SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

7 MAR 2021 Fundado en 1956
Visto: 2023

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

La misa fue el único acto oficial de este 2021 a la que acudieron representantes festeros.

Elda no faltó ayer, 17 de enero,  a su cita ineludible con San Antón en su festividad. Fue una celebración simbólica, austera, que encaja con la figura del santo anacoreta, pues la pandemia impide que se celebre cualquier acto festivo. La iglesia de Santa Ana acogió una misa en su honor que mantuvo la esencia de cada año y a la que no faltó el patrón de los Moros y Cristianos, pues había una réplica de la imagen en el altar así como los "palicos" de su hoguera.

La eucaristía, que tuvo lugar a las 19 horas y fue presidida por el párroco Francisco Berná de la Inmaculada, contó con la presencia de capitanías y presidentes de las nueve comparsas de Moros y Cristianos, así como por la Mayordomía de San Antón, Junta Central, los embajadores de las fiestas así como representantes municipales y religiosos.

Durante la misa se recordó que las marchas moras y cristianas volverán a las calles de Elda, así como la pólvora y la alegría. De la misma forma se recordó a toda la población que ha fallecido por coronavirus y a todos los sanitarios que luchan contra el virus. A este acto acudió poco más de un centenar de personas que mantuvieron todas las medidas sanitarias pertinentes para evitar los contagios. Por la mañana se abrió la ermita de San Antón con su imagen a las puertas pero se tuvo que cerrar para evitar aglomeraciones.

Durante la homilía, en la que se repartieron panes benditos a las capitanías, se leyeron algunos de los deseos a San Antón de los eldenses entre los que destacaban: “Salud y buen suceso, volver a la normalidad, que devuelva la luz y la unión así como que acabe la incertidumbre”.

El presidente de la Mayordomía, David Guardiola, afirmó que “aunque podríamos lamentarnos, esta es una tarde de dar gracias, de recordar que la fiesta es mucho más de lo que pensábamos, se puede vivir en el corazón”. 

El acto concluyó con la interpretación solemne del pasodoble A San Antón por parte  de la AMCE Santa Cecilia.


La misa contó con protocolos anti COVID.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir