SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 4664
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Está previsto que en 2017 se instalen lazos de inducción en el Teatro Castelar y en el salón de plenos | Jesús Cruces.

Las personas con déficit de audición podrán escuchar con claridad las actuaciones en el Teatro Castelar a partir de 2017. El pleno del Ayuntamiento de Elda aprobó el pasado jueves por unanimidad la moción de Ciudadanos en la que instaba al Consistorio a instalar un lazo de inducción, o bucle, para permitir el acceso a la cultura a las personas son necesidades especiales acústicas tanto en el salón de plenos como en el Teatro Castelar de Elda.

Estos lazos de inducción están formados por un dispositivo sencillo que ofrece soluciones para sistemas de escucha asistida, es decir, permiten a las personas con audífonos e implantes cocleares recibir el audio directamente y de alta calidad en sus aparatos, eliminando el ruido de fondo. El amplificador produce una corriente de lazo que atraviesa un cable que crea un campo magnético, este llega a través de las ondas a los aparatos individuales, donde una pequeña bobina toma esta señal y la amplifica, enviándola directamente al oído del usuario del audífono.

Estos bucles benefician a un sector grande y creciente de la población, pues hoy en día una de cada siete personas sufre algún tipo de problema auditivo. Estos bucles se han instalado con éxito en espacios públicos como el Museo Británico o el metro de Londres, entre otros. 

La idea partió de José Luis Miralles, afectado por una deficiencia auditiva, pues tiene un implante coclear. Miralles se ha mostrado ilusionado tras la aprobación de la moción pues supondrá "el acceso de mi colectivo a la cultura, y no solo para las personas que tenemos un implante sino para aquellas que llevan audífonos, son muchas las personas mayores que volverán al teatro".


Miralles asegura que así se abre la cultura a personas hipoacúsicas | Jesús Cruces.

Las personas que sufren hipoacusia desean oír, es una necesidad, y una vez se instale este lazo en el Teatro Castelar pasarán de escuchar del 30 al 90 por ciento de las obras de teatro o concierto. Se estima que en la provincia de Alicante existen cerca de 100.000 personas que se verían beneficiadas de este tipo de tecnología, y solo en Elda más de 500, lo que facilitará que un mayor número de personas acceda al Teatro Castelar.

El día a día de Miralles es agotador, según indica, pues "es una lucha constante por oír, ya que aunque tenga el implante no escucho con claridad. Me llega todo el sonido, pero es muy difícil separar los ruidos, incluso hay veces en los que se distorsiona, es como llevar gafas mal graduadas". Este profesional en el ramo de la medicina lamenta que su colectivo "nunca ha tenido ayuda, creo que este es un gran paso, pues parece que actualmente nuestro colectivo deja de ser invisible". 

El equipo de gobierno se comprometió a incluir en los presupuestos de 2017 una partida para llevar a cabo la instalación de esta novedosa tecnología que permitirá el acceso a la cultura a un gran número de personas no solo de Elda sino de toda la provincia. Además, se estudiará la ampliación de este tipo de tecnología a otros espacios municipales.

Cabe destacar que en Elda se realizó una obra de teatro en 2011 adaptada a personas con deficiencia auditiva, ya que Apanah instaló un bucle portátil, por lo que podían escuchar con claridad las personas de las primeras filas; además el grupo Carasses habilitó una pantalla en la que se leía el texto que recitaban los actores.


Imagen de archivo del Teatro Castelar de la obra de Carasses con subtítulos para sordos | Jesús Cruces.

Etiquetas

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir