SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
[Entre noticias 1] ALBORADA 19
Visto: 2575
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Los muertos vivientes invadieron el castillo de Petrer | Jesús Cruces.

El Castillo de Petrer se convirtió ayer durante la noche de las ánimas, la más tenebrosa del año, en un escenario terrorífico donde los muertos volvieron al mundo de los vivos durante unas horas. Y fue gracias al espectáculo La sombra de lo que fueron a cargo del nuevo grupo de teatro municipal, que dirige Begoña Tenés, con 35 de sus actores. El amor, la tragedia y el terror se dieron la mano para hacer las delicias de los amantes del miedo durante la noche de Halloween.

Cerca de 300 personas recorrieron las distintas estancias de la imponente edificación que siglo tras siglo vigila al valle. Los actores representaron con brillantez la dramática historia de una pareja cuyo amor fue prohibido por ser un cristiano y una musulmana, y a los que solo separaron sus trágicas muertes. Sin embargo, pudieron sellar su amor con una boda de ultratumba que solo fue posible en la noche de los difuntos, en la que el velo que separa el mundo de los vivos y los muertos es muy fino. El público se sobrecogió con el desarrollo de la historia que se realizó en un enclave muy especial, pues es la primera vez que el Castillo petrerense acoge esta actividad, que resultó un éxito.

Esta actividad, que fue organizada por la Concejalía de Juventud, contó con iluminación y sonido con canciones clásicas de terror como 1, 2, Freddy viene a por ti  o de la banda sonora de Drácula, lo que dotó al lugar de un ambiente de puro terror. También se pudo ver a personajes terroríficos en los alrededores del castillo gracias a la colaboración de la asociación cultural Kaskaruja. 

Actividades infantiles

Previamente los más pequeños fueron los protagonistas de la tarde de Halloween, primero pudieron realizar aterradoras calabazas gracias a la Concejalía de Infancia y Juventud, que repartió 120 piezas entre los niños de forma gratuita. Seguidamente la fiesta se trasladó hasta la casa cueva, en las faldas del castillo, allí se realizó un pasaje del terror infantil entre miembros de la asociación cultural Kaskaruja y de la Concejalía de Infancia y Juventud, entre los que destacaba el edil del área, Javier Martínez, quien no dudó en enfundarse un aterrador traje y asustar y dar caramelos por segundo año consecutivo.

De la misma forma los pequeños disfrutaron de la tarde realizando el "truco o trato" puerta a puerta e incluso algunos bebieron "sangre" realizada con zumos de frutas. 

La noche en imágenes 

img_9252
img_9260
img_9300
img_9325
img_9331
img_9344
img_9355
img_9366
img_9388
img_9425
img_9437
img_9454
img_9476
img_9492
img_9495
img_9500
img_9516

 

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir