SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

7 MAR 2021 Fundado en 1956
Visto: 4362

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

El ejemplar está muy inclinado y se va a actuar para evitar que se pierda.

La última morera del Casco Antiguo, datada a principios del siglo XX, se encuentra en el aparcamiento de la calle Magdalena Maestre Amat, a espaldas del Ayuntamiento. Su situación es complicada, ya que está muy inclinada y, por ello, desde el área de Servicios Públicos, a través de la contrata de jardinería, se va a actuar para conservarla.

Este es el último ejemplar que queda en pie como recuerdo de una parte de la historia de Elda, pues durante dos siglos los eldenses plantaron numerosas moreras que, por un lado daban sombra en verano y dejaban pasar el sol en invierno, pues es de hoja caduca, y, por otro, sus hojas servían de alimento para los gusanos de seda, pues la población producía seda, señala el cronista de Elda, Gabriel Segura. Por este motivo había numerosos ejemplares no solo en los accesos de la ciudad sino también en los patios de las viviendas, y solo queda en pie uno en pleno casco antiguo, a pocos metros del castillo tras los numerosos derribos de estas calles en la década de los 80.

Se trata de un ejemplar Morus alba que se encuentra bastante afectado por un hongo y con el tronco muy inclinado, por lo que se debe actuar para evitar que acabe perdiéndose. Para ello se colocará un puntal de medialuna que evite dañar el tronco, que actualmente está agarrado con una cuerda tensora.

Tras esta actuación se regará en abundancia durante la primavera y se le echará más abono a la tierra que rodea a este árbol. También se está valorando mejorar la estructura de protección de la morera para evitar que la tierra se compacte.


Este ejemplar se encontraba en un patio de las viviendas ya desaparecidas.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir