Imprimir
Publicidad
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Juan Villena Miralles y su hijo Manuel en las instalaciones de Caravanas Vinalopó | Jesús Cruces.

Caravanas Vinalopó nació en el año 1992 tras el cese de la anterior regencia que, con el nombre de Caravanas Román, se ubicaba en la salida de Elda hacia Alicante y concretamente al lado de la antigua Cruz Roja de Elda, pese a que realmente su emplazamiento pertenece a la partida rural petrerense de El Reventó. El entonces treintañero Juan Villena, natural de Petrer y trabajador en la industria del calzado, empezó a dar sus primeros pasos en el apasionante mundo del caravaning.

Pronto se especializó en este oficio de manera autodidacta y se registró ese mismo año de 1992 en industria como taller instalador de enganches para vehículos. Además del servicio de aparcamiento en su recinto, con capacidad para unas 25 caravanas, se dedicó a reparaciones, a la venta de repuestos, caravanas nuevas y de segunda mano. En este sentido, primero fue vendedor de la marca TEC, más tarde de la marca española Moncayo y por último fue distribuidor de Master. En aquella época tuvo expuestos, además de caravanas, un móbil-home en sus instalaciones. Por otra parte y durante una temporada fue vendedor de remolques convertibles Altus, disponiendo así mismo de una pequeña exposición de diferentes modelos.

El rumbo del comercio dio un giro en el año 1996, cuando a este petrerense se le unió su hijo mayor, Juan, cuando tenía 16 años de edad. El joven aprendió el oficio de su padre y fue capaz de dar un paso más, adquiriendo por su cuenta algunas nociones de soldadura y pintura. Así es como padre e hijo idearon una nueva vía de negocio, emprendiendo y desarrollando la fabricación de remolques con marca registrada propia. Los modelos de remolques fueron homologados con variedad de dimensiones y formas según sus usos, pudiendo ser para carga, para transporte de perros, de caballos, portamotos, portacoches, placeros, basculantes para trabajos agrícolas y de albañilería... El éxito de estos productos fue rotundo, y la marca, con el nombre de SPEEDKART, pronto se ganó buena fama, no sólo en el valle de Elda, sino en todo el territorio nacional.

Tanto que durante los primeros años de este siglo, Manuel, el pequeño de los tres hijos que tiene Juan Villena, se incorporó al trabajo, compaginando el oficio con sus estudios. Producían un mínimo de 100 remolques al año. Fue una época de grandes satisfacciones para Juan y sus hijos Juan y Manuel, al menos hasta que la crisis económica golpeó este país. En 2008, con Juan hijo desvinculado del negocio al aprobar una oposición de policía local, Manuel y su padre decidieron abandonar la fabricación de remolques para centrarse de nuevo en el mundo del caravaning, gracias al cual el comercio encontró de nuevo su razón de ser, con caravanas ACE como principal reclamo y más tarde con la marca alicantina ACROSS. Así funcionaron hasta el año 2013, cuando Juan padre dejó la riendas del comercio a su hijo pequeño.

Manuel Villena siguió las directrices de su padre y con gran esfuerzo económico y burocrático trasladó el comercio a su ubicación actual, junto al polígono industrial Les Pedreres de Petrer. El área cuenta con un amplio espacio dedicado al aparcamiento de caravanas con un total de 75 plazas.  Manuel sigue con la misma filosofía con la que empezó su padre, que es la de dar el mejor servicio y asesoramiento a todas aquellas personas amantes de las caravanas. Parking, venta, taller y tienda conforman hoy el mejor espacio dedicado al caravaning del interior de la provincia.

Caravanas Vinalopó se encuentra en la Partida Pedreres Baixes, 28 de Petrer. Su teléfono es el 656 909 311 y su email es Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..