SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

2 JUN 2020 Fundado en 1956
Visto: 781

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

 

Desde el 15 de enero de 1981, día en que se estrenó Fuenteovejuna, en adaptación de la obra teatral  homónima de Lope de Vega Carpio -Madrid 1562-1635- ninguna otra zarzuela propiamente dicha se ha vuelto a estrenar en el teatro que toma, y da a la vez, nombre al género lírico español.

Durante estos 38 años, largos, sí se han estrenado un buen número de óperas de autores españoles, todas las cuales, al igual que ha ocurrido con Fuenteovejuna, no han gozado de reposiciones posteriores.

El vacío tan enorme en el campo zarzuelistico se hubiera roto el 5 de abril de 2018 con el estreno de la zarzuela moderna Policías y Ladrones. Obra encargada por el anterior director artístico del Teatro de la Zarzuela, el italiano Paolo Pinamonti, al compositor Tomás Marco Nadal -Madrid 1942- y al dramaturgo Álvaro del Amo -Madrid 1942-.

Pero el proyecto se tuvo que cancelar, debido a la huelga que por aquellas fechas mantuvo el personal del coliseo madrileño, ante el anuncio del Ministerio de Cultura de que pasaría a depender de una fundación de nueva creación, que englobaría a los teatros Real y Zarzuela, en lo que pasaría a denominarse Teatro Lírico Nacional.

Tanto el estreno como las otras cuatro funciones programadas de Policías y Ladrones, tuvieron que postergarse para mejor ocasión.

Y esa ocasión debería haber sido ayer jueves, día 26. Pero de nuevo se han tenido que cancelar todas las sesiones, previstas para los días 26,28 de marzo, 2,4 y 5 de abril. De hecho ya tuvieron que cancelarse los ensayos, cuando andaban bastante avanzados.

Como lo más probable es que la programación del teatro para la temporada próxima ya esté cerrada, y hasta es posible que la siguiente se encuentre bastante avanzada, hay razones para creer que los policías y los ladrones tendrán que esperar otros dos años, como mínimo, para desfilar sobre el escenario de La Zarzuela. De todos modos, el tema de la corrupción, las influencias y los amiguismos, seguirá estando vigente, y la obra, en su contexto argumental y literario, no perderá actualidad, aunque no es descartable que sus autores efectúen alguna puesta a punto.

Y es que de eso va esta proyectada zarzuela contemporánea. La trama gira en torno a un político -cuyo nombre es El presunto implicado- que acaba en la cárcel. El policía que llevó la investigación por la que es detenido -ironías de la política y de los vigilantes de la seguridad ciudadana- seguirá el mismo camino y será igualmente encarcelado, por sus manejos y asuntos turbios. Los dos compartirán celda. Para acabar de arreglar el asunto el hijo del presunto y la hija del otro se conocieron en una beca Erasmus y están enamorados. Un quinto personaje es la esposa del político que desconoce totalmente los tejemanejes ilegales de su marido.

Con la cancelación de las cinco funciones, se pierde una buena oportunidad de poder descubrir esta novedad zarzuelística. Máxime si tenemos en cuenta que de cada producción del Teatro de la Zarzuela de las temporadas anterior y actual, se ofrece una representación en directo por internet, que después queda en la nube.

De hecho todos los títulos ofrecidos desde que acabó la huelga de 2018 están disponibles en las redes sociales, siendo amplia y muy variada la colección. Desde un precioso Barberillo de Lavapiés a la gran última novedad, la cubana Cecilia Valdés. Pasando por una magnífica Casa de Bernarda Alba, la extraordinaria gala en homenaje a Montserrat Caballé, la divertidísima Veinticuatro horas mintiendo, o la mutilada Katiuska, entre otras. También está la Doña Francisquita protestada de la temporada pasada. Pero como en Youtube se encuentra casi todo, quien quiera gozar de esta obra maestra en toda su amplitud, sin experimentos desvirtuadores, puede echar mano de la del Liceo de Barcelona de junio de 1988, con una Enedina Lloris y un Alfredo Kraus sublimes, además de una grandiosa producción, dirigida por José Luís Alonso.  También está disponible la producción de 2010, que emitió en directo TV3 desde el mismo Liceo, con una encantadora Mariola Cantarero junto al siempre eficaz José Bros.

 

La tabernera

La otra obra que se vio afectada por la huelga de 2018 fue La tabernera del puerto. De las catorce funciones previstas se pudieron representar seis.

Como Policías y ladrones, las ocho restantes están programadas para la temporada actual. En principio no parece que puedan correr peligro de ser canceladas, pues el estreno será el 6 de junio.

Más peligro corre Luisa Fernanda, la obra que está previsto estrenar el 30 de abril, y cuyos ensayos ya deberían estar en marcha.

Una Luisa Fernanda que presenta la novedad de estar dirigida por el italiano David Livermore, ex-director del Palau de les Arts de Valencia. Registra muy solicitado en los principales teatros de ópera internacionales, y que por vez primera, en su dilatada carrera, dirigirá una zarzuela.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Acerca del autor

Autor: Elías Bernabé Pérez

Mis recuerdos más remotos que me atrajeron a la zarzuela me trasladan a sesenta años atrás. Primero escuchando los fragmentos que sonaban con frecuencia en la radio. También gracias a las fantasías, preludios e intermedios que interpretaban las bandas de música en los conciertos de las fiestas de octubre de Petrer. El templete donde actuaban estaba justo ante la fachada de mi casa.

Lo que más me gustaba de la Semana Santa es que en la radio solo se emitía música clásica. El viernes y sábado santo las emisoras enmudecían.

Lo más intenso vino en la época dorada del tocadiscos. Lo compró mi abuelo materno en 1963. La primera zarzuela que entró en casa fue Doña Francisquita con Kraus y Olaria. Es una grabación incompleta, pero suficiente para que me la aprendiese de memoria. Mi abuelo estaba impedido y era yo quien la ponía todos los mediodías y noches durante dos semanas consecutivas. A los quince días compramos un segundo disco: La generala, de nuevo con Kraus y Olaria. Y ya fuimos alternando. Después vino Maruxa. Y yo con solo 13 años me entusiasmé con ella y también la aprendí. Sí, digo bien. ¡A mis 13 años ya me encantaba Maruxa!

Ahí comenzó todo y ya no he parado. Siempre como aficionado.

Como le dice un padre a su hijo al final del documental de TVE sobre zarzuela La romanza de Madrid, de 1988, “Te acompañarán toda tu vida, porque son inmortales”.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir