SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 21301
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

El vehículo quedó calcinado durante la madrugada del miércoles | Jesús Cruces.

Manuel Jover cuidaba su Ford Fiesta como si fuera el primer día, siempre lo tenía a punto,  en cuanto notaba que algo fallaba lo llevaba al mecánico. Sin duda este vehículo era su debilidad, pues a pesar de tener un coche nuevo, no se hacía a otro, siempre iba con su Ford Fiesta a todos lados. Este coche, que esta misma semana cumplía 40 años y Jover eran inseparables, hasta que hace unas semanas el dueño sufrió un atropello, un accidente del que todavía hoy se está recuperando y que le impedía conducir, por lo que dejó el vehículo estacionado en la calle hasta que lo encontró calcinado.

Este Ford Fiesta permaneció aparcado en la calle Maestro Amadeo Vives hasta el pasado martes, cuando al parecer, según la Policía Nacional le ha indicado a Jover, una banda que se dedica al robo de coches antiguos en la zona, sustrajo su vehículo. Tras desvalijarlo y llevarse todos los accesorios de valor, desde las manivelas hasta la radio, lo abandonaron bajo el puente de la Estación, a unos 100 metros del barrio El Caliu, y le prendieron fuego para borrar todas sus huellas. 


El vehículo al parecer fue robado por una banda profesional | Jesús Cruces.

Desde la Policía Local de Elda destacan que estos vehículos, debido a su antigüedad, son relativamente sencillos de forzar, lo que permite que sean más fáciles de robar.

Jover le tenía un gran cariño a este coche pues fue el primer Ford que entró a Elda, era para su autoescuela, pero después decidió quedárselo, pues el vehículo formaba parte de la historia de la ciudad y de su vida. Sin ir más lejos, mañana, 21 de octubre, se cumplían 40 años de su llegada a la ciudad, fecha que ya no podrá conmemorar Jover porque alguien ha decidido destruir su vehículo lleno de recuerdos y vivencias. 

Jover ha lamentado lo ocurrido, pues no tiene bastante con haber sufrido un atropello y tener que acudir casi a diario a rehabilitación, conque ahora ha perdido el vehículo de su vida por culpa de unos delincuentes. 


Los bomberos tuvieron que acudir a sofocar el fuego | Jesús Cruces.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir