SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Publicidad
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Alberto Pomares trabaja en Avicena, en la calle Juan Carlos I, 12 de Petrer.

Alberto Pomares Sánchez nació en Elda hace 51 años. Desde bien pequeño, siempre le llamó la atención la medicina natural: "Los estudios, la evolución de la misma y su eficacia me llevó a determinar que desde hace veinte años fuera mi profesión y vocación, aplicándola de una forma seria y responsable para por sí sola o complementando a la medicina convencional, ayude para aumentar, conservar y restablecer la salud de una forma noble y eficaz, sin efectos secundarios".

Los miles de pacientes que ha podido atender le han permitido verificar la capacidad de ayuda de esta ciencia bien aplicada y con un tratamiento personalizado.

Los resultados de estos pacientes "son la demostración clara de la eficacia de mis tratamientos aconsejados, tanto a nivel físico como psicológico". Las técnicas que utiliza son:

  • Naturopatía. Las propiedades de las plantas, los alimentos, los suplementos dietéticos evolucionados y de calidad, las vitaminas, los minerales y oligoelementos son algunos de los recursos que tiene la naturopatía para elaborar un programa de salud individualizado, desde una visión global de la persona (cuerpo-mente) y buscando la causa del problema de salud. Está indicada en todas las personas que quieran mejorar su salud física y emocional, y es muy eficaz en múltiples trastornos y patologías.
  • Iridología. Es una técnica que enseña a determinar por medio del examen del iris una serie de datos terapéuticamente aprovechables que se refieren al estado de salud o enfermedad de la persona observada. Y que, al propio tiempo, nos ilustran sobre su constitución y el estado del sistema inmunitario, así como de las sobrecargas en órganos, glándulas y tejidos del cuerpo, y del estado emocional (psicológico, fisiológico, motriz y sensorial).
  • Las esencias Flores de Bach. Son una herramienta que permite fortalecer las emociones para tener un sistema nervioso equilibrado, evitando ansiedad, depresión, miedos, fobias, hiperactividad, falta de atención, insomnio... Además, mejora las patologías físicas por su vinculación emocional.

Alberto Pomares realizando una prueba.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir