SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 1026
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

La Procesión del Silencio volvió a pasar por San Roque.

La calle San Roque alberga el edificio en pie más antiguo de la ciudad, datado en el siglo XVII. Se trata del antiguo Hospital de Pobres de Elda, construido entre 1642 y 1652, o parte de él, pues solo queda la ermita del mismo, que en el último siglo ha dado cabida a un colegio, un conservatorio y a las sede de las Cofradías de la Semana Santa hasta que se cerró por deficiencias en su estructura hace casi 20 años. Ahora, el actual comisario de la Semana Santa, José Santa, pone el foco en este edificio y apuesta por su recuperación para que vuelva a acoger a la Junta Mayor.

La historia de este edificio se remonta cinco siglos atrás en el tiempo, a un 13 de octubre de 1584, día en el que Beatriz de Corella, primera esposa del segundo conde de Elda, Antonio Coloma, pidió en su lecho de muerte que se fundase un “Hospital" en la villa de Elda bajo la advocación de la Purísima Concepción, para atender en sus últimos momentos a los eldenses más pobres. Para su construcción asignó unas 1.000 libras y un presupuesto anual de 200 libras que debía otorgar el conde. El edificio se construiría casi seis décadas después y abrió sus puertas en 1653, incluida la ermita, única parte del edificio que ha perdurado hasta la actualidad. 

El Hospital continuó dando servicio a los eldenses hasta que en 1837 se abolieron las jurisdicciones señoriales y el conde de Elda, al no tener jurisdicción, dejó de dar un asignación anual para el hospital. Como ha ocurrido a lo largo de la historia de Elda, el Ayuntamiento, ya con la propiedad del edificio, decidió echar abajo la edificación en 1868, dejando en pie únicamente su ermita. En el año 1920 las Hermanas Carmelitas construyeron un edificio anexo como casa conventual y colegio de niñas, y posteriormente de niños. Posteriormente, este espacio acogió de 1979 a 1980 la primera sede del Instituto de Bachillerato "Monastil", hasta que en marzo de 1980 los alumnos se marcharon hasta su nuevo centro, cada uno con su silla, como curiosidad. En 1982 las Carmelitas se trasladaron a su actual ubicación en la avenida de las Acacias, al que había sido un antiguo colegio de párvulos.


Imagen del edificio de San Roque, antigua sede de la Semana Santa.

De 1986 a 1993 este edificio de San Roque acogió el Conservatorio de música. En el año 2000, tras la valoración de acoger el Museo Etnológico, finalmente fue la sede de las Cofradías de la Semana Santa de Elda, ya que las procesiones se recuperaron en 1988. Diez años después, en 2010 ante el estado de “ruina” del edificio, el Ayuntamiento trasladó la sede de la Junta Mayor y desde entonces el edificio está cerrado y no se ha realizado ninguna actuación para su recuperación.

José Santa pone el foco en una necesidad que ya ha expuesto a los políticos de la ciudad: recuperar el edificio como sede de la Semana Santa. "Este es un edificio emblemático de la ciudad que se está dejando perder por falta de actuaciones y que cuenta con una joya histórica como es una capilla datada en el siglo XVII, el edificio más antiguo de Elda, después del Castillo", indica Santa, quien recalca que se podría utilizar no solo para las reuniones de la Semana Santa, sino como espacio para realizar exposiciones, presentaciones y múltiples actos culturales. Aunque José Santa dejará su cargo próximamente, confía en que la nueva Junta Mayor continúe trabajando en esta idea, pues afirma que sería positiva tanto para la ciudad como para la Semana Santa.

El cronista oficial de Elda, Gabriel Segura, suscribe la demanda social de recuperar este edificio "que podría acoger actos culturales, pues Elda tiene un déficit de infraestructuras culturales, este sería un espacio que puede tener salas de reuniones, exposiciones y conferencias. Elda no se puede permitir el lujo de perder un edificio más, y menos este que es el más antiguo de la ciudad todavía en pie. El Ayuntamiento debe rehabilitarlo, cuidarlo y protegerlo". 

El alcalde de Elda, Rubén Alfaro, se ha comprometido a buscar las alianzas de financiación para ver qué actuaciones necesita el edificio y llevarlas a cabo con el objetivo de que la Junta Mayor vuelva a San Roque. Su intención, ha dicho, es que se realice en esta legislatura. 

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir