SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 3555
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
La artista derrochó energía durante su concierto | Jesús Cruces.

La cantante Rosana enamoró ayer a un repleto Teatro Castelar, pues colgó el cartel de entradas agotadas hace semanas. Más de 700 personas abarrotaron la sala y disfrutaron durante más de dos horas y media de un verdadero espectáculo musical, en el que la cantante derrochó alegría, pasión por su trabajo, cercanía y, sobre todo, demostró que su gran talento le ha llevado a cumplir 20 años sobre los escenarios. La cantante presentó su último disco En la memoria de la piel, pero también realizó un recorrido por su trayectoria e interpretó canciones como A fuego lento, El talismán Pa ti no estoy

La gran cola que formaban los seguidores de la cantante a las puertas del Teatro Castelar presagiaba el éxito del concierto. Desde el principio de su actuación, Rosana demostró ser una mujer muy cercana a su público, y nada más subir al escenario quiso gastar una broma a aquellas personas que llegaron tarde: antes de interpretar su primera canción se compinchó con el resto de asistentes para despedirse del público tras la melodía inicial, como que ya había concluido su actuación. Los presentes se metieron en el papel de buen grado y se levantaron de sus asientos para decirle adiós, la estupefacción de los recién llegados era palpable. Una vez volvió a subir al escenario las risas llenaron el teatro. Desde ese momento continuó bromeando y hablando de tú a tú al público entre canción y canción. 


Rosana subió al anfiteatro durante el concierto | Jesús Cruces.

Durante todo el concierto el público bailó, cantó y aplaudió a la cantante con verdadero entusiasmo. Además, en numerosas ocasiones se levantó de sus asientos para aplaudir el talento de la cantante. Sin duda el momento más emocionante de la noche llegó durante los últimos minutos de la actuación de la canaria, mientras interpretaba A fuego lento y El talismán ya que  bajó del escenario y abrazó, besó y se fotografió con su público, además subió también al anfiteatro para que saludar. Estas muestras de cariño y cercanía así como su talento consiguieron que el público despidiese de pie y aplaudiese durante varios minutos finales a la cantante.

La cantante se marchó del escenario dando las gracias al público eldense por su gran acogida y les pidió que no permitiesen que "nada ni nadie" les quitase la sonrisa. 


La canaria demostró tener un gran sentido del humor | Jesús Cruces.

 

El concierto de Rosana en imágenes

img_5519
img_5622
img_5639
img_5646
img_5664
img_5681
img_5698
img_5704
img_5726
img_5730
img_5736
img_5739
img_5746
img_5751
img_5756
img_5769
img_5776
img_5781
img_5804
img_5826
img_5836
img_5852

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir