SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 21744
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Imagen del hospital de Elda.

La situación de pandemia por la COVID-19, un virus desconocido y muy contagioso, unido a la escasez de equipos de protección como mascarillas y EPIS o trajes especiales, ha hecho que numerosos sanitarios se contagien en España, y Elda no es una excepción, pues más de veinte de ellos, sobre todo enfermeras y médicos, han dado positivo en las pruebas por coronavirus. Es posible que haya más infectados, pero los test para su detección se han agotado. 

Por otra parte, el Hospital General Universitario de Elda ha paralizado la actividad de consultas externas, pruebas, rehabilitación y operaciones que no sean urgentes para dedicar todos sus recursos a la pandemia de Covid-19, cuyo pico se espera entre finales de esta semana y la siguiente. Esta situación se refleja en imágenes inauditas del centro sanitario, ya que apenas se ve a nadie en la zona de Consultas Externas y queda sitio libre en los aparcamientos.

La situación de los sanitarios respecto al material de seguridad como mascarillas y equipos de protección es deficitaria, como en el resto de hospitales de España, donde el suministro está centralizado en el Ministerio de Sanidad. Lo más grave es que carecen de test para comprobar si alguno de ellos se ha contagiado, ya que son las enfermeras y médicos, además de los auxiliares y celadores, quienes están en contacto directo con los pacientes. 

El personal vive momentos de angustia ya que tiene que trabajar expuesto al contagio, pues las mascarillas están racionados dada su escasez y deben utilizar la misma durante horas, aunque lo preceptivo sería cambiarlas a menudo. De los trajes completos (EPIS) que vemos en televisión, han llegado pocos y deben tirarse después de visitar cada enfermo; en su defecto piden batas con gorros y peúcos del tejido apropiado impermeable y gafas. 

Algunos trabajadores han optado por organizarse y han encargado máscaras de plástico a una empresa de impresión en 3D, o bien han adquirido trajes para fumigar, todo costeado de su bolsillo. Están muy agradecidos por el esfuerzo de las aparadoras de Elda y Petrer y de empresas como Inescop, pues ha sido muy importante para salir del apuro, aunque estas mascarillas denominadas quirúrgicas no previenen el contagio por coronavirus.

Conocedores de esta situación, los ciudadanos, lejos de cansarse, cada día aplauden a las 20  horas desde sus ventanas y balcones con más intensidad al personal sanitario, que trabaja en condiciones de auténtica heroicidad, con riesgo de sus propias vidas y de contagiar a sus familias. Las iglesias de Elda con campanario se han sumado con su repique de las campañas. 

Al menos una veintena del personal está infectado

A falta de datos oficiales de infectados por coronavirus en el Hospital General de Elda, cifras que no facilita la gerencia, ni de los casos de enfermos en sus casas por la COVID-19, que tampoco difunde Salud Pública, este medio ha podido saber que en el centro sanitario hay unas 50 personas ingresadas y otras diez en la UVI. También se conoce que ya han muerto cuatro pacientes en el Hospital por coronavirus, el primero fue un hombre de poco más de 60 años, la segunda  es una mujer de más de 90 años de Novelda, la tercera fue una usuaria de La Molineta y el cuarto fallecimiento se ha producido hoy, una mujer de más de 65 años de edad.

Por otra parte, es muy preocupante la cifra de personal sanitario que se ha contagiado y, aunque tampoco se facilitan datos oficiales, al parecer suman más de una veintena, en su mayoría enfermeras y médicos.  

La cifra total de ciudadanos contagiados también se desconoce, pero ya no se realizan test a la población que se cura en casa, la cual llama previamente al número habilitado y, cuando se lo cogen tras varios intentos y mucho tiempo de espera, se les dice que no les pueden hacer pruebas para centrarse en los casos graves, pero que permanezcan aislados en casa sin saber si están infectados o no. Por ello, no se puede saber la cifra real de contagios. 

El hospital se prepara

En previsión del aumento del número de ingresos, el Hospital no solo ha destinado a los enfermos por COVID-19 las habitaciones de la planta cuarta y parte de la tercera, sino que la gerencia habilitará de manera urgente un nuevo espacio con casi medio centenar de camas, separados por cortinas impermeables para poder acoger a todas las personas que precisen ingreso.

Otras de las medidas que tomará el Hospital será la organización del personal que está en contacto con los enfermos en turnos de 15 días, de manera que trabajarán medio mes con sus correspondientes días libres y descansarán la otra quincena, que servirá de cuarentena en el caso de que alguien resulte infectado.

A pesar de todo, la situación del Hospital General Universitario de Elda es de tranquilidad, a diferencia de los de otras zonas de España y de la Comunidad Valenciana. Los protocolos de actuación frente a la pandemia de coronavirus cambian cada día en este centro sanitario de Elda ante una situación que es nueva, como en el resto del mundo. No obstante, existe inquietud ante el incremento de los casos que está por llegar. Desde el centro sanitario sabemos están haciendo un esfuerzo por conseguir el material de protección para los trabajadores y los test, que han anunciado que ya están en España y llegarán pronto.

Las Consultas Externas solo funcionan para casos graves
[Dentro noticias] serlicoop coronavirus

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir