SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 1090
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Imagen del Encuentro de Gloria de 2019.

El comisario de la Semana Santa, José Santa, lleva un año y medio trabajando para poner al día de la normativa tanto la Junta Mayor como las ocho cofradías de la ciudad. En menos de dos años ha conseguido que estas cuenten con sus propios estatutos, que se registren como entidades propias y que por fin la Semana Santa cumpla con la normativa que impuso hace diez años la Diócesis de Orihuela-Alicante, de la que depende la Semana Santa eldense. 

Santa aceptó presidir la Junta Mayor a petición de la propia Diócesis, que confió en él para que la Semana Santa eldense regulase su situación siguiendo la normativa estipulada desde hace una década. Santa ha conseguido reorganizar la celebración con un proceso participativo que han aceptado de buen grado todas las cofradías, aunque admite que unas se lo han puesto más fácil que otras. Estas, que ahora tienen sus propios estatutos, se han conformado como cofradías y ya no son una sección de la Junta Mayor de Hermandades, así tienen independencia y están reguladas con las normativas de las asociaciones civiles y religiosas.

Divorciados

Al estar ligada a la Iglesia, tienen una normativa específica, y para poder ejercer el cargo de la presidencia o vicepresidencia, además de tener la mayoría de edad, deben tener plena comunión eclesial, y no podrán ejercer dichos cargos las personas que estén en situaciones irregulares: matrimonio a prueba, uniones libres de hecho, católicos unidos por mero matrimonio civil y católicos divorciados que se han vuelto a unir civilmente con otra persona. Santa confía en que este código canónico, que tiene diez años, se modifique y se adapte al siglo XXI, y se tengan en cuenta otras aptitudes por delante de dichas situaciones.

Aunque José Santa se marchará en unos meses, tras dejar reorganizada la celebración, espera que tanto la nueva Junta Mayor, que podrá ser presidida por cualquier cofrade, como las hermandades, apuesten por hacer crecer la fiesta y cuidar más las procesiones. De hecho recuerda que el Encuentro entre el Nazareno y la Verónica en la plaza Castelar ha tenido buena acogida así como el nuevo recorrido de la Procesión del Silencio, que debe ayudar a revitalizar el casco antiguo. Para ello hace falta la mayor participación posible, recalca, algo que ahora será posible, puesto que la Junta Mayor estará compuesta por comisiones que pueden trabajar aspectos concretos de la Semana Santa.

Santa también cree que es necesario que las cofradías apuesten por llevar a cabo una mayor acción social a través de actividades en las que los cofrades puedan sentirse a gusto y disfrutar su espiritualidad durante todo el año y no solo en Semana Santa. Pone como ejemplo el acompañamiento de personas que se sientan solas por parte de la cofradía de la Soledad o de la ayuda a mujeres que sufren violencia machista por parte de la cofradía de la Verónica o apoyar a los niños en situación de exclusión social. Así, espera que la celebración de las procesiones, que ha cumplido 30 años desde su recuperación, siga creciendo. 

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir