y que esta vez, en su décimo aniversario, fueron todas valencianas.

La banda petrolanca tuvo que conformarse con el tercer premio, siendo la Unión Musical de Benimodo, localidad muy cercana a Carlet en la provincia de Valencia, y la Unión Lírica Pinosense, de Pinoso, quienes obtuvieron el primero y segundo respectivamente. Como premio de consolación, si cabe para los de Petrer, el de mejor solista recayó en su flautista Rosa María Sánchez Jiménez.

Decepción, por tanto, en la expedición petrolanca, habida cuenta de que al término de su actuación, que fue la primera, todos estaban más que satisfechos de como había sonado la banda. Su director, Luís Sánchez Jiménez, un manojo de nervios, esperaba algo más.

Con todo la diferencia de puntos entre las tres fue muy exigua, para lo que viene siendo habitual en este tipo de concursos. Al respecto cabe hacer dos valoraciones. Una que "el combate" usando la terminología boxística dio un resultado casi de nulo, y otra que el jurado fue exigente en exceso con las tres agrupaciones. Sobre un máximo de 240 puntos, la banda de Benimodo obtuvo 177, la de Pinoso 173 y la de Petrer 167. Lo cual da a entender claramente que la diferencia final se produjo por pequeños detalles. Esta puntuación en cualquiera de los certámenes que se rige por otras reglamentaciones hubiera declarado desierto el primer premio, y posiblemente el segundo.

Destacar el magnífico dispositivo organizativo de Dos Barrios, que sin llegar a los 2.500 habitantes, lleva ya diez años poniendo en pié este certamen, que en esta ocasión con motivo de este aniversario contó ¡nada más y nada menos! con la presencia de la Banda Sinfónica Municipal de Madrid. Su actuación, que comenzó poco después de las diez, abrió una noche bandística que se prolongó hasta bien pasadas las tres de la madrugada del domingo.

Su director, el valenciano Rafael Sanz Espert, formó parte del jurado, así como el maestro y compositor holandés Jan Cober, que recibió el homenaje de esta villa toledana, sita a escasos diez kilómetros de Ocaña. A Sanz Espert le quedan muy pocos días de estar al frente de la municipal madrileña -igual este de Dos Barrios ha sido su último concierto- pues ha sido nombrado nuevo director de la Banda Municipal de Valencia, y posiblemente debutará el próximo domingo, en la clausura del certamen internacional valenciano, que se inició ayer jueves. El jurado se completó con Juan Jesús López Sandoval, profesor de dirección del Conservatorio Superior de Málaga.

Cabe señalar que las bases establecían que cada banda concursante debía interpretar como obra de libre elección una composición de zarzuela. En el caso de la de Benimodo no fue así, pues eligió el intermedio de una ópera española, pero ópera, al fin y al cabo: La venta de los gatos. No obstante, si la organización del certamen la admitió, nada hay que reprochar al jurado calificador.

Lleno absoluto en el amplio patio y pistas deportivas del colegio público donde se celebró el certamen, aún cuando en cada uno de los descansos, para el cambio de agrupación, unas personas entraban y otras salían del recinto, cerradas sus puertas cuando la música sonaba.

Como viene siendo norma ultimamente, la presentación de cada banda previa a su actuación, se ofrece por medio de un vídeo ilustrativo de su labor músico-didáctica y de promoción de sus poblaciones de origen. No fue así en el caso de la de Petrer. Según comentó el presentador del acto no habría proyección, "porque la banda no habián aportado el vídeo correspondiente". Tuvo que rectificar cuando acabaron su actuación, pues el vídeo si estaba pero lo que falló fue el equipo técnico, proyectándose acto seguido.

Antes del pasacalles previo e imposición de corbatas a las banderas de las bandas, hubo una recepción oficial de las autoridades a sus directivos, en el magnifico Centro Cultural de la villa. En la misma estuvieron presentes las primeras autoridades de Benimodo y Pinoso. No hubo representación política de Petrer. Desconozco las causas. Según mis noticias, la junta directiva de la Unión Musical cursó la invitación correspondiente a la corporación municipal.

Una vez acabada la actuación de las bandas concursantes llegó el turno de la Santa Cecilia de Dos Barrios, mientras el jurado calificador deliberaba. Estando esta edición del certamen dedicada a música de zarzuela, en las obras de libre eleccion, me pareció extraño que el director de la entidad organizadora eligiese como fin de la velada una composición actual, compuesta exprofeso para banda, pero pesada en exceso para escucharla bien pasadas las tres de la madrugada, cuando la mayoría de los asistentes ya llevábamos allí más de seis horas.

Más fuera de contexto y nada original me pareció que, con las primeras autoridades y componentes del jurado encima del escenario brindando con cava, se pusiera el punto y final a los sones del brindis de la ópera La Traviata.

 

Idéntica suerte para la Virgen del Remedio en Agost

 

No tuvo mayor fortuna la otra sociedad musical de Petrer, la Virgen del Remedio, en su participación siete días antes en el Certamen de Música Festera de Agost. Aquí solo compitió con la Sociedad Musical "Benicadell" de la población valenciana de Castelló de Rugat, sita en la cara norte y a las faldas de la sierra que le da nombre a la banda, que obtuvo el primer premio.

La diferencia de puntos tampoco fue excesiva, siendo en la obra de interpretación obligada donde los castelloners les aventajaron mayormente. En la obra obligada los de Castelló sumaron 101puntos por 91,5 los de Petrer, quienes obtuvieron puntuación idéntica en la de libre elección: 91,5 puntos, por 93 la "Benicadell".

El jurado estuvo compuesto por los profesores Jesús Hurtado Fernández, Angel Crespo García y Joan Enric Cante i Todolí.

En el pasacalles previo al certamen, el director de la Virgen del Remedio, Santiago Rodríguez Perpiñán, eligió el pasodoble Petrel en fiestas, del músico agostense Juan Manuel Molina Payá. Muy buena elección, como homenaje en recuerdo a un compositor ya fallecido, que fue iniciador y maestro – de los de antes, casi por amor al arte- de decenas de músicos agostenses y algún petrelense, de posteriores carreras profesionales, muy brillantes en muchos casos.

El certamen de Agost se celebró a la semana siguiente de haberse celebrado sus fiestas de moros y cristianos. Hecho este poco habitual en el mundo festero. Por lo general, en la mayoría de poblaciones los celebran como uno de sus actos previos, o dentro de la programación de su paso del ecuador o media fiesta.

La Sociedad Musical Virgen del Remedio también llevaba muchos años sin participar en concursos. Si no me falla la memoria, la única ocasión anterior donde compitió fue en el de música festera de Elda del año 2000, cuando estaba dirigida por el eldense Octavio J. Peidró Padilla.

Más allá de la competición propiamente dicha, y que en mi opinión es lo menos importante en estos encuentros de bandas de música, vista la puntuación obtenida por las dos sociedades musicales petrolancas, hay razones para no estar decepcionados, pues otro de los objetivos de presentarse a estos certámenes, muy importante, se logró plenamente. El de "hacer banda", por la implicación de todos los músicos, con su presencia masiva en los ensayos y cuantas actividades paralelas se han desarrollado, que a buen seguro habrá propiciado el estrechamiento de relaciones entre sus componentes respectivos.

 

Concerts d´Estiu 2018

Dentro de la programación Concerts d´Estiu 2018 de Petrer, la banda de la Sociedad Musical Virgen del Remedio actuó el sábado pasado en el Parque Municipal El Campet. El domingo próximo, día 22, cerrará su curso 2017-2018 con un nuevo concierto en la Plaça de Baix, a partir de las 8,30 de la tarde.

Por su parte la Sociedad Unión Musical que actuó en esta misma plaza el domingo 8, pondrá punto final a sus actividades del curso el sábado día 28, en el Parque El Campet, a las diez de la noche.