SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 10020
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
La Policía Nacional investiga estos hechos.

El hombre de Elda que desapareció tras un tiroteo con un grupo de presuntos narcotraficantes en una casa de campo en Petrer el pasado día 7 de diciembre, ha aparecido muerto esta semana en el barrio de San Blas de Alicante, en el interior del maletero de un coche, donde al parecer lo habían dejado dos meses antes asesinado por cuatro disparos. Su familia y la Policía buscaban a este hombre de Elda, de 35 años, que al parecer fue asesinado el mismo día del tiroteo o poco después. La autopsia, a pesar del mal estado en que se encontraba el cuerpo, ha revelado que recibió un tiro en la cabeza, dos en la espalda y uno en la pierna.

Los hechos se remontan al día 7 de diciembre, cuando este hombre fue con un amigo a una casa de campo de Petrer, situada en un lugar poco accesible, donde al parecer un grupo de personas de nacionalidad colombiana tenían un laboratorio clandestino de cocaína. El encuentro terminó en un tiroteo y el hombre resultó herido en una pierna. Sin embargo, no regresó a su casa, por lo que la Policía barajaba la posibilidad de que hubiera sido capturado o asesinado. Su compañero pudo huir, pero al saltar la valla de una vivienda de campo próxima, se rompió el tobillo. Llamó a la puerta y la dueña de la casa lo vio tendido en el suelo de la marquesina pidiendo ayuda, pero rogando a la vez que no llamara a la policía, cosa que finalmente hizo. Este hombre ingresó en el hospital, con custodia en calidad de detenido.

Cuando la Policía Nacional llegó al lugar de los hechos, los supuestos narcos habían huido, dejando atrás un laboratorio de droga, tres pistolas, una de ellas con silenciador, un subfusil y munición, además de dinero y material para tratar la cocaína. 

La Policía Local de Alicante continuó con las detenciones gracias a un hecho fortuito, ya que tres de los implicados en el tiroteo huyeron después a Alicante en dos coches y uno se quedó sin gasolina. Se da la circunstancia de que uno de ellos viajaba con el Citröen C4 de la víctima, cuyo cuerpo estaba en el maletero. Antes de llegar a la capital por la Autovía A-31, tuvo que parar en el arcén por falta de combustible. Al parecer, el otro coche paró para ayudarle y cuando sus ocupantes le echaban gasolina con una garrafa, una unidad de la Policía Local de Alicante se detuvo para auxiliarlos. Al pedirles la documentación, el conductor del C4 logró escapar con el vehículo poniendo como excusa que los papeles los tenía dentro de la guantera. Los otros dos hombres también intentaron huir, pero fueron arrestados.

Este coche fue estacionado en el barrio de San Gabriel de Alicante y dos meses después se ha hallado muerto en su interior al hombre de Elda, que era su propietario.

Los tres detenidos, uno de Elda y dos colombianos, han ingresado en prisión. El único identificado que sigue en paradero desconocido es otro hombre de 31 años. La Policía Nacional de Elda y de Alicante continúa investigando el caso.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir